Actualizado 01/07/2007 17:10 CET

Touriño descarta "negociaciones cruzadas" e "interferencias" en los pactos pendientes en ayuntamientos y diputaciones

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta de Galicia y secretario general del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, aseguró hoy que "no hay negociaciones cruzadas ni siquiera en el ámbito de las diputaciones" en los pactos pendientes a negociar para conformar gobiernos tras las elecciones municipales y descartó "interferencias" entre unos ayuntamientos y otros.

En una entrevista a RNE recogida por Europa Press, el titular de la Xunta indicó hoy que en los pactos pendientes de los ayuntamientos de Lugo y Pontevedra "siguen buscando espacios para el encuentro y la mejor forma de gobernabilidad".

Así, trasladó su "esperanza" de que "se puedan resolver" las discrepancias para alcanzar un pacto de gobierno. "Orozco --alcalde de Lugo-- y Lores --de Pontevedra-- tienen clara la garantía plena de la gobernabilidad de sus ciudades y el compromiso de las apuestas de progreso que hicieron", afirmó Touriño.

En esta línea, calificó de "sorprendente" que en la ciudad de A Coruña se alcanzara antes un pacto de gobierno a pesar de las diferencias planteadas antes del acuerdo. "Lo más importante es que las elecciones municipales configuraron un nuevo mapa político para el país, una Galicia en sintonía con la ola de cambio que empezó hace dos años en el ámbito autonómico", subrayó.

Con todo, el mandatario gallego insistió en que no habrá interferencias porque "se alcanzó un marco de compromiso mutuo, de lealtad con la ciudadanía y, lógicamente, la negociación se produce con matices, con perfil propio e identidad propia en cada ámbito". "Es lo propio del mundo local pero no hay negociaciones cruzadas ni tan siquiera en el ámbito de las diputaciones", aclaró.

"Tengo la esperanza de que se pueda resolver", dijo y expresó su convencimiento de que las negociaciones son tratadas "con respeto" por parte de los negociadores. También felicitó a PSdeG y BNG por ser capaces de consolidar el compromiso adquirido con los ciudadanos y conformar un marco estable de gobernabilidad. "Este acuerdo está ahí y es una garantía", concluyó.