Publicado 18/09/2022 12:47

Vocales del CGPJ se verán el miércoles para estudiar candidatos al TC como el juez del CNI o María Luisa Segoviano

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, preside un Pleno extraordinario
El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, preside un Pleno extraordinario - CGPJ

Los negociadores progresistas y conservadores acuerdan seleccionar aspirantes entre magistrados del Supremo

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los interlocutores de los sectores conservador y progresista del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) volverán a reunirse el próximo miércoles como parte de las negociaciones destinadas a nombrar a los dos magistrados del Tribunal Constitucional (TC) que les corresponde, para analizar ya candidatos concretos, como el juez del CNI, Pablo Lucas, o la presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo (TS), María Luisa Segoviano.

Los vocales José Antonio Ballestero y Carmen Llombart --del lado conservador-- y Álvaro Cuesta, Rafael Mozo y Roser Bach --del ala progresista-- se citaron presencialmente a las 9.30 horas del 21 de septiembre después de una primera reunión celebrada el pasado viernes por videoconferencia con la que cerraron un puñado de acuerdos para adentrarse definitivamente en las negociaciones, según las fuentes consultadas por Europa Press.

Así, han establecido que estos dos magistrados del TC serán seleccionados por una "amplia mayoría" entre los jueces que actualmente desempeñan sus funciones en el Tribunal Supremo tras una "minuciosa evaluación" de sus currículos.

Los representantes de la corriente progresista avanzaron que este miércoles llevarían los CV de nueve aspirantes, entre los que destacan Pablo Lucas, el juez encargado de controlar las actuaciones del CNI; María Luisa Segoviano, la primera mujer en presidir una sala del alto tribunal; y su homólogo de lo Militar, Jacobo López Barja de Quiroga.

Completan la lista los magistrados de la Sala de lo Contencioso-Adminisrativo José Manuel Bandrés, Eduardo Espín, Isabel Perelló y Ángeles Huet. Cabe recordar que Huet fue una de los tres magistrados de la Sección Quinta que votaron en contra de admitir a trámite los recursos presentados por PP, Vox y Cs --entre otros-- contra los indultos a los condenados por el 'procés'. Tras éste y otros cambios en dicha sección, las impugnaciones acabaron admitiéndose.

A estos siete postulantes se suman la magistrada de la Sala de lo Social Rosa María Viroles y el magistrado jubilado Rafael Fernández Valverde, que formó parte de la Sala de lo Contencioso-Administrativo y del actual CGPJ.

SIN CANDIDATOS CONSERVADORES

El bloque conservador, por su parte, acudió al encuentro 'online' sin candidatos. Las citadas fuentes indican que es probable que ocurra lo mismo el miércoles porque su intención es que sus colegas progresistas elijan un aspirante de los nueve señalados para que ellos puedan sumar otro y avanzar así hacia el acuerdo.

Sin embargo, los vocales progresistas ya rechazaron la propuesta 'conservadora' que buscaba garantizar primero un consenso en el seno de ambas corrientes para perseguir después un consenso colectivo que permita convocar un nuevo Pleno con dos candidatos claros.

En el Pleno extraordinario que tuvo lugar el pasado 8 de septiembre, los vocales ya acordaron que no se convocaría otro hasta que hubiera dos aspirantes decantados.

El pacto resulta imprescindible porque, para nombrar sus dos candidatos al TC, el CGPJ debe sumar una mayoría reforzada de tres quintos, esto es, doce votos, por lo que a los ocho que aglutina el sector progresista habría que añadir cuatro conservadores.

UN SUPREMO AL LÍMITE

Otra de las propuestas realizadas por Ballestero y Llombart que fue descartada por sus compañeros progresistas es que, a la hora de cribar candidatos, se tuviera en cuenta la situación en la que se dejaría a sus tribunales de origen si resultaran elegidos para el TC, en una clara alusión al Supremo.

Hasta ahora, ha sido habitual que los magistrados del Constitucional se seleccionaran de entre sus colegas del TS, pero actualmente varias salas del Supremo se encuentran al límite de sus fuerzas debido a las vacantes que se han ido produciendo sin cubrirse.

La razón de que los magistrados del TS no se hayan ido reemplazando es la reforma legal impulsada por el Gobierno que desde marzo de 2021 prohíbe a un CGPJ en funciones --como el actual-- realizar nombramientos discrecionales en la cúpula judicial.

Con todo, llama la atención que la mayoría de los magistrados del Supremo que se han postulado desde el bloque progresista pertenecen a la Sala de lo Contencioso-Administrativo, que junto a la de lo Social es una de las más afectadas por la falta de reemplazos.

FUERA DE PLAZO

Estos dos encuentros, que se enmarcan en los contactos informales para llegar a Pleno con el horizonte despejado, se producen ya fuera del plazo establecido por la última reforma legal impulsada por el Gobierno para que el CGPJ pudiera nombrar a sus dos aspirantes al TC: el 13 de septiembre.

El malestar suscitado en el seno del CGPJ por esta segunda reforma para devolver al CGPJ sus funciones pero solo respecto al TC y poner fecha límite llevó al 'núcleo duro' del sector conservador a amenazar con no llevar a cabo estos dos nombramientos, lo que habría bloqueado la renovación parcial del Constitucional.

El problema de fondo es que el 12 de junio venció el mandato del presidente del TC, Pedro González-Trevijano, del vicepresidente Juan Antonio Xiol y de Antonio Narváez y Santiago Martínez-Vares, los cuatro magistrados que forman el tercio que la Constitución encarga renovar a Gobierno y CGPJ, con dos cada uno.

En un principio, el Gobierno deslizó la posibilidad de efectuar sus nombramientos sin esperar al CGPJ, si bien fuentes jurídicas arrojan dudas sobre la posibilidad legal de que los dos aspirantes del Ejecutivo puedan tomar posesión sin la dupla del Consejo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado martes, la titular de Justicia, Pilar Llop, aclaró que Moncloa, "lógicamente", aguardará a que el CGPJ tenga sus dos aspirantes para acometer la renovación parcial del TC, si bien rehusó precisar hasta cuándo está dispuesta a esperar.

Contador