Urkullu sobre el informe de torturas: "PNV y PSE estamos de acuerdo en reconocer el daño causado aunque la verdad duela"

Iñigo Urkullu
PNV
Actualizado 29/12/2017 12:50:26 CET

Cree que se ha "descontextualizado" la crítica de los socialistas y asegura que no ha habido "crisis" en el Gobierno

BILBAO, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que se han "descontextualizado" las críticas del PSE-EE al informe sobre torturas realizado por el Instituto Vasco de Criminología y ha asegurado que no ha habido "crisis" en su Gobierno. "El PNV y el PSE estamos completamente de acuerdo en el reconocimiento del daño injusto causado, aun cuando la verdad nos duela", ha asegurado.

Urkullu se ha referido, de esta manera, al ser preguntado por la postura del PSE-EE sobre el informe de torturas entre 1960 y 2014 presentado por el secretario de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco y el Instituto Vasco de Criminología de la UPV/EHU, al considerar "un error entender que, medio siglo de terror de ETA, se resume en 840 asesinados y 3.400 torturados", ya que se trata de "una simplificación que alimenta la teoría de un conflicto que nunca ha existido".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el lehendakari ha considerado que "está descontextualizada" la posición del PSE-EE. En este sentido, ha asegurado que el PNV y los socialistas, socios en el Ejecutivo Vasco, tienen "claro que el informe está elaborado por el Instituto Vasco de Criminología, reconocido profesional e internacionalmente, que el informe obedece a un compromiso del Plan de Paz y Convivencia de la legislatura vasca anterior y que se viene elaborando desde el año 2014".

Iñigo Urkullu ha recordado que han sido tres años de trabajo y el documento "tiene vocación de informar" sobre "las demandas, las denuncias y las situaciones que se puedan haber identificado como torturas o malos tratos" ocurridas desde el año 1960 hasta 2014.

"LA MIRADA EN LA VÍCTIMA"

En este sentido, ha destacado que el informe "pone el énfasis y centra su mirada en la víctima y no en el victimario", desde "el reconocimiento al dolor, al sufrimiento y al daño injusto que se haya causado".

"Y creo que, en eso, el PNV y el PSE-EE estamos completamente de acuerdo, en el reconocimiento del daño injusto causado, aun cuando la verdad nos duela, pero insisto, centrando la mirada en la víctima y no en el victimario", ha insistido.

En todo caso, ha rechazado que haya habido crisis en su Gobierno. "Podemos tener disparidad de criterios en determinadas cuestiones, pero hay un programa de Gobierno que nos compromete a ambos partidos políticos, hay una acción conjunta y, sobre las cuestiones que podamos tener diferencias de criterios, hay también, en el seno del propio Consejo de Gobierno, un ámbito de diálogo, de debate y de puntos de encuentro", ha asegurado.