Procés | Un voluntario de ANC compara el 'pasillo' del 20-S con el que hicieron al Rey tras los atentados de Barcelona

Actualizado 29/04/2019 11:46:35 CET
Sànchez se ofreció a acompañar a la secretaria judicial para salir de Economía el 20-S, según una testigo
SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Jordi Molinera, un antiguo voluntario de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha asegurado este lunes que el 'pasillo' de activistas que se organizó en la protesta frente a la Consejería de Economía de la Generalitat el 20 de septiembre de 2017 para permitir la entrada y la salida de personal de ese departamento fue similar al que hicieron al Rey Felipe VI y al entonces presidente del Gobierno Mariano Rajoy durante la manifestación de repulsa de los atentados de Cataluña de agosto de ese mismo año.

"Yo formé parte de este cordón como otros voluntarios de la Asamblea. Es una cosa que los voluntarios de la Asamblea hacemos bastante; de hecho, le hicimos también un cordón al Rey de España y al presidente Rajoy en la manifestación contra los atentados de Barcelona", ha explicado Molinera al tribunal que juzga el proceso independentista en Cataluña, donde ha comparecido en calidad de testigo.

Según ha indicado, los 'pasillos' o 'cordones' de voluntarios de la ANC "era algo que hacíamos habitualmente", como por ejemplo en las manifestaciones de la Diada cada 11 de septiembre, donde realizan "faenas de seguridad".

COLABORACIÓN CON GUARDIAS CIVILES Y MOSSOS

Molinera ha asegurado que el 20 de septiembre la protesta frente a la Consejería de Economía discurrió de forma "bastante tranquila" en la que los presentes coreaban canciones y gritaban consignas como "votarem". Durante toda la jornada, ha afirmado, se mantuvo el 'pasillo' de voluntarios y a muy poca distancia estaban los guardias civiles y mossos d'Esquadra de la entrada, con los cuales hubo "buena colaboración y entendimiento" para que "todo saliera bien".

A pesar de que el testigo estuvo todo el día junto a la entrada de la consejería, ha declarado, tanto a preguntas de la defensa de Oriol Junquras y Raül Romeva como del fiscal Javier Zaragoza, que no vio en qué estado quedaron los vehículos de la Guardia Civil tras la concentración, aunque sí se percató de que hubo periodistas, "para tener buen ángulo de visión", y también manifestantes que se subieron a ellos. "Desde la Asamblea les pedíamos que se bajaran", ha subrayado.

Según el testigo, a última hora de la tarde "aparecieron cajas" con comida y agua que algunos manifestantes se repartieron, pues llevaban allí muchas horas, y ha garantizado que los voluntarios de la ANC les ofrecieron a los guardias civiles y a los mossos, aunque los primeros lo rechazaron.

A preguntas de la abogada del Estado Rosa María Seoane, ha admitido que no sabe de dónde salió este avituallamiento, y tampoco ha concretado quién organizó el 'pasillo' de voluntarios. "Cuando llegué, ya había algunos voluntarios semiformando el cordón, y como era algo habitual en este tipo de manifestaciones me sumé a ese grupo", ha señalado.

Este lunes también ha declarado en el juicio del 'procés' el alcalde de Prats de Lluçanès (Barcelona), Isaac Peraire (ERC), quien el 20-S fue primero al domicilio de Josep María Jové, el que fuera 'número dos' del exvicepresidente Oriol Junqueras, y después a la protesta frente a la Consejería de Economía de la Generalitat con el objetivo de "protestar por la actuación del Estado" por las detenciones que se estaban produciendo ese día y "reclamar el derecho a decidir".

Según Peraire, primero acudió a la casa de Jové para estar junto a su familia y ha asegurado que la concentración que se produjo junto a la entrada transcurrió en todo momento "con normalidad y de forma positiva", ya que los manifestantes, cuyo número no ha sabido concretar, "no hicieron nada para impedir la salida" de la comitiva judicial.

DIFÍCIL DE ENTENDER

El fiscal Javier Zaragoza ha preguntado al testigo si ese día supo que tanto la actuación en el domicilio de Jové como en la Consejería de Economía y otros departamentos de la Generalitat estaban motivadas por órdenes judiciales, Peraire ha dicho que le pareció "evidente" porque así lo escuchó en los medios de comunicación, aunque ha añadido que "en una democracia es difícil de entender" ver a un "alto cargo rodeado de policías".

El presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha hecho en ese momento su primera intervención de la jornada, llamando la atención al compareciente para que "no introduzca valoraciones sobre lo que pudo ocurrir", ya que es "un camino que no es propio de lo que puede aportar un testigo".

Ante las referencias de Peraire a la reivindicación del derecho a decidir, Javier Ortega Smith, letrado de la acusación popular que ejerce Vox, ha preguntado si sabía que la convocatoria de referéndum había sido suspendida por el Tribunal Constitucional, el testigo se ha limitado a contestar que lo que sabía es que su "Gobierno" y su "Parlamento" habían aprobado las leyes que daban cobertura a la consulta.

Ortega Smith no ha quedado conforme con la respuesta y ha insistido en preguntar un par de veces más, pero el magistrado Marchena le ha pedido que cesara, pues el testigo ya había ofrecido una respuesta.

Contador