Actualizado 06/02/2007 19:43 CET

UE.- La UE firmará un acuerdo con Mali para crear una Agencia de Migración y Empleo

BRUSELAS, 6 Feb. (EUROPA PRESS) - El comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, viaja mañana miércoles a Bamako, capital de Mali, para participar en una reunión de la Asociación internacional de regiones francófonas. Michel aprovechará su estancia en el país subsahariano para hablar con el presidente, Amadou Toumani Touré, y otros miembros del Gobierno de la futura puesta en marcha de la primera Agencia de Migración y Empleo.

La Agencia tendrá como misión principal poner en contacto la demanda europea y la oferta de empleo en Mali para favorecer una emigración temporal y legal a cambio del compromiso del país de readmitir a sus nacionales una vez finalizado el contrato de trabajo en el país europeo de que se trate.

La iniciativa, enmarcada en la estrategia global de la Unión Europea sobre la gestión migratoria, es un proyecto piloto liderado por el Ejecutivo comunitario con la colaboración de los Estados miembros para evitar la emigración clandestina y ofrecer a los países emisores de emigrantes formación y alternativas para la población. En el caso concreto de Mali, los países que participan en el proyecto son España y Francia.

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, y la ministra francesa de Cooperación, Brigitte Girardin, acompañan a Louis Michel en su visita durante la cual está previsto firmar el acuerdo político que permitirá poner la "primera piedra simbólica" de la futura Agencia, que no será una realidad al menos hasta finales de 2007, según fuentes de la Comisión Europea.

La Agencia estará completamente bajo la tutela de las autoridades malienses que serán las que decidan en su caso el tipo de trabajadores que ofrecen a los países demandantes de mano de obra, para impedir así tanto la 'fuga de cerebros' como el reclutamiento selectivo de trabajadores de un sector determinado, como ha sido el caso de los sanitarios en el Reino Unido. El de Mali será el primer caso de asociación entre la Unión Europea y un país subsahariano en materia de emigración, pero si el modelo resulta eficaz la experiencia podrá luego trasladarse a Senegal y otros Estados africanos. La Comisión podrá cofinanciar este tipo de ventanillas en los países africanos con entre 30 y 40 millones de euros.