Los vecinos de Mugardos encerrados en el ayuntamiento solicitan analizar la seguridad de Reganosa con Touriño y Clos

Actualizado 01/08/2007 19:23:45 CET

Denuncian que se amparó en los requisitos de seguridad establecidos en una normativa diferente y "no específica" para plantas de gas

FERROL, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de Mugardos (A Coruña), que mantendrán de forma indefinida su encierro en el ayuntamiento en demanda de información sobre la seguridad de la planta de gas de Reganosa, solicitaron entrevistarse con el presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño; el responsable de la Dirección General de Política y Minas y el ministro de Industria, Joan Clos.

Los vecinos, integrados en la asociación vecinal O Cruceiro de Mehá, convocante de la protesta, mantendrán el encierro iniciado el 23 de julio hasta que reciban una "respuesta firme" de algún representante político, ya que consideran que, hasta el momento, "todos se evaden de sus responsabilidades", según manifestó a Europa Press Luz la portavoz del colectivo Marina Torrente.

Desde que iniciaron su encierro, ya fueron recibidos por la responsable de Protección Civil en Galicia, por el director del Área de Energía e Industria de A Coruña, y por el director general de Enerxía de la Xunta de Galicia.

Tras las explicaciones recibidas sobre el informe de seguridad y el Plan de Emergencia Exterior de Reganosa, publicado ayer en el Diario Oficial de Galicia ,y puesto a consulta pública en la página web del servicio de emergencias 112, los vecinos aseguran que la empresa se "confeccionó un traje a medida" para cumplir con los requisitos de seguridad.

Así, una de las portavoces de la Asociación, Elena Rey, pone en duda el Plan de Emergencia Exterior (PEE) elaborado por Protección Civil, en base al informe de seguridad interior previo realizado por Reganosa y aprobado por la Consellería de Industria, porque estaría basado en diferentes normativas, pero "sin cumplir ninguna" de forma íntegra.

NORMATIVA NO ESPECÍFICA

De modo concreto, denunciaron que se realizó un estudio de posible fuga de gas durante dos minutos, cuando en la normativa UNE/1473, señalada en la autorización administrativa previa de 2002 y en la autorización de construcción de 2004, se establece que debería ser de 10 minutos.

Para evitar realizar las pruebas en ese período de tiempo, los vecinos denuncian que Reganosa se amparó en los requisitos de seguridad establecidos en una normativa diferente y que "no es específica" para plantas de gas.

Como conclusión a estos estudios, Reganosa obtendría un informe de seguridad, según afirmaron los vecinos, que no establece la necesidad una zona de exclusión en torno a la instalación, en un área en la que todas las propiedades deberían pertenecer a la empresa o al gobierno.

Por todo ello, los vecinos indicaron que estudiarán de forma detallada el informe de seguridad, una vez que les sea facilitado por la Dirección Xeral de Enerxía y esperan poder mantener un nuevo encuentro con el responsable del organismo, Anxo Calvo, a partir del 20 de agosto, para contrastar sus opiniones, con las de los técnicos de la Xunta de Galicia, sobre la seguridad de Reganosa.