Actualizado 22/05/2014 16:07 CET

SOS Racismo denuncia por "prevaricación con agravante de racismo" al alcalde de Sestao por no empadronar a inmigrantes

BILBAO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

SOS Racismo ha presentado este jueves, en el Juzgado de Barakaldo, una denuncia contra el alcalde de Sestao, el jeltzale Josu Bergara, por presunto delito de "prevaricación con circunstancia agravante de racismo" por no empadronar a inmigrantes.

Tras presentar la denuncia, han comparecido ante los medios de comunicación la abogada de SOS Racismo Nekane García y la también miembro de la ONG Brígida Ridruejo, para explicar el motivo de la denuncia.

Según ha indicado Ridruejo, han presentado la denuncia contra el alcalde de Sestao, tras recibir en la Oficina de Información y Denuncias de SOS Racismo "quejas y denuncias" de personas, "tanto migradas como pertenecientes al pueblo gitano, que les era imposible empadronarse en Sestao, y que desistían y acababan marchándose a otros municipios o volviendo a sus países".

Ridruejo ha señalado que el último caso que han conocido afecta a cinco familias y varias personas a título individual, que han denunciado "que llevan dos años intentando empadronarse, acercándose al Ayuntamiento y pidiendo, por escrito y de manera verbal, que se les empadrone, pero no se les ha empadronado".

Asimismo, han asegurado que, "a lo largo de dos años, el Ayuntamiento de Sestao, a través de la Policía Municipal y, en algunos casos la Ertzaintza, ha estado acosando a las familias, entrando en sus casas, desvalijándoles las cosas, incluso con abusos policiales, palizas, golpes, y todo ello para presionarles y que se acabaran yendo de Sestao".

Ridruejo ha advertido de que el hecho de que no estén empadronados "significa que no pueden acceder a derechos básicos a los que se accede a través del padrón, como la Sanidad o la Educación, y eso hace que tengan a los niños sin escolarizar".

Además, ha dicho que, "al ser personas comunitarias, no pueden registrarse en el registro de comunitarios de la Policía Nacional y no tienen un número de identificación, que es lo que les permite desarrollar su vida cotidiana en este espacio".

Por su parte, la abogada Nekane García ha explicado que a la denuncia presentada se incorporan dos grabaciones, realizadas en junio de 2013, en las que el alcalde dice que "la mierda ya no viene a Sestao, que ya se va a encargar de echarla, que hay que hacer una mínima selección, que él no es ni un nazi ni un inquisidor, pero que va a hacer las cosas mal, porque sabe que el encuadre legal no es del todo muy serio, pero que es en beneficio de todos los ciudadanos de Sestao".

Según García, en junio de 2013 el alcalde convocó a diferentes inmobiliarias del municipio "para incitarles a que dejen de alquilar los pisos a personas extranjeras y les dijo que él ya tiene conocimiento de que hay gente buena, que quiere pagar su 'hipotequita' y esas cositas, pero que hay que hacer una selección mínima".

La abogada de SOS Racismo asegura que, incluso, el alcalde propuso "alguna base de datos o protocolo de actuación para proporcionar la información suficiente a las inmobiliarias del posible cliente extranjero inquilino, para disuadirles en caso de que sea una persona incívica".

"Josu Bergara puede saltarse el ordenamiento jurídico por ser él, pero para los demás en delinquir y ser personas incívicas en el municipio", ha criticado, para asegurar que en marzo llamó "tres veces" al alcalde "para contrastar la información", pero Bergara "decidió hacer caso omiso".

Además, ha explicado, en abril acudieron al Ayuntamiento para presentar un requerimiento formal pidiendo que, con la máxima celeridad, se les empadronase a estas personas, pero también han hecho "caso omiso" y "hoy me llama el secretario del alcalde para una reunión".