La Unión Europea admite a trámite la denuncia de IU contra Reganosa, según esta formación

Reuters
Actualizado 06/06/2008 19:38:35 CET

El Comité de Emergencia de la Ría de Ferrol considera que el fallo del TSXG demuestra la "ilegalidad" de Reganosa

FERROL, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Peticiones de la Unión Europea ha admitido a trámite la petición presentada por el eurodiputado de Izquierda Unida (IU) Willy Meyer en diciembre de 2007, en la que esta formación solicita que se investigue la legalidad de la planta de gas de Mugardos.

Así lo confirmó hoy esta formación política, quien explicó que la Comisión solicitará información sobre la planta de gas y consideró que esta decisión es "un paso adelante" en "la lucha por la seguridad y la riqueza de la ría de Ferrol".

Por otra parte, el Comité Ciudadano de Emergencia de la Ría de Ferrol (CEE) valoró hoy el fallo emitido por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) a favor del recurso presentado por el colectivo en contra de la modificación puntual del Plan Urbanístico de Mugardos, en el año 2003, para redefinir como suelo industrial la superficie que ocupa la planta de gas.

El Comité, que agrupa a un centenar de entidades sociales que se opone a la ubicación de Reganosa en el interior de la ría por considerar que supone una "amenaza" para la población, expresó en rueda de prensa su satisfacción por el fallo del Tribunal, al entender que la modificación del PGOM debería haber incluido la declaración de impacto ambiental, a pesar de que la zona ya estaba calificada como industrial.

Los integrantes del Comité consideran que esta sentencia, que conocieron a través de un medio de comunicación y de la que todavía no disponen pero que les confirmaron sus servicios jurídicos, demuestra que "es ilegal el cambio para convertir unos terrenos en industriales y darle cabida a Reganosa".

El colectivo asegura que el fallo del TSXG se sitúa en la línea de otro anterior del mismo Tribunal, en 2004, que falló que "el estudio de efectos ambientales presentado por Reganosa no es procedente" y "exigía un estudio de impacto ambiental de mayor entidad". El fallo está recurrido por la propia Reganosa.

El portavoz del Comité, Humberto Fidalgo, aseguró que de este modo se responde a los que consideran que Reganosa es legal ya que "esta sentencia del Tribunal viene a decir que no tiene ni el primer papel en regla". "No entendemos qué hace este Gobierno enfrentado al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia y enfrentado a toda la población de Ferrol, aliándose con una empresa privada", manifestó Fidalgo, en referencia a la Xunta de Galicia.

El colectivo realizó estas declaraciones en una rueda de prensa que se celebró en el salón del Ayuntamiento, en el que desde el martes un grupo de quince personas mantiene un encierro "indefinido" con el que reclaman al alcalde, al socialista Vicente Irisarri, que se pronuncie en contra de una instalación que consideran que "amenaza" a la población por situarse en el interior de la ría, a menos de dos kilómetros de la población y "sin garantías de seguridad" para la navegación de gaseros.

"FRAUDE" DE TOJEIRO.

Asimismo, el Comité informó de que el 4 de junio remitieron un escrito a la Fiscalía Especial para la Represión de Delitos Económicos de corrupción, en el que pide que se estudie la "estafa al consumidor" que consideran que supone la instalación de Reganosa en Mugardos, por "haber reportado" al Grupo Tojeiro, accionista y promotor, unos beneficios de más de "30 millones de euros".

Humberto Fidalgo aseguró que la "estafa" fue "diseñada, elaborada y ejecutada" por el ex presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga y su entonces conselleiro de Economía, José Antonio Orza. Al respecto, consideró que se centró en haber "pagado con fondos públicos unos precios exageradamente altos" por los terrenos en los que se ubica Reganosa y con los que el empresario "Roberto Tojeiro se embolsó más de 30 millones de euros", una cantidad que figurará "como activos" de Reganosa y que así "repercutirá" en el "sistema gasístico nacional".

La denuncia procede del convenio "confidencial" que había suscrito en el año 2000 Manuel Fraga con los accionistas de la planta de gas, y en el que la Xunta garantizaba "de antemano" la viabilidad de Reganosa. En esa época, Orza figuraba como accionista de una de las empresas del Grupo Tojeiro.

PROTESTAS.

Después de que la denuncia sobre este "convenio" fuese archivada por la Fiscalía del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el Comité remitió ahora a la de Madrid, para que sea investigada, la información sobre la venta de terrenos y la concesión portuaria entre la empresa Forestal del Atlántico y Reganosa, ambas presididas por Tojeiro.

"La fuerza invisible que llevó a los promotores a hacer esa planta en el interior de la ría, en el peor sitio, no fue otra que los 30 millones de euros que se llevó Tojeiro facilitado por sus compinches, Fraga y Orza", sentenció.

Los miembros del Comité continúan así con sus acciones judiciales en contra de Reganosa y sus "nuevas amenazas", como la autorización aprobada por el Gobierno para duplicar su capacidad de producción hasta los 800.000 metros cúbicos.

Para mañana, ha convocado una "cacerolada" ante el edificio de la Xunta de Galicia en Ferrol, a las 19.00 horas, en protesta por la llegada del vigésimo primer gasero que accede a Reganosa desde que comenzó a operar en fase de pruebas en mayo de 2007 --fue autorizada comercialmente por el Gobierno en septiembre--. Se trata del buque 'LNG Rivers', con bandera de Bermudas, que transporta cerca de 60.000 toneladas de gas natural licuado.

Mientras, el próximo domingo tendrá lugar una marcha de protesta que comenzará a las 12.00 horas en el muelle de Curuxeiras. Tanto estas movilizaciones como el encierro en el Ayuntamiento ya han recibido el apoyo de grupos políticos como Izquierda Unida, que gobierna en coalición con el PSOE, y de Independientes por Ferrol, así como sindicatos como CCOO y USTG y diversas asociaciones sociales y culturales de toda Galicia.