Chivite y Barkos valoran la "normalidad" y "buena disposición" en un traspaso de poderes "cordial" y "bien hecho"

Publicado 05/08/2019 12:44:43CET
448248.1.644.368.20190805124443
Vídeo de la noticia

La nueva presidenta prevé dedicar el mes de agosto "al trabajo y preparación interna" de los diferentes departamentos

PAMPLONA, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La hasta ahora presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y la presidenta electa, María Chivite, han puesto en valor la "absoluta normalidad" y la "buena disposición" existente entre ambos equipos para un traspaso de poderes que se está realizando de forma "cordial" y que esperan concluya con un trabajo "bien hecho".

Ambas dirigentes se han reunido este lunes en el despacho de la Presidencia para formalizar el traspaso de poderes que dará paso a la nueva legislatura 2019-2023, un día antes de que la líder del PSN tome posesión como presidenta del Gobierno foral.

Al término de la reunión, que se ha prolongado algo menos de una hora, María Chivite ha agradecido a Barkos "la forma y el fondo" en el traspaso de poderes entre ambos ejecutivos. Y ha destacado que la hasta ahora presidenta "ha demostrado siempre esa actitud facilitadora en el cambio de un Gobierno a otro".

"Las formas han sido buenas desde el primer momento y se ha mostrado colaboradora desde el minuto uno", ha resaltado la presidenta electa, quien también ha valorado el "fondo de un trabajo de traspaso de poderes bien hecho", ya que, según ha dicho, Barkos le ha trasladado un documento con "todas las cosas más relevantes".

En este sentido, Chivite ha comentado que le gusta "tener las cosas atadas y bien atadas" y ha avanzado que tirará de teléfono "muchas veces" para preguntar "algunas dudas que pudiéramos tener de manera institucional".

Por todo esto, ha puesto de manifiesto la "normalidad" del traspaso de poderes entre el Gobierno saliente y el entrante, de los que ha destacado la "buena disposición" y "colaboración". "Tendremos que seguir hablando a lo largo de esta semana los consejeros y consejeras nuevas que entran, que tendrán que hacer también su traspaso de poderes, pero el fondo y la forma más que correctos", ha incidido.

Preguntada por cuándo tendrá lugar la primera sesión del nuevo Gobierno y cuáles serán las primeras medidas a adoptar, Chivite ha remarcado que todavía ni ha tomado posesión, por lo que "poco a poco". No obstante, ha avanzado que la intención es dedicar el mes de agosto a "organizar los departamentos, realizar los nombramientos, formar los equipos y ver cómo se cumple el acuerdo de programa" alcanzado entre PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

"El mes de agosto va a ser más de trabajo y preparación interna para luego empezar en septiembre el curso parlamentario con las comparecencias de los consejeros diciendo qué es lo que vamos a hacer a lo largo de la legislatura", ha comentado la nueva presidenta del Ejecutivo foral.

Por su parte, la presidenta saliente, Uxue Barkos, ha puesto en valor el "tono cordial" del encuentro, "en lo formal y en lo que se refiere a los contenidos". Y ha destacado que el traspaso de poderes se terminará de "redondear" con "el traspaso que los consejeros hagan al nuevo equipo de la presidenta Chivite, que se sustanciará en los próximos días".

Ha manifestado así la "colaboración plena" de su equipo de gobierno "en la medida de que la relación entre el Gobierno saliente y el Gobierno de esta décima legislatura tiene sustancia de relación también en los contenidos que mantenemos los grupos parlamentarios y en los contenidos que mantienen el anterior ejecutivo con el que asume la responsabilidad".