Los consejeros Corpas y Alba visitan los restos arqueológicos encontrados en Oioz

Actualizado 18/07/2009 14:04:23 CET

PAMPLONA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Cultura y Turismo, Juan Ramón Corpas, y la consejera de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones, Laura Alba, visitaron ayer los hallazgos arqueológicos de época romana encontrados en Oioz (Urraúl Bajo) con motivo de las obras de la Autovía Subpirenaica Pamplona-Jaca-Huesca, Tramo III, Izco-Venta de Judas, y han supervisado el estado de los trabajos realizados hasta la fecha.

Posteriormente, el consejero de Cultura y Turismo visitó obras en la localidad de Aibar, el yacimiento arqueológico de Santa Criz de Eslava y el molino harinero de Sada, informó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

El Departamento de Cultura y Turismo ha invertido en el periodo 2004-2008 un total de 1.124.332 euros, con una inversión inducida de 1.858.932 euros, en ayudas a pequeñas y grandes inversiones turísticas de entidades locales. Entre esas inversiones están las obras visitadas en Aibar y Rada, así como la Casa Rural de Lerga, a la que se ha dado 128.907 euros, de un total de 214.846 euros.

El Departamento de Cultura y Turismo autorizó a Olcairum, S.L. y Arian el seguimiento arqueológico de las obras de construcción de la Autovía Subpirenaica. El hallazgo se produjo con motivo del desbroce para la apertura de la pista de servicio de la autovía y cuenta con una dolia, varios lagares, un posible pozo y afloraciones de estructuras sin definir, todo ello de época romana. La zona quedó señalizada y se indicó la necesidad de realizar un seguimiento intensivo de las obras en la zona, especialmente durante el desbroce de la traza.

El yacimiento se ubica en la traza de la autovía en una zona en la que está prevista una trinchera en desmonte. Se emplaza al sur de la Sierra de Tabar, en término de Urraúl Bajo. La intervención concluyó el 14 de julio, si bien falta la toma de imágenes final. Los materiales se han ido recibiendo en el Almacén de Arqueología.

Los restos encontrados corresponden a un caserío romano dedicado a la elaboración de vino y aceite. Tuvo una vida que se prolongó desde inicios del siglo I a mediados del IV d.C., si bien, a partir de los hallazgos monetarios, parece que el apogeo del lugar se dio durante el s. III d.C.

Las estructuras fundamentales identificadas son un espacio de 23 x 23 metros que alberga un conjunto unitario de edificaciones en que el que se distinguen 12 habitáculos de planta rectangular o cuadrangular, dos lagares, 3 cubetas, pavimentos de losas y 2 canalizaciones, y, fuera de este espacio y más o menos diseminados, se ha identificado un pozo, un lagar, una dolia, un posible horno y algunos derrumbes dispersos.

Tras visitar el yacimiento romano, el consejero Corpas se ha trasladado a Aibar en donde ha visitado las obras del albergue turístico y del corral del Chosnete.

El albergue turístico está promovido por el Ayuntamiento de Aibar y cuenta con la ayuda del Gobierno de Navarra. Su presupuesto aceptado es de 783.917 euros, de los que el Gobierno de Navarra ha pagado en dos años 476.266 euros. El edificio, que ya estaba construido, cuenta con cinco plantas y tiene una superficie útil construida de 641,97 metros cuadrados. Va a disponer de recepción, sala de usos múltiples, siete dormitorios y otros tantos baños, consigna, dos comedores, aseo y secado.

Por su parte, el Corral de Chosnete, un edificio destinado a corral para guardar el ganado y que tiene también corral exterior y un pequeño añadido para refugio del pastor, se está rehabilitando como una de las muestras del patrimonio cultural de Aibar.

Se está procediendo a la reparación de la cubierta, al acondicionamiento estructural, y al adecentamiento del interior con labores de limpieza, reposición de carpintería y reconstrucción del cerramiento del corral exterior. La superficie construida de la edificación es de 201,56 metros cuadrados y el corral anexo ocupa 177,56 metros cuadrados. La superficie ocupada por la cubierta cuenta con unos 215 metros cuadrados.