Actualizado 27/09/2012 01:07 CET

Segunda jornada de protesta en la zona de Neptuno

Concentración de 'indignados' en la plaza de Neptuno
EUROPA PRESS

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Varios centenares de personas han secundando la segunda jornada de protesta convocada por la coordinadora 25-S en la plaza de Neptuno (Cánovas del Castillo) para pedir cerca del Congreso de los Diputados la dimisión del Ejecutivo y el inicio de un proceso constituyente.

El grueso de la protesta se concentraba pasadas las 19.00 horas en el inicio de la Carrera de San Jerónimo, en el espacio que hay entre las vallas de seguridad montadas por la Policía para impedir el paso hacia las Cortes y la intersección con la plaza.

Otro grupo de personas, más minoritario que el anterior, se situaba en la zona central de la glorieta, pegados a la fuente de Neptuno. No obstante, al menos hasta las siete de la tarde, el número de congregados en la zona era notablemente menor que el día anterior y, por ejemplo, el tráfico no había sido cortado en el Paseo del Prado.

Pegados a las vallas de seguridad, unas 200 personas protagonizaban --controladas por un cordón policial-- desde el inicio de la protesta una sentada simbólica de espaldas al Congreso. Al menos una veintena de furgonetas de los antidisturbios custodiaban una jornada más la calle en la que se ubica la Cámara Baja.

Al igual que este martes, se escuchaban gritos pidiendo la dimisión del Gobierno de Mariano Rajoy y lemas habituales como "detenidos, liberad" y "no tenemos miedo", después de que en la jornada anterior la protesta acabara con varias cargas policiales y enfrentamientos entre los agentes y los manifestantes.

Según ha explicado a Europa Press Mercedes, miembro de la coordinara 25-S, el objetivo este miércoles es, además de mostrar la solidaridad con los detenidos y heridos en la jornada anterior, dejarle claro al Ejecutivo que no tienen previsto cesar en su intención de llevar su protesta a los alrededores del Congreso.

"El Gobierno no tiene legitimidad, ha incumplido sistemáticamente todo lo que prometió, y no pararemos hasta dar a entender que lo que pedimos es justo", ha señalado Mercedes al tiempo que ha reconocido que espera que no se vuelvan a repetir los sucesos del día anterior.

INCIDENTE POR UNA BANDERA

Un grupo de manifestantes han protagonizado pasadas las 21.00 horas una breve tangana frente al Hotel Palace, en la plaza de Neptuno (Cánovas del Castillo), a cuenta de una bandera de España que fue desplegada durante unos segundos con la leyenda 'Abajo el regimiento'.

Los hechos se desencadenaron después de que una persona se encaramase a una de las tribunas habilitadas por la prensa en la céntrica plaza, desde donde mostró la bandera nacional. Rápidamente, otra persona le arrebató de manera violenta la bandera y la lanzó al gentío, lo que derivó en un forcejeo entre varias personas por la bandera y una tangana posterior.

Finalmente, un manifestante decidió llevarse la enseña, situándola lejos de los manifestantes, según relató a Europa Press, "para evitar incidentes". Concretamente, la dejó apoyada en una esquina del vallado que custodia la policía, sin que nadie más hiciera el intento de cogerla.

ZARANDEADO DE VALLAS

Un reducido grupo de manifestantes, como unas quince personas, con las caras tapadas con pasamontañas o pañuelos se ha agolpado poco después de las diez y media de la noche frente al vallado custodiado por la Policía en la zona de Neptuno para impedir el paso en la Carrera de San Jerónimo, calle en la que se encuentra el Congreso.

Los agentes, que en ningún momento se han puesto los cascos antidisturbios ni han hecho amago de intervenir, han grabado esta acción en la que unas quince personas han zarandeado las vallas de protección.

La gran mayoría de los manifestantes que a esa hora continuaba en la zona --de donde ya se habían ido muchos y donde había relativa calma-- han respondido una vez más con gritos de "fuera, fuera" y de "infiltrados, infiltrados" para reprobar la acción de este grupo con estética antisistema.

Acto seguido, muchos de los manifestantes que han secundado la segunda jornada de protesta 'Rodea el Congreso' han rodeado a algunos de los exaltados que se habían posicionado frente al vallado de la Policía, cruzando con éstos insultos y empujones, y recriminándoles que actúen con violencia.