El comedor social Paris 365 comienza el reparto de sopa caliente

El comedor social Paris 365 comienza el reparto de sopa caliente
PARIS 365
Publicado 17/12/2018 16:04:05CET

PAMPLONA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El comedor social Paris 365 ha comenzado el reparto de sopa caliente y materiales contra el frío por las calles de Pamplona. Ya son siete los años en los que las personas voluntarias del Paris 365 llevan repartiendo sopa caliente entre las personas sin hogar. El año pasado atendieron a un total de 58 personas.

Entre 8 y 10 voluntarios participan en el proyecto en esta ocasión, acudiendo, dos días por semana, a los lugares en los que tradicionalmente duermen las personas sin hogar para repartirles un 'kit' contra el frío. El reparto se desarrolla entre las 19.30 y las 22.30 horas y, además de una sopa caliente, se les facilitan esterillas, mochilas, calcetines, sacos de dormir y un mapa de recursos a los que pueden acudir para paliar su situación.

"Con esto sabemos que no solucionamos los graves problemas que sufren pero ponemos un granito de arena para intentar aliviar su sufrimiento", destacan desde el comedor.

La entidad realiza un llamamiento a la población solidaria de Pamplona para que les hagan llegar material de frío en buen estado como esterillas, mochilas y sacos. "Es responsabilidad de todas y todos el intentar que nuestra ciudad sea una ciudad en el que ninguna persona duerma sin un techo y en la que nadie tenga que refugiarse del frío entre cartones. Por ello, desde el Paris 365 nos sumamos a la campaña de frío del Ayuntamiento de Pamplona a través de nuestro proyecto de la sopa caliente", ha explicado.

El comedor ha señalado que, "tras unos años en los que parecía que el número total de personas sin hogar iba en retroceso", este año ve "con preocupación el aumento de las mismas". "Las causas van desde el empobrecimiento motivado por el empeoramiento de las condiciones materiales de las personas en general, hasta las diferentes crisis humanitarias que se viven en determinados países, la mayoría motivadas por la intervención militar, ejemplo claro de esto último es la crisis de refugiados, ha apuntado.

"La crisis humanitaria de los refugiados ha llegado a nuestras calles y tal como hicimos en el pasado, volveremos a llevarles unos sorbos calientes de solidaridad, cariño y apoyo para que estas personas que viven en nuestras calles no se sientan solas y abandonadas", ha afirmado.