Actualizado 23/06/2009 22:40 CET

Rubalcaba destaca que es la tercera vez que la Policía detiene a un comando antes de que atente

Rubalcaba en el congreso
EP

WASHINGTON, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, destacó este martes que la operación desarrollada en Guipúzcoa que ha permitido la detención de tres presuntos etarras supone la tercera ocasión en la que la Policía Nacional consigue arrestar a un comando antes de que actúe.

"Es la tercera vez que la Policía hace la misma operación, que es desmantelar un comando que todavía no ha actuado pero que iba a actuar", dijo el ministro en Washington, donde se reunió con el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder.

En concreto, el titular de Interior se refería a las operaciones policiales que permitieron la desarticulación en Pamplona del comando 'Hego Haizea', el pasado 27 de octubre, y la detención en Vitoria y Bilbao de los miembros del comando 'Aihur' tras la captura en Francia del ex jefe militar Jurdan Martitegui Lizaso.

Rubalcaba incidió además en que en el caso del comando arrestado esta madrugada "era evidente" además porque "tenía dinamita". La Policía se incautó en esta operación de 75 kilos de explosivo, así como cordón detonante, unos grilletes y un manual de lucha callejera, además de diversa documentación y ordenadores.

El ministro de Interior se encuentra de visita en Estados Unidos, en el marco de la cual se entrevistó con el fiscal general estadounidense, Eric Holder, el responsable de Justicia en el país norteamericano.

Ambos firmaron un convenio de colaboración para aumentar la cooperación entre ambos países para impedir y combatir la delincuencia grave y que, entre otros puntos, recoge el intercambio de información de los datos contenidos en los sistemas nacionales automatizados de identificación dactiloscópicos, así como el acceso a los datos de los ficheros de análisis del ADN, con el que firmará un acuerdo de cooperación para prevenir y combatir la delincuencia. El texto será suscrito también por el departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Posteriormente, el ministro español acudirá a la sede de la CIA, donde se entrevistará con el director adjunto de la agencia, Stephen R. Kappes.