Alrededor de 400 personas son diagnosticadas cada año en Navarra de cáncer de pulmón

Tabaco, humo, fumador, fumando, cigarro, cigarros
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 17/11/2018 10:05:36CET

PAMPLONA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Aproximadamente 400 personas son diagnosticadas cada año de cáncer de pulmón y 300 personas fallecen por esta causa en Navarra, según se desprende de un informe elaborado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), que también constata una tendencia al aumento de los casos de mujeres menores de 65 años.

El cáncer de pulmón es, además, la primera causa de muerte antes de los 75 años en los hombres y mujeres con 190 fallecimientos en 2016. En los hombres es responsable de uno de cada 4 fallecimientos por cáncer. En las mujeres, el número de fallecimientos por cáncer de pulmón ha igualado al de mama y, previsiblemente, lo superará en los próximos años, como ocurre en varios países europeos y en los Estados Unidos, debido a su tendencia ascendente contraria a la del cáncer de mama.

La incidencia de cáncer de pulmón en los hombres de Navarra se sitúa en torno a la media estimada para Europa y la de mujeres se encuentra ligeramente por debajo, debido a los históricos bajos consumos de tabaco de las mujeres mayores, ha explicado en un comunicado el Ejecutivo foral.

El estudio completo está publicado en la web del Observatorio de Salud Comunitaria de Navarra. En él se señala que, en ambos sexos, el cáncer de pulmón es más frecuente en la población con rentas económicas bajas. Los hombres mayores de 85 años presentan la incidencia de cáncer de pulmón más elevada, 443 casos por 100.000 habitantes, "patrón característico de poblaciones con una larga historia de tabaquismo en las cuales los riesgos más elevados se registran en las edades más altas". En mujeres, las tasas aumentan hasta los 65 años y se estabilizan a partir de esta edad.

El 80% de los casos de cáncer de pulmón en Navarra se dan en hombres y el 20% mujeres, "debido a que históricamente las mujeres han fumado en menor proporción y un número menor cigarrillos al día que los hombres". Sin embargo, el consumo de tabaco de hombres y mujeres se ha ido igualando, por lo que se espera una mayor convergencia en la incidencia de esta enfermedad. Desde finales de la década de los 1970 en todos los grupos de edad las tasas de cáncer de pulmón han sido más altas en hombres que en mujeres hasta el periodo 2008-2012, en el que en el grupo de 20-44 años la incidencia ha sido superior en mujeres (24 casos frente a 17).

En los hombres, excepto entre los mayores de 85 años, el cáncer de pulmón tiende a disminuir en Navarra, siendo el descenso claro entre menores de 65 años. "Previsiblemente, al igual que ha ocurrido en algunos países europeos y en EEUU, en los próximos años este descenso ocurrirá en todos los grupos de edad debido a que el tabaquismo está descendiendo de manera importante", ha opinado el Gobierno de Navarra.

AUMENTO DE LOS CASOS EN MUJERES MENORES DE 65 AÑOS

En las mujeres menores de 65 años las tasas de incidencia y mortalidad han aumentado desde finales de los 1970. Los incrementos más importantes se observan en las mujeres de 45-54 años y 55-64 años, entre las que las tasas se han multiplicado por 5 y 8, respectivamente: de 6,7 por 100.000 casos en 1978-1982 a 36,7 en el 2008-2012 entre las de 45-54 años, y de 6,8 por 100.000 a 59 por 100.000 en el grupo de 55-64 años. Este aumento se relaciona con el aumento de la prevalencia de tabaquismo desde la década de los 1960, que afectó fundamentalmente a las mujeres más jóvenes.

Desde 1982 la proporción de personas de 15 a 24 años que fuman a diario u ocasionalmente ha descendido del 64% al 20% en 2017. Entre los estudiantes de enseñanzas secundarias de 14 a 18 años el consumo diario de tabaco ha descendido de 16,9% a 9,7% entre 2006 y 2016, según los datos de la encuesta ESTUDES.

En 2017, según la Encuesta Social y de Condiciones de Vida de Navarra, entre la población mayor de 15 años fuman diariamente el 24% de los hombres y el 15% de las mujeres y la cifra de personas exfumadoras (138.000) supera la de fumadoras (120.000). Entre la población con nivel de estudios secundarios de primer ciclo o inferior la proporción de personas fumadoras es el doble que entre la población con estudios universitarios.

En España, más del 80% de los cánceres de pulmón están causados por el consumo de tabaco. Existen otros factores que aumentan el riesgo de desarrollar esta enfermedad como son las exposiciones al radón, asbesto, arsénico ó la contaminación del aire pero su peso en el conjunto de casos diagnosticados en la población es mucho menor.

PREVENCIÓN DEL TABAQUISMO EN NAVARRA

La prevención del tabaquismo en Navarra incluye tres subprogramas: la prevención del inicio del consumo, los espacios sin humo, y las ayudas para dejar de fumar, sin o con medicación. Ha sido incluida en el borrador del 'III Plan de prevención: drogas y adicciones. 2018-2023', actualmente en fase de exposición pública en Gobierno Abierto.

La prevención del inicio del consumo de tabaco de adolescentes y jóvenes "es prioritaria en Navarra y se ha focalizado en el ámbito escolar", dentro del marco de 'escuelas promotoras de salud', así como en el ámbito familiar y el comunitario, ha destacado el Gobierno foral.

El Ejecutivo navarro ha destacado que la regulación de los espacios libres de humo "ha tenido una buena aceptación social en Navarra y ha contribuido a reducir el consumo y al abandono del hábito tabáquico, si bien el incumplimiento en una parte de los espacios y en algunas franjas horarias puede suponer un retroceso".

El ISPLN, junto con los colegios profesionales de Médicos, Estomatólogos y Odontólogos, de Enfermería y de Farmacia, la Sociedad Navarra de Medicina de Familia y Atención Primaria y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo de Navarra, firmaron en mayo de 2018 un 'Manifiesto a favor de los espacios sin humo', con el objetivo de "consolidar su creación y animar a las entidades de distintos sectores a actuar responsablemente y a desarrollar buenas prácticas".

Por otra parte, Navarra recuperó en diciembre de 2017 la financiación pública de los fármacos para dejar de fumar. Diferentes estudios han mostrado que la ayuda farmacológica para la deshabituación tabáquica puede mejorar el éxito en el abandono tabáquico alcanzando una tasa de éxito al año del 14-20% frente al 8-11% cuando únicamente se realiza ayuda educativa. En los nueve primeros meses de 2018, 4.526 personas iniciaron tratamientos con Vareniclina, parches de nicotina y Bupropion y recibieron, por parte del personal sanitario, apoyo educativo para dejar de fumar individual o grupal

En el plano individual, para la prevención del cáncer de pulmón el ISPLN recomienda a la ciudadanía seguir los consejos del Código Europeo contra el Cáncer: no fumar ni consumir ningún tipo de tabaco, hacer de las viviendas y vehículos lugares sin humo, apoyar las políticas antitabaco en los lugares de trabajo y, cuando sea necesario, protegerse de las sustancias cancerígenas cumpliendo las instrucciones de la normativa de protección de la salud y seguridad laboral.

Por otro lado, el Gobierno de Navarra ha opinado que "en España es necesario todavía recorrer un importante camino en lo referente al precio del tabaco (sigue siendo uno de los más baratos de Europa) y al etiquetado y empaquetado genérico (no iniciado todavía)".