Soria (PP) no teme perder apoyos en el Congreso del PP y admite que nunca hace caso a amenazas "vengan de quien vengan"

Actualizado 07/09/2008 15:58:47 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP en Canarias, José Manuel Soria, asegura que no teme perder apoyos en el XII Congreso Regional del PP tras el enfrentamiento con el ex presidente popular en Fuerteventura, Domingo González Arroyo, al tiempo que admite que "nunca" hace "caso de amenazas vengan de quien vengan".

En una entrevista concedida a Europa Press, el líder de los conservadores en el archipiélago afirmó que ante el Congreso, a celebrar los próximos días 27 y 28 de septiembre, no tiene "ningún temor" a perder apoyos tras el cese del presidente del PP en Fuerteventura, Domingo González Arroyo, el pasado mes de julio al secundar la moción de censura presentada en La Oliva (Fuerteventura) contra los socios del PP en el Gobierno de Canarias, Coalición Canaria.

Al entender de Soria, desde la expulsión de González Arroyo "ha entrado una bocanada de aire fresco en el PP en Fuerteventura" gracias a una comisión gestora, así como sostiene que "muchos militantes" le han confesado que "estaban esperando desde hace muchos años una situación como la que ahora mismo hay, que están nuevamente ilusionados y que ahora pueden expresar con mayor claridad lo que quieren y lo que piensan para el partido".

En cuanto a la apertura del expediente disciplinario interno anunciado para sancionar por su infracción "grave" a los ediles del PP de La Oliva, Soria dijo que lo que ocurra dependerá del Comité de Derechos y Garantías, un órgano del que añadió que no podía anticipar en qué plazos podrá pronunciarse.

El máximo dirigente popular hizo especial hincapié en que "en todos los rincones de Canarias los reglamentos y los estatutos del PP son de obligado cumplimiento para todos los militantes, desde el presidente hasta el último afiliado que ha llegado, y si alguien no comprende eso es que su lugar no está en el PP".

Cuestionado sobre la advertencia de González Arroyo de impugnar a los compromisarios designados por Fuerteventura en el Congreso Insular del partido y con presentarse a la reelección pese a haber sido expulsado, Soria subrayó que "nunca" hace caso ni "presta atención" a amenazas, "vengan de quien vengan".

MILITANCIA DE BASE

Asimismo, Soria espera que el próximo Congreso Regional sea "el congreso de las bases del PP y a eso responden las composiciones de los compromisarios que se han elegido o pactado en las diferentes asambleas locales de toda Canarias".

Confía en que en dicho encuentro se "mantengan los valores, principios y convicciones" del partido y que "se oigan más las voces de la militancia de base, de ésa que trabaja siempre por el partido sin pedir nada a cambio, de ésa que siempre está cuando se les llama y nunca piden un cargo ni una responsabilidad ni ir en una lista electoral".

SECRETARIO GENERAL CON "AMPLIA EXPERIENCIA"

Por otro lado, el también vicepresidente y consejero de Economía del Gobierno canario dijo estar de acuerdo con las afirmaciones de la presidenta del PP en Tenerife, Cristina Tavío, quien aseguraba que Ángel Llanos, actual teniente de alcalde de la capital tinerfeña, es una persona con "capacidad y experiencia" para asumir nuevas responsabilidades orgánicas en el partido y también para la secretaría general regional.

No obstante, Soria precisó que aparte de tener en cuenta la opinión de Tavío, atenderá la de otros presidentes del PP en las islas, otros cargos y también de militantes de base del partido.

En este sentido, recordó que en este partido hay una "regla no escrita" en virtud de la cual cuando el presidente es de la provincia de Las Palmas, el secretario regional es de la de Santa Cruz de Tenerife y viceversa.

Aseguró tener "muy claro" el nombre de la persona que estará al frente de la Secretaría General, pero eludió desvelarlo antes de anunciárselo a los compromisarios y cargos de la formación.

En todo caso, señaló que se trata de "una persona con amplia experiencia orgánica, con capacidad acreditada para entregarse mañana, tarde y noche a las labores del partido, que tiene muy claro que la secretaría general de un partido es una responsabilidad que requiere una capacidad de entrega, de sacrificio y de escuchar a todos los militantes en todos los rincones de las islas".