Publicado 02/05/2021 10:21CET

Aumentar su altura podría costear la rehabilitación del 58% de las viviendas

María Elena Aparicio, autora de la tesis
María Elena Aparicio, autora de la tesis - UNIVERSIDAD DE NAVARRA

PAMPLONA, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La graduada en Arquitectura y nueva doctora por la Universidad de Navarra, María Elena Aparicio, ha estudiado el modo de diseñar, simular y evaluar la rentabilidad que podría conllevar el aumento en altura del parque de viviendas ya existentes en Navarra con el objetivo de lograr la viabilidad económica de su rehabilitación.

"El 58% del stock de viviendas en España, que fueron construidas antes de que entrara en vigor la primera normativa de exigencias térmicas en 1979, podrían convertirse con muy poco gasto o gasto cero en Edificios de Energía Casi Nula (EECN) o Edificios de Consumo de Energía Nulo (EEN), tal y como exige la Directiva 2010/31/UE", detalla la arquitecta navarra en una nota.

La Unión Europea, en el marco del Protocolo de Kioto (1998) y el Acuerdo de Paris (2015), ha establecido exigencias para la reducción de emisiones globales de gases de efecto invernadero. Entre los sectores generadores, el 40% del consumo total de energía corresponde a los edificios. "De ahí que reducir el consumo y emplear fuentes renovables se haya convertido en prioridad para lograr la descarbonificación del parque edificado europeo. Y más aún en España, que es uno de los países con mayor stock de vivienda en Europa", subraya Aparicio.

Una de las principales barreras para impulsar este ahorro energético del parque de viviendas es el coste. "Si tenemos en cuenta que el 70,4% del stock es vivienda multifamiliar y que más de la mitad se construyó después de la normativa de exigencia térmica, el potencial de ahorro y la necesidad de rehabilitación en nuestro país es enorme. En esta situación, aumentar la altura es una solución que puede activar la rehabilitación energética, tal y como ya se lleva a cabo en muchos países europeos, gracias al beneficio de la venta de la nueva superficie habitable generada", explica María Elena Aparicio.

AHORROS DEL 100% SI SE CONSTRUYE MÁS DE UNA PLANTA

En su investigación la nueva doctora en Arquitectura por la Universidad de Navarra ha realizado el análisis energético y costo-efectivo considerando distintas medidas sobre la envolvente, los sistemas de producción de calor, los sistemas de energía renovable y planteado la posibilidad de cambiar los equipos del interior de las viviendas por otros de mayor eficiencia energética. "Al hacerlo se alcanzan ahorros de entre el 56 y el 84% del consumo de energía primaria total respecto al edificio existente sin rehabilitar", enfatiza.

Por otro lado, María Elena Aparicio ha destacado que la ubicación del edificio es un factor clave de viabilidad de estas actuaciones. "Atendiendo a la clasificación de los barrios de Pamplona según los precios de venta de vivienda de nueva obra, una intervención en altura como la planteada en barrios con precio de venta más bajo, como Chantrea o San Jorge, podría ser deficitario, mientras que en otros de precio de venta alto, como Iturrama o el Ensanche, cubriría entre el 40 y el 80% de la intervención. No obstante, si aplicamos medidas como la reducción del costo de inversión del aumento o ampliamos más de una planta, se cubriría el 100% de la rehabilitación en casi todos los barrios", ha apuntado.

"Además, en mi investigación no he tenido en cuenta los co-beneficios adicionales, como la revalorización de las viviendas por la mejora de su estado, de la accesibilidad, del confort interior o la reducción de los costes energéticos anuales que no han computado en el balance económico", ha destacado. Si estas medidas se consideraran como beneficios de la inversión, culmina la arquitecta navarra, "el balance resultaría más positivo en todos los caso".

Contador