Los ginecólogos Elisa Sesma, Pablo Sánchez-Valverde y Mari Cruz Landa reciben el Pañuelo de Pamplona

Entrega del Pañuelo de Pamplona.
AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Publicado 07/09/2018 12:47:48CET

UPN no ha asistido al acto, al rechazar que se reconozca a los médicos que practicaron los primeros abortos en Navarra

PAMPLONA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los médicos especializados en ginecología Elisa Sesma, Pablo Sánchez-Valverde y Mari Cruz Landa han recibido este viernes el Pañuelo de Pamplona de manos del alcalde, Joseba Asiron, en el marco de los actos conmemorativos del Privilegio de la Unión.

Con este galardón el Ayuntamiento ha querido "agradecer su liderazgo, buen hacer y activimismo, y su implicación en la promoción y defensa de los derechos en materia de salud sexual y de las mujeres". Los tres galardonados tienen más de treinta años de experiencia en la sanidad pública, muchos de ellos en el centro de información y planificación sexual Andraize.

Al acto no ha asistido UPN, señalando que los galardonados fueron las primeras personas que practicaron abortos en Navarra, "un hecho que provocó una fuerte controversia en nuestra comunidad y que provocó la negativa de los médicos especialistas a realizar estas prácticas".

Durante el acto de entrega, un grupo de personas se ha concentrado en la plaza Consistorial en protesta por la entrega de este reconocimiento, con mensajes como "Sí a la vida".

Las tres personas homenajeadas han recibido pañuelos con el escudo de la ciudad bordado y una escultura de la alegoría de la Unión de los Burgos.

Pablo Sánchez-Valverde ha considerado que el Ayuntamiento ha sido "valiente" con su reconocimiento y ha afirmado que "se premia nuestra trayectoria profesional ligada al centro Andraize, que fue pionero a nivel estatal". "Nos proponíamos ir acompañando y a veces liderando la demanda de derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, que no los habían tenido durante el franquismo. Esta ha sido nuestra guía durante toda la historia", ha indicado.

Tras ello, ha afirmado que "la verdad innegable es que 40 años después Andraize es una realidad indiscutible que sigue dando respuesta de forma amable, eficaz, eficiente, centrada en las necesidades de las usuarias, y que representa que muchos hombres y mujeres puedan vivir una sexualidad alegre y que muchos temas estén en la calle sin ser tabú".

Por su parte, Elisa Sesma se ha mostrado "muy orgullosa del reconocimiento del Ayuntamiento" y ha destacado que "detrás de este galardón hay un reconocimiento a todo el colectivo de profesionales que han estado trabajando en Andraize".

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha destacado que "la elección de estas tres personas, generosas, profesionales, pero ante todo valientes, para la entrega de este reconocimiento no es baladí, hoy es un día importante para las mujeres y también para los hombres, porque reconoce una lucha que nos atañe a todos y todas, en pro de la educación sexual y reproductiva". "Es algo que hoy damos por hecho, pero que hace 30 años supuso una reivindicación social en cuyo centro estaba Andraize", ha destacado.

El Ayuntamiento de Pamplona abrió durante el mes de agosto el plazo de presentación de candidaturas para la concesión del Pañuelo de Pamplona. Las candidaturas podían ser presentadas por el alcalde, un tercio de miembros de la Corporación, 10 entidades o 500 solicitantes particulares. La propuesta de Elisa Sesma, Pablo Sánchez-Valverde y Mari Cruz Landa fue aprobada por mayoría en Junta de Portavoces y ratificada ayer en el Pleno.

Pablo Sánchez-Valverde, jubilado en la actualidad, trabajó en el centro Andraize durante toda su trayectoria profesional siendo coordinador del mismo y poniendo en marcha diversos programas de promoción y defensa de los derechos de la salud sexual y reproductiva. Elisa Sesma es en estos momentos responsable de la Sección Asistencial de la Sección de Salud Sexual y Reproductiva del Área de Pamplona en el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra y Mari Cruz Landa ejerce como doctora en el Servicio Navarro de Salud.

TERCERA EDICIÓN

El Pañuelo de Pamplona, que este año ha celebrado su tercera edición, aparece entre las distinciones recogidas en el 'Reglamento de protocolo, ceremonial, honores y distinciones del Ayuntamiento de Pamplona' junto con la Medalla de Oro de Pamplona, el título de Hijo Predilecto y título de Hijo Adoptivo o la dedicación de calles, plazas y monumentos.

El pañuelo es, tal y como recoge el reglamento, "una distinción honorífica que tiene por objeto premiar a las personas, físicas o jurídicas, y entidades que por razón de su labor diaria, trayectoria personal o profesional, hayan contribuido de forma activa y notoria a la consolidación de la proyección de la ciudad de Pamplona en sus diferentes vertientes, su historia y su cultura o que hayan destacado por haber realizado una contribución excepcional a las artes o las ciencias".

En 2016, primer año del galardón, fue reconocida Paulina Fernández, propietaria de la Churrería La Mañueta. El segundo Pañuelo de Pamplona fue para el periodista y escritor Javier Pagola.