Actualizado 27/06/2007 21:11 CET

UE.-(Ampliación) Rajoy pide a Zapatero "firmeza" en sus convicciones y que no sea "comparsa de lo que decidan los demás"

Acusa al presidente de dejar "en la estacada" al resto de países que aprobó la Constitucion europea

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, pidió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que tenga "firmeza en sus convicciones y sus actitudes" en el seno de la Unión Europea y no sea "una simple comparsa de lo que decidan los demás"

En una comparecencia ante el Congreso de los Diputados, Rajoy denunció "la falta de objetivos y la política errática" de Zapatero durante el pasado Consejo Europeo celebrado en Bruselas durante los días 21 y 22. "Cierto es que para poder fijarse unos objetivos es preciso tener una visión de Europa y una visión de España en Europa y que no resulta sencillo tener una visión de Europa cuando la visión que se tiene de su propio país es discutida y discutible y está plagada de contradicciones", agregó.

De esta manera, Rajoy pidió al presidente que muestre "firmeza en sus convicciones y sus actitudes", pero especialmente "en la defensa de los intereses de España".

Según el líder de la oposición, la Cumbre, en la que se aprobó el mandato de una Conferencia Intergubernamental (CIG) que redacte el nuevo Tratado de reforma de la UE, deja "un sabor agridulce", porque si bien "se ha podido sortear una grave crisis institucional" ha sido "a costa de renunciar a una gran ambición", en referencia a la malograda Constitución europea, que los españoles aprobaron en referéndum.

Así, Rajoy acusó a Zapatero de dejar "en la estacada" a los 'Amigos de la Constitución' --los 18 países que aprobaron el Tratado constitucional-- y, con una actitud "soberbia y contemplativa", jugar "un papel de comparsa" y "ceder a las demandas" de quienes no votaron el texto.

En su comparencia, el presidente del PP recordó que, en 2004, Zapatero "cedió" el peso que otorgaba el Tratado de Niza a España "a cambio de unas palmaditas en la espalda, una buena sesión de fotos y el agradecimiento interesado de (el ex presidente francés, (Jacques) Chirac y (el ex canciller alemán, Gehrard) Schoeder". Después, señaló, "se convirtió en el paladín más esforzado" de la Constitución europea, que se vio bloqueda tras los 'noes' de franceses y holandeses.

"Ahora, para salvar las carencias y responsabilidades de otros, le ofrecen un 'Tratado de mínimos' y vuelve a decir sí con el mismo fervor", afirmó Rajoy, asegurando que el presidente "aplaude lo mismo una cosa que otra". "Comenzó diciendo 'Niza no, Constitución sí' y ahora pregona con la misma fuerza 'Constitución no, Niza sí'", criticó.

Según Rajoy, esto se debe a que Zapatero "no tiene" convicciones. "Le es más cómodo acoplarse a las exigencias de unos y otros, aunque éstas no siempre respondan a los intereses de España y de los españoles", dijo. "El plan B (al rechazo de la Constitución) lo han pensado otros y usted, con su actitud soberbia y contemplativa, ha jugado un papel de comparsa que ha dejado en mal lugar la representación que le dio el pueblo español en esta importante empresa europea", agregó.

Rajoy consideró que este "papel de comparsa" desempeñado por España "no lo disimulen ni las fotos de oportunidad durante los descansos ni la propaganda de sus corifeos que no han tenido empacho en valorar como determinante su actuación en esta cumbre".

En este sentido, restó importancia a la "aportación" de Zapatero en el Consejo Europeo, en referencia al cambio de nombre del ministro de Asuntos Exteriores contemplado en la Constitución y que ahora pasará a llamarse Alto Representante de la UE. Según Rajoy, fue una "aportación de la mayor altura intelectual", cuya autoría "le discuten los medios de prensa extranjeros".

SISTEMA DE VOTO

Rajoy manifestó su satisfacción por la decisión tomada por el Consejo Europeo de retrasar hasta 2014, con una prórroga de tres años, la modificación del sistema de voto previsto en el Tratado de Niza. "Pese a su inoperancia y su falta de ambición, me he sentido confortado con el resultado en este punto del Consejo y la mejora que supone para España", dijo.

"A ver ahora cómo explica que, después de denostar el Tratado de Niza, se muestra contento con la prórroga de diez años más del peso que consiguió para España el Gobierno de José María Aznar", indicó, antes de considerar que ahora habrá que "agradecer a los 'antipáticos polacos la prórroga de lo que obtuvo el 'antipático' Aznar".

RESPUESTA A LOS CIUDADANOS

El líder de la oposición consideró que Zapatero "debe una explicación" a los ciudadanos que ratificaron en referéndum la Constitución y lamentó su preferencia por "seguir practicando el dudoso arte de la ocultación.

Para Rajoy, los 18 países que dijeron 'sí' a la Constitución "han tenido que ceder a las demandas de quienes no lo habían hecho", ya que el Consejo Europeo ha terminado haciendo "trajes a medida" a los que votaron 'no' o no la sometieron a votación.

No obstante, Rajoy reconoció que la Presidencia alemana "ha conseguido un consenso de mínimos que permite sortear esta crisis institucional y mantener el proceso de construcción europea, aunque sea a un ritmo menor que el deseado".

"Se han rebajado muchísimo las ambiciones de aquel proyecto constitucional, pero el Nuevo Tratado puede permitirnos salir del estancamiento", indicó, para después lamentar que el nuevo texto es "menos claro y transparente" que el anterior y sirve para "alejar más a los ciudadanos de las instituciones europeas".