Zapatero defiende ante El Fassi un "acuerdo entre las partes" en el conflicto del Sáhara

Actualizado 16/12/2008 18:15:30 CET
Actualizado 16/12/2008 18:15:30 CET

Zapatero defiende ante El Fassi un "acuerdo entre las partes" en el conflicto del Sáhara

EP

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió hoy ante su colega marroquí, Abbas el Fassi, como solución al conflicto del Sáhara Occidental un "acuerdo entre las partes auspiciado por Naciones Unidas" y en el que cada una de las partes tendrá que demostrar "capacidad de ceder posiciones".

El contencioso del Sáhara fue uno de los asuntos abordados por los dos jefes de Gobierno en la entrevista bilateral que mantuvieron hoy con motivo de la IX Reunión de Alto Nivel entre ambos países celebrada en Madrid. La cumbre bilateral anterior, que tuvo lugar en marzo de 2007 en Rabat, estuvo marcada por el apoyo que entonces brindó Zapatero al plan de autonomía que Marruecos ha presentado para el Sáhara y que el presidente español consideró que podría servir como "cauce" para un diálogo entre las partes.

En la declaración conjunta suscrita hoy por los dos Gobiernos, la parte española no habla ya de la propuesta marroquí como "cauce" para ese diálogo, sino que la define como "una contribución positiva" dentro de las negociaciones. En ese texto, tanto la parte marroquí como la española expresan su apoyo a la ronda de conversaciones de Manhasset (las negociaciones directas entre Rabat y el Polisario) y a la resolución 1813 de Naciones Unidas "que pide a las partes entablar negociaciones sustantivas haciendo prueba de realismo y espíritu de compromiso".

A Zapatero se le preguntó en rueda de prensa conjunta con El Fassi si consideraba que el modelo autonómico español podría servir de ejemplo para Marruecos para resolver el problema del Sáhara. El presidente español calificó de exitosa la experiencia de España en estos 30 años de Constitución por lo que se refiere al desarrollo autonómico. "Compatibilizar autogobierno con proyecto común es un equilibrio muy positivo", dijo, si bien matizó que esto sirve "para la perspectiva española", porque por lo que se refiere al Sáhara abogó por ese "acuerdo entre las partes".

El Fassi, por su parte, quiso diferenciar la reciente propuesta presentada por el rey Mohamed VI de descentralización regional con el contencioso del Sáhara. "No existe ninguna conexión" entre ambas cosas, aseguró el primer ministro, que explicó que la última iniciativa del rey pretende otorgar más competencias a las regiones para que puedan desempeñar mejor su papel.

POSIBLE VISITA DE EXPERTOS MARROQUÍES

En este sentido, anunció que una comisión marroquí de expertos podría viajar a España para conocer de primera mano la experiencia española de las autonomías. Posteriormente, señaló, Mohamed VI abrirá un periodo de consultas con los partidos políticos antes de que el proyecto llegue al Parlamento.

El plan marroquí de autonomía para el Sáhara, precisó, es otra cosa "diferente". El Fassi aprovechó para reivindicar que Marruecos ya estaba presente en ese territorio cuando España se instaló allí y se refirió al contencioso como un problema entre Marruecos y Argelia, donde permanecen "secuestrados" ciudadanos marroquíes, en alusión a los saharauis de los campamentos de Tinduf.

También destacó que hasta 3.000 saharauis de Tinduf han regresado a Marruecos desde la Marcha Verde, mientras que ningún habitante del Sáhara Occidental ha emprendido el camino contrario y recordó que el Consejo de Seguridad de la ONU ha descrito el plan de autonomía marroquí para el Sáhara como una propuesta "seria y creíble".

MANDATO DE MINURSO

A Zapatero se le preguntó si sería partidario de ampliar el mandato de la misión de la ONU en el Sáhara Occidental, Minurso, para que tenga competencias en materia de Derechos Humanos. El presidente del Gobierno se limitó a señalar que España tendrá una "posición constructiva" en todo lo que afecte al mandato de Naciones Unidas para el Sáhara.

No obstante, remarcó que lo determinante en este contencioso es que en el futuro pueda haber "un acuerdo" entre las partes que se centre "en la raíz del problema". En este sentido, confió en que el virtual enviado especial de la ONU para el Sáhara, Christopher Ross, pueda abordar el problema de fondo en una próxima gira por la región.

El presidente español reveló que el primer tema de la conversación que ha tenido hoy con El Fassi lo ha ocupado la evolución de los Derechos Humanos en Marruecos y el Sáhara Occidental. El primer ministro marroquí por su parte arremetió contra Argelia cuando se le preguntó por el próximo informe que Human Rights Watch presentará próximamente sobre los derechos humanos en Marruecos y denunció que la ayuda humanitaria que se envía a los campamentos de Tinduf acaba "en los bolsillos" de los dirigentes del Frente Polisario.

A El Fassi también se le preguntó por la crisis abierta entre España y Marruecos por la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla en noviembre de 2007. El primer ministro marroquí destacó que supone un "honor" para él que esta tarde le reciba en audiencia el rey Don Juan Carlos y señaló que este encuentro no tiene como objeto "enterrar" ese desencuentro.

El Fassi admitió que entre dos países amigos como España y Marruecos a veces se producen "sorpresas que duran lo que dura una mañana" y explicó que los dos países decidieron, tras esa crisis diplomática, dar "prioridad al refuerzo de las relaciones". El primer ministro marroquí no pudo determinar si en la entrevista con el Rey abordaría la reivindicación de Marruecos con respecto a las ciudades autónomas porque, dijo, ignoraba cómo se ha preparado ese encuentro, que podría ser tan sólo una reunión de "cortesía".