Cruce de acusaciones entre Navarra Suma y PSN por una reunión entre Esparza y Chivite que no tiene visos de producirse

Publicado 09/09/2019 13:47:31CET
El portavoz de Navarra Suma en el Parlamento foral, Javier Esparza.
El portavoz de Navarra Suma en el Parlamento foral, Javier Esparza.EUROPA PRESS

PAMPLONA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Navarra Suma y PSN han escenificado este lunes sus diferencias por una polémica en torno a una posible reunión entre la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, reunión que no tiene visos de producirse.

El portavoz parlamentario y secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha explicado que el presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, envió la solicitud de reunión al PSN y que el PSN decidió que su representante en el encuentro sea el propio Ramón Alzórriz. "Si piden una reunión con el Partido Socialista, el Partido Socialista decide quién le va a representar. Si querían una reunión con la presidenta del Gobierno, la tenían que haber pedido al Gobierno", ha justificado Alzórriz este lunes, en declaraciones a los medios de comunicación al término de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra.

Por contra, Javier Esparza ha señalado que hasta en cuatro ocasiones ha pedido reunirse con María Chivite y ha explicado que recientemente envió una carta al PSN solicitando reunirse con ella. "He llamado en cuatro ocasiones y no se ha querido sentar, creo que es evidente el mensaje", ha afirmado Esparza.

"Navarra Suma pidió reuniones con la presidenta del Gobierno y se nos dijo que no. Hemos pedido una reunión como UPN a la secretaria general del PSN y nos dicen que no. Yo creo que los ciudadanos quieren diálogo, quieren que nos sentemos, que Chivite y Esparza se sienten en una mesa y hablen de lo que preocupa a los ciudadanos, del IRPF de las madres, de derogar o no el decreto del euskera, de la ley de símbolos, del tren de alta velocidad, del Canal de Navarra, de las víctimas del terrorismo de ETA", ha indicado.

No obstante, Esparza ha afirmado que "entendemos el mensaje, se nos ha dicho alto y claro que la señora Chivite no se quiere sentar, y plantearemos las iniciativas en el Parlamento y veremos si somos capaces de conseguir mayorías para que en esta comunidad se viva mejor". "Si Chivite quiere estar conmigo, no tiene mayor inconveniente, que me llame y estaremos. Si hubiera habido voluntad de sentarnos, nos habríamos sentado", ha señalado.

Además, Javier Esparza ha asegurado que "Chivite está al dictado del nacionalismo vasco, Chivite va a hacer lo que Geroa Bai y EH Bildu quieran". "Ella ya ha elegido, ese es el camino. El PSN lo niega pero en Huarte le da la Alcaldía a EH Bildu. Yo sé que había miembros de la lista del PSN que quisieron coger el acta de concejal pero para no votar a Bildu y sé que el PSN no les dejó. EH Bildu tiene un acuerdo con el PSN", ha afirmado.

Por su parte, el dirigente socialista Ramón Alzórriz ha considerado que "ha llegado la hora de que el presidente de UPN abandone cuestiones que permanentemente están avivando el conflicto y tiene que asumir que hay una presidencia del Gobierno de Navarra que es del PSN, y si quiere una reunión en tiempo en forma, tiene que aprender del alcalde de Pamplona, Enrique Maya, que ha pedido una reunión y ya la ha tenido".

Además, ha acusado a Navarra Suma de "hacer pública a través de medios de comunicación una carta privada -del PSN en relación con esta reunión- y quebrar principios básicos". "Cuando mandas a alguien una carta privada es privada, no es pública", ha señalado, para afirmar que si UPN acepta la representación que el PSN decida en la posible reunión, se produciría el encuentro.

Contador

Para leer más