Rull (CDC) comparte que la mayoría absoluta es suficiente para ir hacia la independencia

Josep Rull
CDC. MARC VIDIELLA
Publicado 04/08/2015 11:07:07CET

Ve inaudito que el Gobierno pida neutralidad a Mas: "No se lo pedirán a Rajoy"

BARCELONA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de CDC, Josep Rull, ha compartido este martes que la mayoría absoluta es suficiente para que las fuerzas independentistas que concurren a las elecciones del 27 de septiembre en Cataluña avancen hacia la independencia.

En una entrevista en el canal 3/24 recogida por Europa Press, ha coincidido así con la postura defendida por el líder de ERC, Oriol Junqueras, y ha insistido en que les hubiera gustado celebrar un referéndum pactado con el Gobierno como permite la Constitución, pero que su negativa ha sido "constante".

"Por ello, si tenemos que usar el formato de elecciones, contemos como unas elecciones. Con la mayoría absoluta de escaños hay un mandato suficiente para iniciar el proceso", ha enfatizado.

Tras asegurar que el presidente de la Generalitat será Artur Mas si gana la candidatura Junts pel Sí el 27S, ha apostado por configurar un gobierno "del máximo nivel de concentración" tras los comicios que deberá culminar la transición nacional sin olvidarse de la gestión del día a día.

Para Rull, Junts pel Sí es una "candidatura de Estado" con miembros que proceden de diversos ámbitos y los ciudadanos deben ver en ella la papeleta del sí a la independencia de Catalunya.

También ha considerado inaudito que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, exija neutralidad a Mas en el proceso electoral: "No puede pedir a Mas lo que no pedirá a Mariano Rajoy. Si Rajoy es candidato, ¿no hará de candidato?"

A su juicio, el presidente del Gobierno reconoce que el 27S servirá para hablar de la independencia de Catalunya "y no para escoger un parlamento autonómico", y ha lamentado que recurran al Código Penal contra intentar frenar la voluntad de los catalanes.

ORDENAMIENTO JURÍDICO

El dirigente de CDC ha explicado que, en caso de iniciarse en el proceso de desconexión de España, deberá prepararse el ordenamiento jurídico haciendo una transición entre las leyes españolas y catalanas.

Al preguntársele en qué momento se producirá el choque entre ambas posiciones, ha señalado que su objetivo "no es obedecer una ley española, es obedecer una catalana emanada de un Parlament legitimado y democrático, por lo que habrá una superación de legitimidades".