Zapatero subraya ante la Ejecutiva que no hay crisis y que usar esa palabra puede perjudicar la inversión extranjera

Actualizado 09/06/2008 22:17:45 CET

Blanco y otros miembros de la dirección del PSOE creen que los ministros deberían exponerse más y presentar propuestas

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó hoy ante la Comisión Ejecutiva Federal de su partido que la situación de la economía española no es de crisis, y que por lo tanto no se debe usar ese término para no perjudicar el prestigio internacional de España y la llegada de inversiones extranjeras.

Según fuentes socialistas consultadas por Europa Press, Zapatero volvió a identificar el término crisis con el de "recesión", algo que técnicamente no se ha producido porque recesión implica dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo. Pr ello, señaló que no se puede hablar de crisis económica y que hacerlo perjudicaría las posibilidades de recibir inversión extranjera.

Sin embargo, el secretario de Organización, José Blanco, advirtió de que es importante evitar la sensación de que el Gobierno o el PSOE no están pegados a la realidad y, aunque no apostó por usar la palabra crisis, dejó claro que no deben usarse subterfugios.

Blanco también afirmó que a su juicio todos los ministros del Gobierno, y no sólo el vicepresidente económico, Pedro Solbes, deberían tener más exposición pública para presentar propuestas de sus departamentos, aunque aún no hayan comparecido todos ante el Parlamento. Esta posición fue secundada por varios miembros de la dirección, según las fuentes consultadas.

La reunión de la Ejecutiva comenzó con una exposición por parte de Zapatero de las más de 20 medidas que ha tomado el Gobierno para hacer frente a las dificultades económicas, y varios miembros de la dirección socialista subrayaron que, además de adoptar medidas, es necesario explicarlas bien porque la gente no las está percibiendo.

En este punto, tanto la secretaria de Política Económica, Inmaculada Rodríguez-Piñero, como el secretario general de Juventudes Socialistas, Sergio Gutiérrez, apostaron por hacer un esfuerzo informativo adicional para que la devolución de 400 euros del IRPF no pase desapercibida entre otros pagos como la paga extra de verano.

Gutiérrez propuso incluso que en las nóminas del mes de junio se desglose el importe correspondiente y que se informe más detalladamente a los autónomos de cómo recibirán el dinero. Zapatero, según las fuentes consultadas, estuvo de acuerdo en que es necesario informar mejor, sobre todo a los autónomos, pero no precisó si se realizará alguna campaña informativa sobre la medida.

BLANCO Y CALDERA, CONTRA LA JORNADA DE 65 HORAS

Por otro lado, José Blanco usó también su turno de palabra para hablar de la directiva europea sobre el tiempo de trabajo, que se debate hoy en Luxemburgo y que abriría la puerta a que empresarios y trabajadores acordasen de forma individual extender al jornada laboral hasta 65 horas semanales. Una vez que sea aprobada por el Consejo de Ministros de la UE la directiva tendrá que pasar por el Parlamento europeo.

Sobre este tema, Zapatero dijo que entre los eurodiputados socialistas españoles hay quien opta por la abstención y quien quiere votar en contra. Sin embargo, repuso que los socialistas españoles deben votar en bloque en contra de lo que considera una regresión social.

También el ex ministro de Trabajo Jesús Caldera, que en la pasada legislatura batalló contra la aplicación de esta norma, hizo hincapié en que es necesario oponerse a esta directiva.

Los miembros de la Ejecutiva también hablaron de la Cumbre de la FAO que se celebró la semana pasada en Roma y subrayaron que están de acuerdo en que se mantenga la producción de biocombustibles siempre que no se ponga en riesgo la alimentación. En este punto, la andaluza María del Mar Moreno reclamó que dejen de usarse eufemismos y no se hable de crisis alimentaria, sino de hambruna.