UE.- España colocará por vez primera la cooperación al desarrollo entre las prioridades de una presidencia europea

Actualizado 24/02/2009 14:14:25 CET

Soraya Rodríguez avisa de que la lucha contra la pobreza no se puede aparcar porque es causa directa de la crisis y parte de la solución

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

España colocará "por primera vez" las políticas de cooperación al desarrollo entre las prioridades de una presidencia europea durante el periodo en que asuma esta responsabilidad en la primera mitad de 2010, destacó hoy la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez.

En un desayuno informativo organizado por el Foro de la Nueva Sociedad, Rodríguez remarcó que la pobreza "es un problema de todos", no sólo de quien la sufre, porque es causa de inseguridad y guerras, además de que desperdicia las energías de muchos jóvenes, dedicados a pensar qué comerán cuando podrían estar trabajando para generar riqueza.

Puso un ejemplo de ello. Las mujeres subsaharianas dedican 40.000 millones de horas a acarrear agua, un tiempo que equivale al total de horas de trabajo productivo de la población del Estado francés.

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional subrayó la necesidad de que la comunidad internacional mantenga sus compromisos con la ayuda al desarrollo --las partidas se han reducido desde 2005-- y reiteró que España alcanzará en 2012 el objetivo de dedicar el 0,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) a Ayuda Oficial al Desarrollo.

Rodríguez intentó desmontar durante su intervención los argumentos de aquellos que defienden "aparcar" los problemas de los países en desarrollo mientras el mundo desarrollado soluciona la actual crisis económica o los que piden vincular más esta ayuda a los intereses particulares de los donantes.

Frente a estas opiniones, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero está convencido de que las políticas de cooperación son hoy "más necesarias que nunca" y de que la actual crisis supone "nuevas oportunidades" para afrontar el desarrollo de los países empobrecidos de forma diferente a cómo se ha venido haciendo, indicó.

LA ONU ALERTÓ DESDE 1990 DE LA ECONOMIA PARALELA

Rodríguez sostuvo que desde 1990 la ONU venía alertando de una situación que las instituciones financieras que regulan la economía mundial fueron incapaces de prevenir.

En sus informes de desarrollo humano avisaba, recordó, del funcionamiento a dos velocidades del sistema económico, con una economía real, productiva y otra paralela que funcionaba "al margen de la legalidad", con "tráfico ilegal" de capitales, personas y recursos naturales y que podía destruir la economía real.

Por eso, argumentó, el problema de la pobreza no se puede aparcar porque "es una de las causas directas de la crisis económica" actual y, por tanto, es "parte importante" de la solución al nuevo modelo económico.

La responsable destacó también cómo uno de los objetivos que los líderes europeos se han marcado de cara a la próxima cumbre del G-20, la eliminación de los paraísos fiscales, ya se puso sobre la mesa hace cinco años en la cumbre internacional de Monterrey sobre arquitectura financiera de la ayuda al desarrollo.

Remarcó asimismo que los primeros que pagaron las consecuencias de la crisis financiera fueron los países en desarrollo y, sobre todo, aquellos que dependían de las importaciones de alimentos. La crisis alimentaria, aseguró, fue "la primera manifestación" del colapso financiero que estalló meses después.

Y fue así por "la huida de muchos actores de los mercados financieros de una situación que ya se avecinaba a mercados de materias primas más seguras, entre ellos, los de productos básicos alimentarios", que "desestabilizó un mercado agrario" e hizo que el precio del cereal en 2008 aumentara un 80 por ciento con respecto a 2005.

Rodríguez llamó la atención sobre las previsiones del Banco Mundial de que los países en desarrollo crecerán en torno a un 4 por ciento, cuando en años anteriores lo hacían a un 8 por ciento. En este sentido alertó de que por cada punto porcentual que se pierde en el conjunto del crecimiento de los países en desarrollo se suman 20 millones de personas que pasarán a vivir en la pobreza extrema.

La secretaria se refirió en su intervención al nuevo Plan Director de la Cooperación 2009-2012 aprobado recientemente por el Gobierno y que guiará esta política en ese periodo. Destacó que "avanza en la eficacia y calidad de la ayuda", mantiene su compromiso con América Latina al tiempo que se dirige a un número importante de países africanos.

En respuesta a una pregunta, explicó que la inclusión de Cuba en un grupo de países que recibirán ayuda para consolidar logros ya avanzados y para cooperar con España en terceros países no supone que vaya necesariamente a recibir menos fondos que en años anteriores.

LA REFORMA DEL FAD, EN UN PLAZO "MUY BREVE"

También se refirió a la reforma del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) que el Gobierno tiene pendiente presentar desde 2006. Detalló que el Ejecutivo presentará en el Congreso en un "plazo muy breve" los dos proyectos de ley con los que se reformará el FAD porque están "básicamente concluidos". El FAD, añadió, será sustituido por un fondo exclusivo para cooperación y otro para la internacionalización de la empresa española.

Sobre la presencia de España en Afganistán, remarcó que España tiene una estrategia de desarrollo en este país que seguirá manteniendo en colaboración con las autoridades afganas y que, admitió, algunas veces queda "oscurecida" por la presencia de tropas.

En su opinión, el Gobierno afgano "tiene muy claro que la presencia militar es importante" pero que "la salida de futuro" del país "no es la militar, es la política y la del desarrollo económico y social".

Al desayuno acudieron entre otros la secretaria de Organización del PSOE y antecesora de Rodríguez, Leire Pajín; la secretaria socialista de Política Internacional y Cooperación, Elena Valenciano, quien presentó a Rodríguez en el acto y la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel.