Senado insta al Gobierno a defender la elección del castellano en educación en las CCAA donde hay dos lenguas oficiales

SENADO DE ESPAÑA
Publicado 26/09/2018 13:40:24CET

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Senado insta al Gobierno, con los votos exclusivamente del PP, a desarrollar las acciones que sean necesarias en el ámbito escolar para defender la educación integral en las comunidades autónomas donde hay dos lenguas oficiales, con el objetivo de que los padres "puedan elegir la lengua --por el castellano-- en la que se educan sus hijos" evitando así "el adoctrinamiento".

La senadora 'popular' Salomé Pradas, quien ha defendido esta moción, ha explicado que su grupo "lo tiene claro" y que defenderá "sin complejos la libertad frente al adoctrinamiento". Así, ha pedido a los grupos que "no se queden quietos ante el chantaje político" que supone, a su juicio, "no poder elegir la lengua vehicular" en la enseñanza.

En este sentido, ha denunciado durante su exposición ante el pleno del Senado que hoy no se puede elegir la lengua en al que los hijos son educados debido a políticas de inmersión lingüística que se usan "como arma de adoctrinamiento".

Así, Pradas ha recalcado que la defensa de la libre elección de lengua no está reñida con la diversidad y ha subrayado que éstas son un "rico patrimonio cultural, parte de la riqueza y de la historia" por lo que deben convivir con el castellano.

CIUDADANOS APOYA EL FONDO

Lorena Roldan (Ciudadanos) ha señalado durante su turno de presentación de enmiendas a la moción, que aunque en el fondo apoyan lo que plantea el grupo 'popular', ellos defiende otro modelo basado en el trilingüismo, ya que en él se basan "las escuelas de élite". A esto, el senador del PP José Ramón Bauzá le ha respondido que Cs no tiene "el copyright" del trilingüsimo porque ya se desarrollo en 2012 por el PP en Baleares.

Por otro lado, Roldán ha recalcado que desde el partido 'naranja' trabajan para acabar con el adoctrinamiento en Cataluña, Baleares y Comunidad Valenciana, por lo que no desean que una lengua se imponga a otra. "Las lenguas tienen dos grandes enemigos, quienes las imponen y quienes las prohiben", ha sentenciado.

Además, Roldán, quien ha señalado que su grupo se iba a abstener, ha exigido la creación de una agencia independiente de la Alta Inspección para que realice informes sobre educación que no puedan ser ocultados por el Gobierno.

Por su parte, el senador de Compromís Carles Mulet ha recriminado a la senadora 'popular' que su grupo "no tiene vergüenza ni la conoce" al presentar la moción y le ha echado en cara que el PP "odia la lengua de los valencianos". En este sentido, ha explicado que tras esta moción lo que realmente hay es una lucha de PP y Cs por ver "quién es más falangista" de los dos. "Con el fin del bipartidismo y la aparición de un partido a la derecha de ustedes -por Ciudadanos-, ahora luchan por ver quien es mas falangista", ha recalcado.

El portavoz del Grupo Socialista, Modesto Pose, ha lamentado que el PP "juegue con el debate de las identidades" porque "porque se sabe donde empieza pero no donde culmina". Así, ha indicado que la moción ha sido presentada "para meter el dedo en el ojo" porque, a su juicio, "no les ha gustado que haya habido una moción de censura".

En este sentido les ha reprochado al los 'populares' que se hayan "echado al monte" y les ha invitado a bajar de ahí porque "la competencia con Ciudadanos es insana e irresponsable".

Por su parte, el senador de Unidos Podemos-En Comù Podem-En Marea, Óscar Guardingo, ha señalado que en la enmienda que ellos proponían a la moción -enmienda rechazada por el PP- optaban por la riqueza y diversidad lingüística y "en contra de la catalanofobia del PP", y ha explicado que se deberían aplicar medidas tales como "incluir el estudio de una segunda lengua española en lugares donde solo es oficial el castellano", "que TVE emitiera películas en catalán, vasco o gallego en versión original con subtítulos en castellano, o que RNE incluyera música en otras lenguas para promover la cultura".

A estas iniciativas ha sumado la de que las bibliotecas de toda España incluyeran títulos en otras lenguas oficiales, con el objetivo de fomentar la pluralidad.

EL PP "BUSCA LA CONFRONTACIÓN"

Mulet (Compromís) ha recalcado que en la Comunidad Valenciana la realidad "no es la que dibuja" el PP y les ha acusado de "inquisitoriales" y de buscar la "confrontación" social. "La moción profundiza en la crispación y en separar a la gente", ha reiterado, para luego añadir que por muchas enmiendas que presente su grupo, desde el PP "continuarán con la campaña de radicalización".

En la misma línea se han pronunciado el senador de PdeCAT Joan Bagué, quien ha calificado la moción de "monumento a la mentira y a la falacia" y ha acusado al PP de tener fijación con otras lenguas.
"Ustedes esparcen mentiras y falsedades, se inventan guerras y conflictos lingüísticos; ustedes tergiversa y mezclan, por ejemplo mezclan el procés con la lengua, y no tiene nada que ver", ha enfatizado.

"EL MANTRA DEL VICTIMISMO"

La senadora del Grupo Parlamentario Vasco María Eugenia Iparragirre ha ahondado en la idea de que la moción tenía una intencionalidad política que iba más allá de la educación en las escuelas y ha acusado a lo 'populares' de enarbolar "el mantra del victimismo".

Al respecto, el senador de ERC Bernat Picornell ha indicado que la política está ante "una gran batalla para ver quien dice la mentira más grande para ganar votos y peso", haciendo alusión a PP y Cs. En este sentido, ha lamentado que el PP crea que el catalán es una herramienta de adoctrinamiento cuando realmente es un "ascensor social". "El catalán es un modelo de éxito y ustedes quieren aniquilarlo", ha sentenciado.

Pradas (PP) ha concluido la presentación de la moción señalando que continuará defendiendo "la libertad de elección de los padres" y luchando para que "no se margine a los niños cuyos padres quieren que se les eduque en castellano".