Rosa Díez reclama al PSOE que "se ponga a trabajar" para echar a ANV de los ayuntamientos y que cuente con el PP

Actualizado 30/04/2008 20:19:14 CET

Advierte de que es "más irresponsable" que el Gobierno niegue la crisis económica que "exagerar sobre su contenido"

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, reclamó hoy al PSOE que "se ponga a trabajar" para expulsar a Acción Nacionalista Vasca (ANV) de los ayuntamientos y reclamó a los socialistas que para ello no cuenten sólo con el PNV sino también con el PP, "el único partido que quiere echarles claramente y sin subterfugios de ningún tipo".

En una entrevista concedida a Europa Press, Díez defendió que para echar a ANV de los ayuntamientos "solo cabe la moción de censura" y rechazó las mociones éticas que los socialistas y el PNV presentaron en varios municipios vascos como Mondragón o Bergara. "Las mociones éticas están muy bien, pero aquí no estamos hablando de ética ni de estética, estamos hablando de democracia --argumentó--. Y no puede haber instituciones democráticas gobernadas por los enemigos de la democracia".

A su juicio, lo "más interesante" hubiera sido que el Gobierno no hubiera dejado entrar en las instituciones a los representantes de ANV "sabiendo que eran terroristas", aunque insistió en que ahora, para expulsarles de los ayuntamientos, "sólo cabe la moción de censura". "El PSOE se tiene que poner a trabajar, no sólo con el PNV sino también con el PP, que por cierto es el único que quiere echarles claramente y sin subterfugios de ningún tipo", subrayó.

En este sentido, indicó además que "comparte" las explicaciones que dio la concejala 'popular' en el Consistorio de Mondragón para no apoyar la iniciativa de PNV y PP porque entiende los motivos que la impulsaron a no votar a favor, pero considera que "se equivocó". A su juicio, "todas las razones que dio eran ciertas y muy comprensibles, pero ella misma pensó que debía haber votado a favor y haberlo explicado después".

La portavoz de UPyD rechazó asimismo la posibilidad de que el PSE y el PNV constituyan Gobierno en el País Vasco tras las próximas elecciones autonómicas porque, para ella, "la alternativa no es más nacionalismo sino constitucionalismo". "La alternativa es que por fin gobiernen los partidos constitucionalistas y que el nacionalismo pase a la oposición", insistió tras enfatizar que esta es la fórmula a la que ella se "apunta".

NADA POR DEBAJO DE UN PACTO DE ESTADO.

Además, respecto a política antiterrorista, advirtió de que su partido no se conformará "con nada que esté por debajo de un pacto de Estado" y reclamó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ofrezca este consenso "con la misma claridad" con la que lo ofreció en el año 2000 cuando era líder de la oposición. "Ese día me quedaré yo tranquila", subrayó.

Para Rosa Díez es necesario además ampliar estos pactos de Estado a otras materias como política exterior, economía, inmigración o justicia. Respecto a esta última, reclamó que las negociaciones abiertas por PSOE y PP busquen "resolver la situación y terminar con la dependencia del sistema judicial al poder político" y no solo "un acuerdo en el reparto de cargos".

Así, emplazó a ver "en qué se concretan las buenas palabras y los buenos gestos" de los dos principales partidos y manifestó su esperanza de que ambos "se enfrenten a la situación". "Lo que de verdad hace falta es un gran pacto de Estado, que pasa por tener un diagnóstico común sobre cuál es la situación y cómo enfrentarnos a ella", insistió.

LA PRIMERA MEDIDA, RECONOCER LA CRISIS.

Otro de los temas más importantes de la legislatura es la economía, respecto a la que Rosa Díez advirtió de que "es más irresponsable" que el Gobierno niegue que existe una crisis "que exagerar sobre su contenido". Por ello, enfatizó que la primera medida que debe tomar el Ejecutivo es reconocer "la crisis económica" que atraviesa el país.

"El problema del Gobierno respecto de la situación económica es que se han convertido en unos expertos en pervertir el lenguaje, y a partir de pervertir el lenguaje en pervertir la política --criticó--. Es la estrategia de llamar a las cosas por los nombres que no son y entonces, a partir de ahí, negar la realidad. Éste es un Gobierno que gobierna contra la evidencia, contra la realidad".

En este sentido, censuró que el Ejecutivo "cambia el nombre de las cosas a ver si consigue cambiar la realidad" y advirtió de que "tan irresponsable es exagerar la situación económica como negar que exista una crisis". "Es más, diría que es más irresponsable negar que exista una crisis si quien lo hace es quien tiene los instrumentos para afrontarla que exagerar sobre su contenido", apuntó.

Por ello, avisó de que Zapatero no tomará las decisiones "que debe tomar" mientras "siga instalado en la autocomplacencia" y le acusó de estar "empeñado" en "atizar" a todo el que se "atreve" a decir que España vive en situación de crisis. "Es esa imagen goyesca de que el mundo se hundía a su alrededor y estaban los dos hombres encelados en atizarse entre ellos", argumentó para lamentar a continuación que el país tiene "muchas luces rojas encendidas" mientras que el jefe del Ejecutivo "está encantado".

RETRATARSE EN LA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL.

La primera iniciativa presentada por la diputada de UPyD en el Congreso fue una propuesta de reforma de la Ley electoral, una de sus principales reivindicaciones durante la campaña electoral. Al respecto, señaló que ahora cada partido tendrá que "retratarse" durante el trámite de modificación de "una ley injusta desde la perspectiva del pese del voto de cada ciudadano".

Después de haber conseguido más de 300.000 votos en las elecciones generales, UPyD planea presentarse a los comicios europeos y, también, a las autonómicas vascas. Según explicó, "lo más difícil" fue conseguir presentar listas el pasado 9 de marzo en todas las circunscripciones y, a partir de ahí, el partido sigue trabajando para aumentar su representación en las instituciones.

Sin embargo, indicó que todavía no se ha barajado quiénes serán los candidatos y reconoció que es algo que el partido deberá abordar "urgentemente", junto a la elaboración de los programas electorales y las estructuras internas. "También son importantes las personas que van a dar la cara en nombre de nuestro partido, no hemos empezado y tenemos que empezar inmediatamente a ello", confesó.