El arzobispo de Pamplona llama a los jóvenes a "buscar lo auténtico"

Actualizado 08/03/2015 11:21:11 CET
Vista aérea de la explanada de Javier tras una Javierada
Foto: EP/GOBIERNO DE NAVARRA

Francisco Pérez dice que "una de las grandes tentaciones que existen es la de marginar a Dios como si todo dependiera del ser humano"

   PAMPLONA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, ha animado a los jóvenes a "redescubrir y vivir las Diez Palabras de Dios que nos apartan de los ídolos modernos" y les ha pedido que "busquen siempre lo auténtico y no se dejen engañar" en una sociedad en la que "a Dios se le deja oculto y olvidado".

   Así lo ha señalado monseñor Pérez en la eucaristía que ha oficiado este domingo en la primera Javierada de 2015, una misa que ha dado comienzo a las 10 horas ante los miles de peregrinos que han caminado este año hasta el Castillo de Javier.

   Las Javieradas cumplen este año su 75º aniversario, por lo que han sido reconocidas por el Papa Francisco con el Año Jubilar Javeriano, es decir, un año en el que se gana la indulgencia plenaria.

   Tras el Vía Crucis que, como es tradición, ha salido desde Sangüesa a las 8 horas, ha dado comienzo la eucaristía, en la que el arzobispo de Pamplona ha emplazado a los presentes a "aceptar los mandamientos que Dios entregó a Moisés, las Diez Palabras como suelen denominarlos los Santos Padres".

   "Una vez más los reconocemos como signos de libertad, nunca como limitaciones de esa libertad. Ellos nos enseñan a salir de la esclavitud a la que nos reducen la inmensidad de ídolos que sin darnos cuenta o con plena conciencia construimos nosotros mismos", ha destacado.

   En este sentido, Francisco Pérez ha subrayado que "el abandono de Dios o la marginación de los trascendente provienen y culminan en el incumplimiento de alguno de los tres primeros mandamientos" y que "el abandono del prójimo, el desprecio o vejación al hermano, se manifiesta en el incumplimiento de los siete últimos".

   En cambio, ha agregado, "el cumplimiento de los mandamientos nos lleva al respeto de las personas, a vencer la codicia del dinero o del poder y a ser honestos y sinceros en nuestras relaciones, a cuidar toda la creación y a fomentar ideales altos, nobles y espirituales".

   Para el arzobispo de Pamplona, "una de las grandes tentaciones que existen hoy, en nuestra sociedad, es la de suplantar a Dios, es decir, la de marginarlo como si todo dependiera del ser humano". "A Dios se le deja oculto y olvidado", ha lamentado.

   Por todo esto, monseñor Pérez ha defendido que es "momento de redescubrir y vivir las Diez Palabras de Dios y momento de decir sí a estos diez caminos de amor que nos apartan de los ídolos modernos y nos conducen al Dios vivo y verdadero". "Tal vez os encontréis despistados ante tantas propuestas que ofrece nuestra sociedad. Buscad siempre lo auténtico y no os dejéis engañar", ha instado a los jóvenes.

   También se ha referido el arzobispo de Pamplona a San Francisco Javier, patrón de la Comunidad foral, "un punto de referencia y un gran intercesor para poder ser tan audaces como él y seguir la llamada a una entrega generosa".

NORMALIDAD EN LA PRIMERA PEREGRINACIÓN

   La primera de las peregrinaciones a Javier de este año 2015, que ha concluido este domingo con la misa, transcurrió este sábado con normalidad y sin incidencias graves.

   La Policía Foral realizó un recuento aéreo de los vehículos aparcados en los lugares habilitados con el resultado de 1.700 turismos y 23 autobuses, por lo que la asistencia se puede calcular en unas 8.000 personas. Estas cifras suponen un ligero descenso con respecto a 2014, cuando fueron contabilizados 1.750 coches y 28 autobuses, estimándose una afluencia de unas 8.540 personas.

   La Cruz Roja, encargada de la atención sanitaria a los peregrinos en los diferentes puntos de asistencia que instala a lo largo del recorrido, atendió este sábado a más de 1.125 personas.

   La segunda Javierada de 2015 se celebrará el próximo sábado 14 de marzo. La eucaristía estará presidida por el cardenal Fernando Sebastián. El Vía Crucis será a las 15 horas y la misa a las 17 horas.

Para leer más