Ayuntamiento y Nasuvinsa colaboran para construir 32 viviendas de alquiler en Azpilagaña para mayores de 65 años

Presentación de la construcción de 32 viviendas de alquiler en Azpilagaña para m
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2019 13:21:54CET

El proyecto incluye una jubiloteca y un centro comunitario y las obras comenzarán en verano con un presupuesto de 3,8 millones

PAMPLONA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona y la sociedad pública Nasuvinsa van a colaborar para poner en marcha 'Zure-tokia', un proyecto de vivienda colaborativa de apartamentos de alquiler para personas mayores de 65 años en el barrio de Azpilagaña.

Se trata de promover 32 viviendas en una parcela municipal ubicada cerca de la confluencia de la calle Río Alzania 18 con la plaza Manuel Turrillas, que el Ayuntamiento cede para que Nasuvinsa diseñe el proyecto, realice la inversión para la edificación y gestione después el alquiler.

El edificio acogerá también un centro comunitario para el barrio de Azpilagaña y una jubiloteca, ambos de titularidad municipal. Está previsto que las obras de construcción se inicien a finales de este mismo verano y tendrán una duración de unos 18 meses. El coste estimado del proyecto es de 3,8 millones, aproximadamente.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno foral, Miguel Laparra, y el gerente de la empresa pública Nasuvinsa, José María Aierdi, han presentado este viernes en rueda de prensa los detalles de este proyecto, que se construirá en madera, con estándares sostenibles 'passiv' y estará "integrado" en el barrio.

Asiron ha destacado que se trata de un proyecto "innovador y pionero en Navarra" con el que se busca "dar solución a uno de los problemas más acuciantes y ofrecer una vivienda digna y accesible a mayores de 65 años". En este sentido, ha defendido la necesidad de ofrecer "nuevas fórmulas de vivienda accesible que respondan tanto a los retos arquitectónicos y sostenibles actuales, como a las necesidades del envejecimiento activo".

Por su parte, el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha señalado que el proyecto de viviendas de alquiler para mayores de 65 años responde "a una demanda contrastada que llega también a través de los servicios sociales". Y ha asegurado que esta iniciativa supone "un ejemplo claro de personalización de las políticas sociales con acciones adaptadas a las necesidades particulares".

VIVIENDAS DE 65 M2

En concreto, según ha explicado José María Aierdi, gerente de Nasuvinsa, el bloque de apartamento se situará en la parcela sin construir situada la calle Río Alzania 18, en las inmediaciones de la plaza de Manuel Turrillas. El Ayuntamiento cede la parcela durante 75 años y gana para la ciudad la cesión de espacios en las dos plantas bajas del edificio (con dos superficies, aprovechando el desnivel que ofrecen las diferentes cotas) y en parte del sótano para su uso como centro comunitario para el barrio y para acoger una jubiloteca.

En total, más de 500 metros cuadrados de superficie útil para "dinamizar la vida del barrio", de ellos 280 m2 útiles para el espacio de jubiloteca y 265 m2 para el centro comunitario.

Por su parte, los apartamentos tendrán 65 m2 de superficie, serán viviendas totalmente accesibles y se podrán adaptar a una o dos habitaciones en función de las necesidades y circunstancias personales de cada una de las personas inquilinas. El edificio contará también con zonas comunes y asistenciales como un 'txoko' que funcione como espacio de convivencia, una sala de psicomotricidad y talleres de actividades.

El proyecto incorpora los principales factores de cambio que se están aplicando en edificación sostenible y accesibilidad universal. Se construirá con consumo casi nulo bajo los estándares Passivhaus y será pionero en el uso de la madera en su estructura y cerramientos.

En cuanto al uso de energías renovables, 'Zure-tokia' incorporará la biomasa para la alimentación de calor (con una combinación de energía eléctrica y térmica) y un techo voltaico 'Plug&Play'. Todo ello acompañado de un sistema de almacenamiento de energía, una solución industrializada que forma parte del proyecto europeo Stardust.

OBRAS DE CONSTRUCCIÓN

Una vez que el equipo de arquitectos de Nasuvinsa concluya la redacción del proyecto de ejecución, la sociedad pública se encargará de sacar a licitación las obras de construcción del edificio, así como de la gestión del alquiler protegido de los apartamentos a precios asequibles, unas rentas que servirá para amortizar la inversión realizada en el edificio.

En la gestión del alquiler de estas 32 viviendas, el personal técnico de Nasuvinsa trabajará en colaboración con los servicios sociales municipales y con recursos como la Unidad de Barrio o el tejido asociativo vecinal o sociocultural. El área de Acción Social del Ayuntamiento de Pamplona aportará el criterio social en cuanto al funcionamiento de los apartamentos y asesorará en el tema de los criterios de adjudicación de las viviendas.

Está previsto un grupo de seguimiento del proyecto que incluya a Nasuvinsa y a las áreas municipales de Acción Social, Desarrollo Comunitario y Ciudad Habitable y Vivienda.

Este proyecto ha tenido en cuenta las aportaciones y reflexiones surgidas en los grupos de trabajo del Campus Ultzama, una escuela de verano de arquitectura para estudiantes de fin de carrera y posgrados impulsada por Nasuvinsa y la Fundación Arquitectura y Sociedad. En verano de 2016, uno de los grupos de trabajo, tutelado por el arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura, esbozó un anteproyecto para esa parcela de Azpilagaña.

Para leer más