Publicado 13/03/2020 16:59CET

Se suspende el juicio por calumnias de Villarejo a Sanz Roldán previsto para el 23 de marzo

El exdirector del CNI Félix Sanz Roldán.
El exdirector del CNI Félix Sanz Roldán. - EUROPA PRESS - Archivo

La magistrada explica que se trata de evitar el "foco de contagio" por las "deficientes condiciones" del juzgado

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El juicio que comenzaba el próximo 23 de marzo en el que el comisario jubilado José Manuel Villarejo se encuentra acusado por delitos de calumnias y denuncia falsa contra el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán se ha suspendido por la pandemia del coronavirus.

La titular del Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid, María Pilar Casado, ha dictado una providencia este viernes en la que comunica que "se acuerda la suspensión de todos los juicios señalados desde el día 12 hasta el día 26 de marzo, ambos incluso, sin perjuicio de su extensión a otras fechas si persistiera la propagación del denominado COVID-19".

La magistrada explica en su resolución que esta decisión se adopta para "evitar el foco de contagio que representa la concentración de personas en las instalaciones de este juzgado en espera de ser llamadas para entrar en las salas de vistas".

Más aún en este caso por las "deficientes condiciones del edificio y la falta de espacio en las dependencias en las que se hacinan las partes" que impiden la adopción de las medidas de prevención acordadas por las autoridades sanitarias, añade.

Asimismo, la magistrada recuerda que "vista la situación de emergencia de salud pública" se ha paralizado la actividad legislativa ordinaria del Congreso de los Diputados y se han cerrado colegios, universidades, centros administrativos, de ocios y aplazado "numerosas actividades sociales y gubernativas, incluidas las de formación programadas por el Consejo General del Poder Judicial".

INSTRUCCIONES DEL CGPJ

La decisión de suspender el juicio ya había sido autorizada por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), tal y como indica la providencia, siguiendo las instrucciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) vigentes en ese momento por la crisis del coronavirus.

Ha sido después cuando la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado suspender todas las actuaciones judiciales que no se consideren urgentes o actuaciones con detenido en el País Vasco y la Comunidad de Madrid, y en los partidos judiciales de Haro (La Rioja) y de Igualada (Barcelona).

Es la segunda vez que el inicio del juicio se ve afectado. Inicialmente estaba previsto para el pasado 7 de febrero, pero la imposibilidad de practicar una videoconferencia desde Reino Unido para que la consultora monaguesca Corinna Zu Sayn-Wittgenstein pudiera prestar declaración como testigo de la defensa del comisario jubilado obligó a posponerlo hasta el día 23 de marzo.

VILLAREJO SE ENFRENTA A DOS AÑOS DE PRISIÓN

Se trata del primer juicio señalado contra José Manuel Villarejo, en prisión provisional por el 'caso Tándem' que se sigue contra el en la Audiencia Nacional. El comisario jubilado se enfrenta en esta vista oral dos años de cárcel por denuncia falsa y calumnias a Sanz Roldán.

En lo que respecta al primer delito, se trata de la denuncia interpuesta el 1 de junio de 2017 por el Villarejo contra Sanz Roldán y un periodista por un artículo sobre sus "tentáculos" en el mundo judicial que se ilustraba con una fotografía suya, según denunciaba, obtenida en una operación antiterrorista en la que había participado como agente encubierto.

En la imagen aparecía Villarejo descendiendo de un avión en la zona de pistas del aeropuerto de Melilla y, siempre según su denuncia, formaba parte de un dossier que el CNI habría facilitado al periódico 'El País' con el conocimiento y autorización de Sanz Roldán, lo cual sería constitutivo, en su opinión, de un delito de descubrimiento y revelación de secretos y de un delito de colaboración con actividades de organizaciones terroristas.

La denuncia no fue admitida a trámite y el juez ordenó el archivo de las actuaciones. Villarejo recurrió en reforma y en apelación, sin ningún éxito, y finalmente la Fiscalía y la Abogacía del Estado acabaron emprendiendo acciones contra él por denuncia falsa en los juzgados de Madrid.

Por lo que respecta al delito de calumnias, la Fiscalía afirma que el 5 de junio de 2017, en el programa "Salvados", de la Sexta, el acusado manifestó que Sanz Roldán había amenazado de muerte a la examiga del Rey emérito "siendo consciente de que no era cierto".

CORINNA, ENTRE LOS TESTIGOS DESTACADOS

En el listado de testigos de este juicio, el que fuera jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), José Luis Olivera; y la ex responsable del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y actual jefa de Gabinete de la ministra de Defensa, Esperanza Casteleiro, todas ellas también a instancias de la defensa de Villarejo.

Pero entre las más destacadas se encuentra la de Corinna, que ha sido propuesta por Villarejo para ratificar las supuestas amenazas que hizo del exdirector del CNI a la empresaria, tal y como dejó plasmado en una declaración jurada ante notario. La empresaria acusa a Sanz Roldán de estar detrás de una "campaña" en su contra y de amenazarla personalmente en un hotel de Reino Unido en el año 2012, después de que Don Juan Carlos tuviera el accidente en Botsuana.

En este sentido, la magistrada ha rechazado las testificales del ex Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional Eugenio Pino; del ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez y cuatro periodistas. Se opone a practicar estos interrogatorios al entender que lo que podrían acreditar los dos primeros lo hará el propio Olivera y que el conocimiento de los segundos es de fuente indirecta o lo puede atestiguar Corinna.

Por otro lado, Villarejo tiene otra causa abierta en los juzgados madrileños, donde la Fiscalía ha solicitado cuatro años de prisión para él en relación a la grabación y difusión de una reunión entre el comisario Marcelino Martín Blas y miembros del CNI en el caso conocido como 'pequeño Nicolás'.