Actualizado 28/06/2007 19:20 CET

Yolanda Barcina vive con "alegría y emoción" el lanzamiento del chupinazo por segunda vez

La alcaldesa afirma que esta nueva legislatura hará "todo lo que esté de mi parte" para conseguir acuerdos municipales

PAMPLONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, vive con "alegría" y "emoción" la decisión de su grupo municipal (UPN) de que sea ella quien lance el próximo viernes el chupinazo de las fiestas de San Fermín, algo que ya vivió en 1999, su primer año como alcaldesa. "Tengo la sensación de emoción porque no hay un San Fermín igual", dijo, y añadió que el lanzamiento de este cohete será "muy diferente" al de hace ocho años.

Barcina, en una entrevista concedida a Europa Press, explicó que el grupo regionalista le solicitó ayer que este año no delegue el lanzamiento del chupinazo, "teniendo en cuenta el gran apoyo ciudadano que hemos tenido en estas elecciones, que nunca en democracia en Pamplona ha habido un alcalde con tanto apoyo ciudadano ni tampoco que haya conseguido apoyo para tener tres veces la representación de la ciudad como alcalde".

La primera edil, que señaló que otras muchas personas le habían transmitido el deseo de que fuera ella quien iniciara las fiestas de San Fermín, manifestó que utilizará la fórmula "tradicional" para dirigirse a los pamploneses desde el balcón de la Casa Consistorial el día 6 a las 12 horas: "Pamploneses, pamplonesas, viva San Fermín, gora San Fermín". A su juicio, lo más importante es qué se dice y no quién lo dice.

A ocho días para el comienzo de las fiestas, Barcina pidió a los ciudadanos que "aparquen diferencias" y "busquen lo que nos une, que es mucho". Deseó que "a ser posible estos sanfermines sean mejores que los de años precedentes, que todos disfrutemos", dijo. No obstante, a su juicio, no se dan las circunstancias todavía para recuperar el Riau-Riau.

EN MINORÍA

Yolanda Barcina afronta su tercera legislatura, ésta en minoría, como la primera que gobernó (1999-2003) en la que contó con apoyos puntuales del PSN. Según afirmó a Europa Press, hará "todo lo que esté" de su parte para conseguir acuerdos municipales en estos cuatros años, en los que, dijo, va a "echar de menos" a su anterior socio, CDN.

Barcina ya ha mantenido encuentros con el PSN, grupo que le ha transmitido que están "definiendo su postura" y que ésta "dependerá en parte de lo que suceda en relación con el Gobierno de Navarra". También ha mantenido contactos con Nafarroa Bai. A su juicio, quizás la coalición nacionalista tenga "más discrepancias entre ellos para apoyar proyectos de ciudad que con nosotros".

Indicó así que en la pasada legislatura hubo coincidencias con EA para impulsar el parking de Carlos III-Roncesvalles y Aralar estuvo en contra. "Yo encantada en coincidir en propuestas con todos los grupos del Ayuntamiento a la hora de mejorar nuestra ciudad", manifestó.

ANV

En una entrevista concedida a Europa Press, la alcaldesa manifestó que la presencia de ANV en el Consistorio pamplonés, con dos concejales, es una "vuelta al pasado", "a la legislatura del año 99 donde en este consistorio había una formación política que no condenaba el terrorismo e incluso lo justificaba para obtener objetivos políticos".

Barcina indicó que "puede haber momentos de debate más tensos que en la legislatura anterior, donde por muchas diferencias que tuviésemos los grupos a la hora de tomar determinados acuerdos sí nos poníamos todos en la misma posición".

Barcina mostró "sorpresa" por la decisión del PSN de apoyar que los ediles de ANV tengan cargos de representación. "Me sorprende que consientan que esté ANV en consejos de administración, donde van a tener más ingresos, o en sitios donde no es obligatorio estar", apuntó, para añadir que considera "vigente el acuerdo de 2000 que votamos UPN, CDN, PSN e IUN porque era un acuerdo que se hacía en relación con aquellos corporativos que no condenasen la violencia".

Barcina dijo que echará de menos esta legislatura a su anterior socio de Gobierno, CDN, que no ha obtenido ningún concejal y en la legislatura que ha terminado "nos ayudaron en la gobernabilidad de la ciudad". No así a IUN, de quien cree que "se equivocaron de objetivo". "Iban buscando la crítica total al equipo de gobierno y sin embargo al final sus votantes se les han ido a otro partido. No cabe duda que no les voy a echar en falta. No han contado con el apoyo ciudadano y han desaparecido", indicó.

NUEVA LEGISLATURA

La situación en el Ayuntamiento ha cambiado notablemente respecto al periodo que ha terminado, ya que sólo habrá cuatro grupos, UPN (13 concejales), NaBai (8), PSN (4) y ANV (2). El principal partido de la oposición, ahora la coalición nacionalista, ya ha tomado sus primeras iniciativas, como la petición de cese del jefe de la Policía Municipal, Simón Santamaría.

La alcaldesa se mostró rotunda y afirmó que Santamaría goza de toda su confianza. "Pamplona, como indican varios estudios, es una de las ciudades más seguras para vivir y en parte se debe al gran trabajo de la Policía Municipal, coordinado también con Policía Foral, Nacional y Guardia Civil, y en ello el jefe de la Policía Municipal ha realizado una gran labor", dijo.

"Quizás ellos prefieran una ciudad más insegura", apuntó en referencia a Na-Bai, pero insistió en que Santamaría "cuenta con toda" su confianza. "A los hechos me remito por ser Pamplona una de las ciudades más seguras, que es lo que nos piden los ciudadanos".

También Nafarroa Bai ha pedido recuperar la estela de Germán y otorgar una calle al periodista fallecido José Antonio Iturri. Según la alcaldesa, con estas iniciativas la formación nacionalista "está volviendo al pasado e intenta retomar las mociones que en la legislatura anterior no habían contado con apoyo suficiente". "Las propuestas de NaBai no ayudan a que Pamplona siga siendo la mejor ciudad de las españolas para vivir", criticó.

AUTOBÚS ELÉCTRICO

En estos cuatro años, que no aclara si serán los últimos o no como candidata de UPN al Ayuntamiento, Barcina afirmó que le gustaría impulsar "los proyectos que Pamplona requiere para seguir siendo una ciudad con oportunidades para todos y alto grado de bienestar".

"Cuatro años todavía son muy largos", afirmó y "afronto esta legislatura con mucha ilusión y ganas de seguir trabajando por Pamplona".

Los principales objetivos para esta legislatura pasan por el área de movilidad. Además del impulso de las bicicletas, apostó así por un autobús eléctrico en el casco histórico, incrementar el transporte público, facilitar el transporte vertical con ascensores en el Arga y en Irache.

Sobre el tranvía, señaló que antes de tomar una decisión hay que estudiar con "rigor" un estudio que se está elaborando. "Una línea de autobús se puede cambiar de recorrido pero el tranvía, una vez ejecutado, no", dijo, para agregar que "hay experiencias en ciudades españolas y europeas, donde el tranvía ha sido un éxito o un fracaso, y eso se debe a un buen estudio".

También quiere impulsar el entorno de la Plaza de Toros y el de la antigua estación de autobuses, donde le gustaría sacar adelante una "gran plaza cubierta con un espacio de ocio en el interior y ligarlo a actividades culturales". Para ello tiene que alcanzar acuerdos con los grupos de la oposición. "En los programas electorales había coincidencia luego espero y deseo que lleguemos a un acuerdo", comentó.

GOBIERNO DE NAVARRA

Yolanda Barcina criticó que pasado un mes desde las elecciones Navarra no tenga todavía perfilado un futuro gobierno, porque "genera incertidumbre y no es bueno para el progreso de Navarra en general". "Se debe tomar una decisión lo antes posible y es mucho mejor un acuerdo PSN-UPN. La palabra la tiene el Partido Socialista".

A su juicio, no será lo mismo para el Consistorio un gobierno que otro. "No cabe duda de que el Gobierno de Navarra repercutirá en aspectos que afecten al Ayuntamiento", dijo.