29 de febrero de 2020
 
Publicado 11/02/2020 14:30:35CET

El Senado retoma el proyecto de ampliación que inició en 2008 con la compra de la antigua sede de la Inquisición

Esquina entre las calles Torija y del Reloj del Convento de las Reparadoras, en Madrid.
Esquina entre las calles Torija y del Reloj del Convento de las Reparadoras, en Madrid. - EUROPA PRESS

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Mesa del Senado ha decidido retomar el proyecto de ampliación de las instalaciones de la Cámara que se inició en 2008, cuando Patrimonio del Estado compró el vecino convento de las Reparadoras, antigua sede de la Inquisición. La crisis económica y la falta de estabilidad presupuestaria ha ido retrasando la idea, hasta ahora.

La vicepresidenta primera del Senado, Cristina Narbona, ha anunciado que los miembros de la Mesa visitarán la semana que viene el edificio para conocerlo y dar un empujón al proyecto de ampliación, "absolutamente necesario". Cualquier proyecto de obra pasa por que se aprueben los Presupuestos del Estado y Hacienda permita la inversión.

Se trata del convento de las Reparadoras, situado en uno de los lados de la plaza de la Marina Española donde se encuentra la entrada principal del Senado. La compra, a cargo de Patrimonio del Estado, se formalizó ante notario en enero de 2008 tras un largo proceso de negociación y de trámites entre el Senado, la congregación de religiosas que vivían en el convento, el Ministerio de Economía y Hacienda y el propio Vaticano, que tuvo que dar el visto bueno a la operación al ser el edificio un bien de la Iglesia Católica.

La venta se cerró en 36 millones de euros, según los datos recogidos entonces por Europa Press, y las monjas que aún vivían en el convento tuvieron que marcharse meses después porque la intención era arrancar las obras al año siguiente.

El proyecto incluía nuevos despachos para senadores y personal, pero incluso también dependencias para las comunidades autónomas, con la intención de facilitar su presencia en la Cámara Alta. Y para comunicar el edificio actual con el nuevo, se llegó a plantear un túnel o una pasarela elevada.

DE SEDE DE LA INQUISICIÓN A CONVENTO.

El edificio tiene su entrada principal en la calle Torija, en el número 12. Allí se levantó en 1735 un edificio del arquitecto Ventura Rodríguez destinado a ser la sede del Consejo de la Suprema Inquisición, en una etapa de inactividad cada vez mayor de esta institución que no fue sin embargo abolida hasta bien avanzado el siglo XIX. Es un caserón de ladrillo rojo y piedra de cantería de tres pisos de altura.

El Consejo de la Suprema era el máximo órgano de la Inquisición y estaba presidido por el Inquisidor General. Sus funciones eran revisar las vistas y causas, ordenar inspecciones, dar instrucciones a los tribunales y actuar como uno de ellos para juzgar a los miembros del Santo Oficio.

Tras la abolición de la institución, el edificio pasó a ser sede del Ministerio de Fomento, luego fue transformado en hotel y después, en imprenta, hasta que en 1897 se convirtió en el convento de las Reparadoras. Desde la compra por el Senado ha permanecido cerrado.

473905.1.260.149.20200211143035
Vídeo de la noticia
Contador

Para leer más