Actualizado 15/01/2021 15:42 CET

Sanz Roldán niega amenazas a Corinna y justifica su denuncia contra Villarejo en la defensa de agentes del CNI

Félix Sanz Roldán declara en el juicio contra el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo.
Félix Sanz Roldán declara en el juicio contra el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo. - TSJM

Rechaza informar del contenido de su reunión con la ex amante del Rey Emérito para no vulnerar la ley

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán ha negado este viernes de forma taxativa ante un tribunal que amenazara a Corinna Larsen, ex amante del Rey emérito Juan Carlos I, y a su hijo durante una reunión que ambos mantuvieron en mayo de 2012 en Londres, si bien ha rechazado dar cuenta del contenido de dicho encuentro o de si éste tenía como objeto la defensa de la Seguridad del Estado amparándose en la ley.

"Es mentira, yo jamás he amenazado a una mujer y a un niño", ha afirmado tajantemente al ser preguntado por la Fiscalía sobre las declaraciones que el comisario jubilado José Manuel Villarejo dio en 2017 al programa 'Salvados' de La Sexta, en las que aseguró que Sanz Roldán había amenazado de muerte Larsen y a su hijo, en el marco del juicio celebrado este viernes en el Juzgado de lo Penal Número 8 de Madrid contra el ex policía por presuntos delitos de calumnias y denuncia falsa.

Sanz Roldán, al que el propio juez Jesús de Jesús Sánchez ha recordado que, dada su condición de ex director del CNI podrían surgir preguntas que no pudiera contestar, según establece el artículo 417.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), sí ha reconocido que mantuvo una reunión con Larsen en Londres en 2012, pero ha rehusado dar más detalles. "Es público", se ha limitado a indicar.

También ha negado, a preguntas de la defensa, que en la primavera de 2013 enviara a una agencia de seguridad de Mónaco a ocupar y registrar las oficinas y el apartamento de Larsen en el principado. "El CNI solo puede actuar en el país en el que existe, no tengo capacidad para hacer nada fuera de España, caería en grave responsabilidad, salvo misiones en el exterior aprobadas por el Estado", ha indicado.

LA FOTO DE VILLAREJO

La otra parte de su declaración ha girado en torno a la denuncia que hizo a raíz de una fotografía publicada en 'El País' para ilustrar un artículo sobre los supuestos "tentáculos" de Villarejo en el mundo judicial. En ella se ve al ex comisario bajando de un avión y, según él, de esta forma se destapó una operación antiterrorista llevada a cabo en Melilla de la que volvían. El antiguo policía sostiene que la imagen la difundió el CNI y lo denunció, si bien la denuncia fue archivada y ahora se le juzga por denuncia falsa.

Preguntado por el Ministerio Público sobre las razones de su denuncia a la Fiscalía Anticorrupción, Sanz Roldán ha contestado que en la información ilustrada por la citada foto se decía que el CNI podría haber interferido en una operación antiterrorista, lo que a su juicio era de "extrema gravedad".

"Me sentí mal", ha explicado. "Pensé en los más de 3.000 hombres y mujeres que trabajan conmigo en el CNI, que no tienen identidad y que no pueden defenderse (...) Como ellos no pueden defenderse, tiene que haber alguien que los defienda, especialmente de unas manifestaciones tan agresivas. (...) Y, como quiero seguir mirando a la cara a mis subordinados, inmediatamente puse los hechos en manos de la Justicia", ha ahondado, apostillando que "lo haría de nuevo hoy".

Sanz Roldán ha afirmado que tuvo conocimiento de la foto de Villarejo por primera vez cuando se publicó en 'El País' y ha subrayado que, si bien probablemente este último le concediera "muchísima importancia", para él no fue así. "Adquiere importancia para el CNI cuando alguien dice que mediante esa foto hemos estropeado una operación antiterrorista", ha enfatizado.

En cualquier caso, y a preguntas del abogado defensor, el ex jefe del CNI ha valorado que, dado el encuadre de la fotografía, no puede deducirse dónde fue tomada, si fue en Melilla como decía el pie de foto, o que obedeciera a una operación concreta, de modo que ha considerado "metafísicamente imposible" que pudiera servir para boicotear operativo alguno.

NO CONOCE A VILLAREJO

Además, Sanz Roldán ha negado de forma categórica conocer personalmente a Villarejo, del que ha dicho que le ha visto hoy por primera vez. También ha negado que hubiera participado en actividad alguna con el CNI durante la etapa en la que él estuvo al frente del Centro Nacional de Inteligencia. "Y si lo hubiera sabido lo hubiera prohibido", ha añadido.

Sobre la relación de ambos ha insistido en su interrogatorio el defensor de Villarejo, José García Cabrera, para obtener una y otra vez respuesta de la inexistencia de dicha relación en boca de Sanz Roldán, momento en el que el juez ha intervenido para manifestar que dicho extremo ya había sido aclarado de forma suficiente.

Igualmente, ha negado que el periodista de 'El País' Javier Ayuso haya sido nunca del CNI o haya colaborado con la agencia de inteligencia.

LA OPERACIÓN EN MELILLA

A continuación han declarado, a instancias de la defensa, la ex responsable del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y actual jefa de Gabinete de la ministra de Defensa, Esperanza Casteleiro, y el que fuera jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) José Luis Olivera, para testificar por el asunto de la fotografía.

Olivera ha confirmado que la fotografía corresponde a un viaje que él, otros dos "altos responsables del CITCO" y Villarejo hicieron a Melilla en julio de 2015 para "una reunión de inteligencia antiterrorista", según reza en el documento de comisión de servicio que, para no incurrir en infracciones legales como revelación de secretos, es lo máximo que ha podido indicar. No obstante, sí ha concretado que ese desplazamiento fue autorizado por la Secretaría de Estado y el Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía.

Según Olivera, la primera vez que tuvo conocimiento de esa fotografía fue en el marco de una reunión en el Ministerio de Interior con Sanz Roldán. "¿Has visto la foto de 'El País'?", ha dicho citando al ex jefe del CNI. A partir de ahí, --ha relatado-- hicieron comentarios "jocosos" sin trascendencia. Sin embargo, tal afirmación contrasta con lo declarado justo antes por Sanz Roldán, que a preguntas de la defensa ha contestado que no habló de la instantánea con el entonces responsable del CITCO. "En absoluto", ha dicho.

Olivera tamabién ha venido a refutar la declaración de Casteleiro en lo tocante a si ella tenía conocimiento de esa operación en Melilla. "Yo creo recordar que lo comentamos, porque además viajaba gente que llama la atención que viajara, el director del CITCO y los dos máximos representantes de la inteligecnia antiterrorista del CITCO en aquel momento", ha respondido, al ser cuestionado sobre si Casteleiro conocía ese operativo, algo que ella ha negado poco antes.

Por otro lado, Olivera ha declarado que conocía la mala relación que había entre Villarejo y Sanz Roldán y ha situado el inicio de las tensiones en la 'Operación Emperador'. Asimismo, ha comentado que el ex comisario le trasladó su "ánimo de que se recuperaran las buenas relaciones, la paz social". "Y se trató de hacer todo lo posible para ello", ha asegurado.

Olivera ha reconocido, por preguntas de la Abogacía del Estado, que tenía una "relación de amistad" con Villarejo, si bien a renglón seguido ha recalcado que eso no le ha impedido decir la verdad.

Para leer más