Sánchez llama a no apostar por una "soberanía pequeña e inútil" en un discurso sin menciones a Cataluña

Actualizado 22/07/2019 16:13:49 CET
446683.1.500.286.20190722144244
Vídeo de la noticia

Dice que las tensiones territoriales se superarán no solo con la ley sino también con "un proyecto colectivo de regeneración nacional"

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Sigue aquí en directo el debate de investidura de Sánchez

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, ha llamado este lunes a aprender las lecciones del Brexit y a no apostar por una "soberanía pequeña e inútil", en un discurso en el que no ha mencionado expresamente a Cataluña y solo ha aludido a "tensiones territoriales".

"¿Es más útil ejercer una soberanía pequeña e inútil desde el aislamiento o ser parte de un espacio común compartiendo soberanía para hacer frente a los desafíos que nos desbordan como país?", ha dicho Sánchez en el tramo final de su discurso en el debate de investidura. Y ha añadido que a su juicio, "la respuesta es clara: compartir, no dividir; integrar, no aislar".

Como ha hecho su Gobierno en los últimos meses, el líder socialista ha llamado a aprender de las lecciones del Brexit, un proceso que es "contrario al sentido de la historia", que se ha construido "sobre la falacia y la mentira" y que ha "debilitado" a una democracia tan importante como la británica hasta el punto de "socavar los consensos más esenciales y primarios" entre los británicos.

La alusión más directa de Sánchez al desafío independentista en Cataluña ha sido al cabo de casi media hora de discurso, para decir que la superación de "las tensiones territoriales no vendrá solamente de la invocación de la ley y de la Constitución y de su aplicación", aunque ésta es "sin duda alguna necesaria". La superación, ha dicho, "derivará de un proyecto colectivo de regeneración nacional, de progreso y de inspiración europeísta".

Sin descender a lo concreto, sus dos únicas menciones a las cuestiones territoriales las ha enmarcado en su apuesta por una Europa unida, alegando que en la "Europa de las regiones", la vertiente local y territorial será clave para responder a algunos desafíos y para legitimar "aún más" el proyecto europeo.

Además, ha utilizado los argumentos de que los países europeos solo son "gigantes entre gigantes" si están juntos, pero "cuentan poco" por separado y que la UE ha sido "el espacio en el que se han superado las rivalidades nacionalistas que llevaron a dos guerras devastadoras" y ello por la vía de "compartir soberanía, no cederla".

Así, ha opinado que Europa "debe ser también el ámbito donde se superen las rivalidades dentro de los países". "El horizonte superador de nuestras propias tensiones internas", ha resumido.

En ese contexto, se ha preguntado "qué sentido tiene fomentar la desunión, la desagregación, la división dentro de España", y "levantar fronteras internas", cuando lo que hace falta es "más Unión Europea" y "derribar muchas fronteras externas". "Es ir contra la historia", ha advertido a los independentistas sin dirigirse expresamente a ellos.

UN "CATALÁN ESPAÑOL" PARA EUROPA

Sánchez ha apostado por "una España autonómica en una Europa federal, un nuevo espacio de soberanía que no merma el sentimiento de pertenencia" porque "nadie es menos español, menos catalán, menos vasco, menos madrileño o menos andaluz por ser europeo", sino que más bien ser europeo "refuerza" las identidades.

En la misma línea, ha defendido que, si bien España llegó "más tarde de lo que merecía" al proyecto europeo, llegó "para quedarse" y hoy tiene un "renovado protagonismo" cuyo mejor ejemplo es "la candidatura de Josep Borrell, un español, catalán, un catalán español, para estar al frente de la diplomacia europea".

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA E INFRAESTRUCTURAS

Para Sánchez, "España no se divide en diecisiete comunidades y dos ciudades autónomas", sino que "se une en su diversidad desde diecisiete comunidades y dos ciudades autónomas".

El candidato ha reconocido que está pendiente el reto de abordar la reforma del sistema de financiación autonómica y local, concretando necesidades y recursos para fortalecer la suficiencia, la solidaridad interterritorial y, a la vez, el Estado del Bienestar, que gestionan en gran medida las comunidades autónomas, y se ha mostrado convencido de que el primer paso para ello ha sido la recuperación del diálogo con éstas "a todos los niveles".

Sánchez ha elogiado el Estado autonómico, que considera "una gran idea", destacando que ha servido para cohesionar España y reducir desigualdades, pero ha admitido que persisten desequilibrios para garantizar la igualdad de derechos, entre ellos el de las infraestructuras.

Así, se ha comprometido a impulsar un un Pacto de Estado en esta materia que garantice el cumplimiento de los planes ferroviarios de alta velocidad actualmente en ejecución, estudie conexiones "largamente demoradas", como la de Cantabria o la de Extremadura, y determine la inversión en Cercanías y las actuaciones
necesarias en los corredores Mediterráneo y Atlántico.

Contador