El centro de salud de Lodosa inicia su actividad en un nuevo edificio con calificación energética 'Passivhaus'

Uxue Barkos y Fernando Domínguez visitan el nuevo centro de salud de Lodosa
GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 09/01/2019 13:29:30CET

Barkos y Domínguez visitan las instalaciones de la primera fase del proyecto, que culminará en 2019 con un segundo edificio

PAMPLONA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El centro de salud de Lodosa ha iniciado ya su actividad en un nuevo edificio de dos plantas correspondiente a la primera fase del proyecto, que culminará en 2019 con la construcción de un segundo edificio. Se trata del primero en el país con calificación 'Passivhaus', es decir, construido con los más altos estándares de eficiencia energética.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y el consejero de Salud, Fernando Domínguez, han visitado este miércoles las nuevas instalaciones, acompañados del director gerente del Servicio Navarro de Salud, Óscar Moracho; de la gerente del Área de Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud, Santos Induráin; la gerente del Área de Salud de Estella, María Luisa Hermoso de Mendoza; y la responsable de Atención Primaria del área, Nancy Gonzalo. También han asistido Iván Vergara, director del equipo de Atención Primaria del centro de salud; Marian Galdeano, jefa de la Unidad de Enfermería; y Mª José Marrodán, jefa de Admisión.

Han estado también presentes los alcaldes de las localidades que integran esta zona básica de salud: Pablo Azcona, de Lodosa; Paolo Albanese, de Sartaguda; y Máximo López, de Lazagurría; así como Rafael Felones, primer teniente de alcalde de Mendavia. Ha asistido también la arquitecta responsable del proyecto, Sara Velázquez.

El proyecto tiene un presupuesto total de 2.830.174 euros y las obras se están desarrollando en dos fases, de manera que la actividad asistencial no se ha visto interrumpida en ningún momento. En total, el edificio dispondrá de 1.332 metros cuadrados, duplicando así la superficie disponible hasta ahora en el antiguo edificio, 603 m2.

La primera fase ha consistido en la construcción de un edificio de dos plantas, en forma de 'L', que en este momento acoge toda la actividad asistencial del centro. Tiene una superficie de 930 metros cuadrados y el coste de las obras ha sido de 1.986.691 euros, ha informado el Gobierno navarro en un comunicado.

En cuanto a la distribución de los espacios, la planta baja (702 m2) alberga una sala de espera; recepción; archivo; almacén de limpieza, ascensor y basura; sala para urgencias y sala de espera de adultos y de pediatría; sala polivalente y pruebas complementarias (ecógrafo, área para cirugía menor, teledermatología, espirometría, doppler y AMPA de tensión arterial); sala de observación; botiquín de extracciones; despacho de urgencias; aseos para personas discapacitadas, femeninos y masculinos; oficio limpieza; sala de espera de consultas; y 9 consultas de medicina, enfermería y veterinaria.

La primera planta (228 m2) incluye una zona de estar; biblioteca y sala de reuniones para videoconferencias; vestuarios; dos dormitorios para profesionales de guardia; aseos; archivos; despachos de Dirección y de Jefatura de Unidad de Enfermería; y sala de calderas.

En cuanto al equipamiento sanitario en consultas, la inversión ha sido de 47.052 euros, para la adquisición de camillas eléctricas, básculas, tallímetros, otoscopios y oftalmoscopios, optotipos y lámpara de Woods. Además, se han invertido 45.000 euros en equipamiento de mobiliario general (mesas, sillas, armarios, bancadas de asientos salas de espera, etc.)

Está previsto que en 2019 se ejecute la segunda fase del proyecto con la construcción de un nuevo edificio de 401 m2, también en forma de 'L', anexo al actual, de manera que el nuevo centro se articulará en torno a un patio central en el espacio que ocupaba el antiguo inmueble. Albergará espacios para ginecología, rehabilitación, incluido un gimnasio, trabajo social, educación sexual, y matrona, que actualmente comparten ubicación en el edificio ya construido.

EFICIENCIA ENERGÉTICA

Desde el Ejecutivo foral han destacado que el nuevo centro de salud de Lodosa es el primero construido en España con los estándares Passivhaus, el modelo de eficiencia energética "más exigente del mercado".

Creado en Alemania, "cuenta con reconocido prestigio internacional por su sistema de verificación de que los consumos de proyecto se cumplen". Además, "se adapta al clima de cada zona y es relativamente fácil de implementar".

Con respecto a la aplicación de este modelo en el nuevo edificio del centro de salud de Lodosa, el proyecto ha tenido en cuenta el factor forma del edificio, para hacerlo más compacto; se ha actuado también sobre los huecos (ventanas), reduciéndolos en el lado norte y apaisándolos en el sur, para que en invierno entre el sol y en verano se puedan proteger mediante aleros.

Además, se han introducido protecciones solares regulables, pues en un edificio bien aislado y estanco hay que evitar el sobrecalentamiento. Las consultas se pueden sombrear sin perder las vistas a la cercana arboleda del Ebro.

Otra medida importante es la utilización de recuperadores de calor de alta eficiencia, pasando de un valor inicial de 47% al 85%. Un recuperador de calor toma el aire frío del exterior y lo calienta gracias al calor extraído del aire interior, sin mezclar aire sucio y limpio.

ZONA BÁSICA DE LODOSA

La Zona Básica de Lodosa atiende a una población, adulta y pediátrica, de cerca de 11.000 personas, repartidas en cinco localidades: Lodosa, Mendavia, Sartaguda, Sesma y Lazagurría. Se configura como el centro de cabecera de toda la zona, con atención las 24 horas y urgencias para Lodosa, Sesma y Sartaguda. Mendavia cuenta también con un punto de atención continuada de 24 horas, que atiende además de Mendavia a Lazagurría.

En cuanto a la cartera de servicios, el centro atiende población adulta y pediátrica; ofrece atención a la salud sexual y reproductiva; obstetricia; rehabilitación; cirugía menor ambulatoria; teledermatología, y ecografía, entre otras prestaciones, y tiene, asimismo, un importante programa de actividades comunitarias en materia de prevención y promoción de la salud.

Por lo que se refiere a la actividad asistencial, la Zona Básica de Lodosa tiene una media anual de consultas de adultos cercana a las 55.000 en el centro y 3.000 en domicilio; 8.500 consultas pediátricas; y 1.130 de Trabajo Social. Realiza también más de 9.000 pruebas de laboratorio.

Tiene una plantilla de jornada ordinaria de ocho profesionales de Medicina (uno de ellos a media jornada), dos de Pediatría (uno a media jornada), nueve de Enfermería, seis en Admisión y dos profesionales del área de Trabajo Social (una al 40% de jornada).

Por su parte, el servicio de urgencias rurales (SUR) está integrado por seis profesionales de Medicina y seis de Enfermería.

Contador