UE.- La presidencia alemana de la UE acusa a la industria de poner en peligro la puesta en marcha de Galileo

Actualizado 23/02/2007 20:12:14 CET

BRUSELAS, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidencia alemana de la Unión Europea acusó hoy al consorcio de empresas concesionarias de Galileo, entre las que se encuentran las españolas Hispasat y AENA, de poner en peligro la puesta en marcha de este sistema de radionavegación por satélite --que competirá con el estadounidense GPS-- por sus disputas internas, que les han impedido hasta ahora crear una empresa común y nombrar a su presidente ejecutivo.

El ministro de transportes alemán, Wolfgang Tiefensee, se reunió este viernes en Berlín con las ocho compañías implicadas --además de las españolas, EADS, Alcatel-Lucent, Thales, Finmeccanica, y Teleop-- para hacerles llegar su malestar y exigirles que presenten en las próximas dos semanas propuestas para salir de la actual situación de bloqueo en las negociaciones del contrato de concesión.

"Galileo es uno de los proyectos de alta tecnología más importantes de la UE y su despliegue rápido constituye uno de los objetivos prioritarios de los Estados miembros. Por eso veo con preocupación los actuales retrasos en las negociaciones del contrato de concesión", dijo Tienfensee tras la reunión en declaraciones difundidas por la presidencia a través de un comunicado.

"Las compañías implicadas están amenazando seriamente la puesta en marcha del sistema de satélites de Galileo", alertó el ministro. Las discusiones sobre el contrato de concesión con las empresas las está llevando a cabo la Autoridad Supervisora de Galileo, en representación de la UE. "Después de más de un año, todavía no ha sido posible concluir las negociaciones, y ahora se han bloqueado", lamentó Tiefensee.

Añadió que estos retrasos "no son aceptables" y pidió a la industria que tome las medidas necesarias para desbloquear la situación y cumpla sus compromisos de crear "estructuras claras" lo antes posible. Anunció que la situación de Galileo se discutirá en el próximo Consejo de ministros de Transporte de la UE a finales de marzo.