Actualizado 03/07/2007 22:58 CET

Zapatero cree que Rajoy estuvo "en su línea habitual" en el 'duelo' y los socialistas ven al PP "hecho polvo"

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comentó entre amplias sonrisas, a su salida del 'duelo' con el líder del PP en el Debate del estado de la Nación, que Mariano Rajoy estuvo "en su línea habitual". En los pasillos del Congreso, dirigentes y diputados del PSOE mostraron su satisfacción, no sin humor, por el desarrollo del 'cara a cara' bajo la creencia de que, desde la primera réplica de Zapatero, el primer partido de la oposición "quedó hecho polvo".

El secretario de Organización y Coordinación del PSOE, José Blanco, situó a Zapatero en lo que "preocupa a la gente", la "modernización del país, las políticas sociales, los avances de derechos". En frente situó a Rajoy, "sin proyecto, sin rumbo, sin horizonte" y sólo atacando "al Gobierno en la política antiterrorista", en el "único tema" en el que tenía que demostrar "lealtad".

"Un líder de la oposición 'noqueado', que no es capaz de presentar un proyecto distinto y nuevo para este país, que sigue anclado en su pasado, rehén de quien le ha designado y sin ser capaz de articular una alternativa al Gobierno --indicó--. Rajoy ha hecho el debate de siempre, el de la descalificación, el insulto y las medias verdades y el presidente ha respondido con firmeza y contundencia frente al despropósito, el insulto y la mentira permanente de Rajoy".

ALONSO: VICTORIA POR "CUATRO A UNO".

Con estas premisas, la dirección del PSOE cree que Rajoy estuvo en las réplicas "perdido, repetitivo" y "peor" que "el año pasado", de forma que el debate "acabó" la primera vez que Zapatero contestó al presidente del PP. "Rajoy sólo ha estado en la globalización, que ha descubierto hoy, y luego en el terrorismo", expuso en conversación informal Blanco.

La Ejecutiva del PSOE defiende también el tono de Zapatero porque "ya está bien del insulto". En los comentarios de los miembros de la dirección socialista no faltó la ironía: "Rajoy ha centrado el debate de hoy, está claro", espetó sonriente el responsable de Política Municipal, Alvaro Cuesta. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, le dio la victoria a Zapatero "por cuatro a uno".

Otros, como el también miembro de la Ejecutiva José Andrés Torres Mora prefirieron quedarse con "el informe de la carita" que les quedó a los parlamentarios del PP, que indicó que Rajoy "abandonó la tribuna" cuando aún le quedaban "43 segundos" porque no era "capaz de mantenerse en ella". "La caricatura y el esperpento de su oposición", resumió.

LOS DEL PP, "DESENCAJADOS"

También al semblante de los diputados del PP se refirió el secretario general del Grupo Socialista, Julio Villarrubia. "No hay color y los del PP están desencajados", resumió.

Otro portavoz socialista en la Comisión Constitucional y diputado vasco Ramón Jáuregui, fue especialmente crítico con el recurso de Rajoy a pedir las "actas" de los contactos con ETA. "Rajoy se ha agarrado a ETA y ha quedado patéticamente agarrado a una brocha".

Desde el llamado sector 'guerrista', el diputado Francisco Fernández Marugán destacó que Zapatero no se ha "contenido" frente a Rajoy, que entró como un "elefante en una cacharrería" en la zona "donde uno solo se ahoga", en referencia a su "insistencia" en el tema de ETA y su "intensa torpeza", dudando de su "autonomía" con un sector del PP.