29 de marzo de 2020
 
Actualizado 11/03/2014 12:51:22 CET

Las empresas de economía social obtienen 1,6 millones de financiación

Rueda de prensa de CEPES Navarra.
Foto: EP/CEPES

PAMPLONA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las empresas y entidades de economía social ya han obtenido 1.684.399 euros de financiación en seis meses, a través del convenio de colaboración que CEPES Navarra tiene establecido con las cooperativas de crédito Laboral Kutxa y Caja Rural de Navarra.

   Así se han llevado a cabo 44 operaciones de las cuales 43 han correspondido a cooperativas y sociedades laborales y una a un Centro de Inserción Socio Laboral, tal y como ha indicado José María Martínez, presidente de CEPES Navarra, en la rueda de prensa celebrada este martes, en la que también han tomado parte Ignacio Ugalde, presidente de ANEL; Francisco Javier Cortajarena, director territorial de Laboral Kutxa; y Ricardo Goñi, responsable de Relaciones Institucionales de Caja Rural de Navarra.

   José María Martínez ha destacado la "buena acogida de esta propuesta", que tiene por objetivo fundamental "el fortalecimiento de las empresas y entidades de economía social". Además, ha añadido que a lo largo de 2014 esta previsto que esta cooperación "no solo continúe sino que se refuerce".

   Desde ambas cooperativas de crédito han destacado el "rigor" de las operaciones demandadas por las empresas de economía social, además de la garantía que supone que las propuestas tengan el apoyo de las organizaciones que las representan en CEPES Navarra.

   CEPES Navarra es una organización empresarial de carácter intersectorial que representa a la economía social en la Comunidad foral y está constituida por ANEL, UCAN, Asociación CIS y Asociación Fundaciones de Navarra.

   De esta forma, CEPES Navarra representa a 365 empresas, 6.200 trabajadores y 25.000 socios, repartidos entre empresas laborales y cooperativas de trabajo asociado, cooperativas agro-alimentarias, centros de inserción socio-laboral y fundaciones.

   Entre las operaciones realizadas son de reseñar aquellas destinadas a las Aportaciones a Capital de la Empresa, es decir, a la incorporación de nuevos socios-trabajadores o a la compra de participaciones en ampliaciones de capital.

   "Una de las dificultades a las que se enfrentan las empresas actualmente es la capitalización, un aspecto clave para la consolidación y el crecimiento de las mismas", ha indicado Ignacio Ugalde, presidente de ANEL.

   En el caso de las empresas de economía social, cuya característica es que la mayor parte del capital está en manos de socios-trabajadores, "la posibilidad de que se incorporen nuevos socios o que estos participen de ampliaciones de capital resulta fundamental para este modelo de empresa basada en las personas".

   De ahí que, ha añadido Ugalde, uno de los aspectos innovadores planteado por este convenio ha sido una línea especial dirigida a financiar las aportaciones a capital de la empresa que realizan los socios trabajadores.

   Así se pueden financiar con prestamos hasta 7 años tanto el capital aportado en el momento de la constitución de la sociedad como en futuras ampliaciones de capital o compra de participaciones a otros socios. De esta forma 23 personas físicas lo han utilizado por un importe total de 478.490 euros.

   Además de la destinada a las aportaciones a capital de la empresa,  las empresas y entidades representadas por CEPES Navarra pueden acceder a otras cinco líneas diferentes de financiación: emprendedores, circulante, anticipo de subvenciones públicas, internacionalización e inversión en activos fijos.

   Respecto a las empresas de economía social que están accediendo a esta financiación, se trata en su mayor parte de cooperativas y sociedades laborales, "sobre todo pymes, aunque también ha habido iniciativas de empresas industriales de mayor tamaño".

   Por eso, Ignacio Ugalde ha animado a las empresas de economía social asociadas a las diferentes organizaciones que componen CEPES Navarra a que acudan a las mismas a plantear sus necesidades, porque "el convenio ofrece muchos instrumentos de apoyo a las empresas que pueden utilizarse en mayor medida". El objetivo final, ha concluido, es que las "organizaciones de la economía social y las cooperativas de crédito demos respuesta, todos juntos, a sus demandas reales".