UPN la decisión de la juez del caso CAN, mientras la oposición pide la dimisión de Barcina

Actualizado 20/06/2013 13:18:49 CET

PAMPLONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

UPN ha mostrado su "máximo respeto" a la decisión de la juez de remitir al Tribunal Supremo el 'caso CAN' para que valore la pertinencia de tomar declaración como imputada a la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, mientras que toda la oposición, excepto el PPN, ha vuelto a pedir la dimisión de la jefa del Ejecutivo foral.

En concreto, en declaraciones a los periodistas antes de asistir a una comisión en el Legislativo, el portavoz parlamentario de UPN, Carlos García Adanero, ha expresado su "máximo respeto" a las decisiones judiciales, al igual que "hemos dicho en otras ocasiones", y ha considerado que el envío de la causa al Supremo era "algo que estaba previsto en los últimos días".

Para el dirigente regionalista, la decisión de la juez "para nada cambia la intervención que tuvo ayer la presidenta Barcina en este Parlamento", en la que habló sobre las investigaciones en torno a CAN, por lo que, en su opinión, hay "poco más que añadir a la situación" y se debe "esperar a los acontecimientos".

Por su parte, el secretario general del PSN, Roberto Jiménez, ha considerado que el traslado del 'caso CAN' al Supremo era una cuestión "más que previsible" y ha lamentado que "pone otra vez a Navarra en una mala posición". "La marca y la reputación de la Comunidad con estas cuestiones no sale beneficiada en absoluto, sino que sale perjudicada", ha opinado.

Por todo esto, y ante "un Gobierno débil, en solitario y con minoría parlamentaria", el líder de los socialistas navarros ha considerado que "sólo quedan dos opciones, o que se disuelva el Parlamento y convocar nuevas elecciones o bien que la presidenta dimita y proceder a un nuevo proceso de investidura".

En representación de Bildu, Maiorga Ramírez ha asegurado que la decisión de la juez de instrucción número 3 de enviar la causa al Supremo "deja en ridículo todas las excusas de Yolanda Barcina y de UPN para obviar la asunción de responsabilidades que corresponde en este caso, que no es otra que la dimisión".

A juicio de Ramírez, Barcina "va a engrosar la lista histórica de presidentes del Gobierno foral vinculados a episodios de corrupción" y ha incidido que, por ello, "no cabe otra salida que la inmediata dimisión y la convocatoria de nuevas elecciones ante una situación de crisis institucional, democrática y de honestidad en la gestión absolutamente inadmisible".

En términos similares se ha pronunciado el parlamentario de Aralar-NaBai Txentxo Jiménez, quien ha defendido que Navarra "no puede seguir soportando una situación tan delicada como ésta, en la que la propia presidenta del Gobierno va a tener que hacer el paseíllo de imputada ante los jueces". Así, ha pedido a Barcina que "dimita de inmediato, antes de Sanfermines, porque hay que meterle mano a esta situación".

Sobre el hecho de que la causa sobre CAN se traslade al Supremo, Jiménez ha afirmado que para la sociedad navarra que la investigación siguiese en la Comunidad "le permitiría un elemento de conocimiento y transparencia mucho más claro", a lo que se suma "la diferencia de ritmos". "Este es un tema que no se debería eternizarse en el tiempo", ha agregado.

Por parte del PPN, su presidente y portavoz parlamentario, Enrique Martín de Marcos, también ha comentado que el envío del 'caso CAN' al Supremo era "esperado que ocurriese en las próximas fechas" y ha trasladado su "total confianza en el proceso judicial".

Además, ha esperado que la causa "se resuelva cuanto antes y se aclare si hay o no responsabilidades judiciales porque indudablemente estamos viviendo en todo este proceso un desgaste del Gobierno y una creciente inestabilidad institucional". "Por tanto, nuestra esperanza es que esta situación se aclare lo antes posible para el bien de Navarra", ha zanjado.

POSTURA DE I-E Y GEROA BAI

El portavoz parlamentario de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, por su parte, ha afirmado que le hubiera gustado que "toda la causa judicial se pudiera seguir realizando en Navarra hasta el final, con la apertura del juicio y la correspondiente sentencia, porque los hechos han ocurrido aquí y entendemos que es aquí donde deben ser juzgados".

Además, Nuin ha reclamado al PSN que "valore la necesidad de forzar desde el Parlamento ese escenario de dimisión y de convocatoria de elecciones", ya que, entiende que "dos años más así van a causar mucho daño a la sociedad navarra con un Gobierno paralizado que lo único que aplica son los recortes y la austeridad masiva".

Finalmente, el parlamentario de Geroa Bai Manu Ayerdi ha mostrado su "respeto" a las decisiones judiciales y ha considerado que la juez "está actuando en el campo de sus competencias y de acuerdo a la línea de actuación que ha seguido hasta ahora".

No obstante, al igual que otros grupos, ha reconocido que le hubiera gustado que el asunto "hubiera sido juzgado en Navarra, aunque no es una cuestión que dependa de la juez, sino que hubiera dependido en su caso de la presidenta". "Lógicamente si Barcina, como le hemos demandado muchos grupos, hubiera dado por finalizada la legislatura no habríamos tenido que seguir este proceso judicial hasta el Supremo", ha concluido.