Actualizado 08/01/2007 17:46 CET

TSJM dictamina que el Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid) "vulneró los derechos fundamentales" de la oposición

El Ayuntamiento afirma que se trataba de un caso de "transfuguismo"

BOADILLA DEL MONTE, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha dictado un veredicto favorable a la denuncia presentada por el concejal del grupo mixto de Boadilla del Monte, Ángel Galindo Torres, en el que considera que el Ayuntamiento "vulneró los derechos fundamentales de los grupos de la oposición" al "no haber sido convocado (Galindo) a una Comisión Informativa de Urbanismo".

El tribunal consideró que Galindo debería de haber sido citado para la reunión, si bien, estimó que no es posible ordenar "la nulidad de los acuerdos tomados" -en ella se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana- por "las consecuencias desproporcionadas que ello tendría, dado que se produjo en 2003".

Según la formación independiente APB, liderada por Galindo, esta es ya "la octava sentencia contra el Ayuntamiento por violar los derechos constitucionales de participación política de la oposición, recogidos en el artículo 23 de la Constitución". Según sus propias palabras, todos los grupos de la oposición (PSOE, EI y Grupo Mixto), "incluso un concejal del equipo de Gobierno", sufrieron estas prácticas.

El líder de APB mostró su satisfacción por el dictamen judicial y dijo que "la justicia ha puesto las cosas en su sitio y pone al descubierto el desprecio que tiene el alcalde González Panero por sus adversarios políticos, que incluso llega a vulnerarles sus derechos constitucionales".

TRANSFUGUISMO

Por su parte, fuentes municipales puntualizaron que la afirmación que realiza Ángel Galindo sobre la vulneración de los derechos fundamentales de los grupos de la oposición "se debió a un problema de transfuguismo originado por los ex concejales Galindo (padre) y Samos, quienes abandonaron a Los Verdes para integrarse en el Grupo Mixto". En este sentido, dijeron que con la nueva Ley Antitransfuguismo "esta situación nunca se hubiera producido". En cualquier caso, aseguraron que uno de los dos concejales de la formación independiente (Samos) sí fue citado a la mencionada Comisión de Urbanismo.

Además, consideraron que la intención real de Ángel Galindo es saciar su "intereses urbanísticos", importándole "muy poco o nada los derechos fundamentales de los grupos de la oposición a los que se refiere".

Por esta causa, afirmaron que Galindo, a través de su plataforma política APB, está intentando "anteponer sus intereses personales y urbanísticos a cualquier contingencia". Por último, recordaron que en 2005 la concejala de APB, María José Beltrán, abandonó el grupo municipal de APB por "graves discrepancias" en los procedimientos políticos de Galindo.