Sánchez recuerda a la Generalitat que la Fiscalía tiene autonomía, tras pedirle que retire el delito de rebelión

405485.1.644.368.20180903092755
Vídeo de la noticia
Actualizado 03/09/2018 13:48:43 CET

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado hoy a la Generalitat de Cataluña que la Fiscalía tiene autonomía para realizar su trabajo, después de las reiteradas peticiones que se están realizando desde el Ejecutivo catalán y el independentismo para que el ministerio público cambie la calificación y no acuse de rebelión a los soberanistas presos.

Así lo ha asegurado el jefe del Ejecutivo español durante una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, en la que ha dejado claro que el Gobierno tiene que respetar la autonomía del poder judicial, que la autonomía de la Fiscalía General está recogida en la Constitución y que lo importante para resolver la situación es aplicar "Ley y diálogo".

El jefe del Ejecutivo respondía así a una pregunta sobre la petición que le ha hecho el vicepresidente del Gobierno catalán, Pere Aragonés, quien ha reclamado que oriente la posición de la Fiscalía General del Estado y de la Fiscalía.

"LEY Y DIÁLOGO"

"Lo que siempre he defendido es que el Gobierno de España por un lado tiene la ley y por otro tiene una vocación inequívoca de dialogar con las partes en Cataluña", ha precisado antes de insistir en que la intención del Ejecutivo es "dialogar" y "resolver la crisis política". "Para eso manifestamos nuestra voluntad inequívoca de explorar todas las opciones políticas para lograr ese consenso que nos permita resolver esta crisis que dura más de una década", ha apostillado.

Pero ha añadido que "por otro lado, el Gobierno de España va a respetar la legalidad" y eso, ha recalcado, significa "respetar la autonomía del Poder Judicial y de la Fiscalía General del Estado".

Y ha recordado que la autonomía de la Fiscalía General está "recogida en la Constitución", por lo tanto, ha dejado claro que su fórmula es "Ley y diálogo" para resolver esta crisis política que, ha dicho, "no sólo está condicionando la política catalana, sino también la española".