Actualizado 08/01/2007 15:45 CET

El Gobierno de Navarra condena los actos de violencia callejera cometidos durante las pasadas Navidades

PAMPLONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra condenó en su sesión de esta mañana los actos de violencia callejera cometidos en la Comunidad Foral durante las pasadas fiestas navideñas, como los ataques contra las viviendas de la alcaldesa de Alsasua o una concejal de Barañáin, las sedes de UGT y PSN de Estella, y los cajeros de varias entidades bancarias en Burlada y Pamplona.

El Ejecutivo Foral considera que la violencia callejera no es un fenómeno espontáneo sino que "obedece a la estrategia de quienes desde el entorno de la organización terrorista ETA y Batasuna pretenden alcanzar sus objetivos independentistas al margen de los procedimientos democráticos". "En estas condiciones es un sarcasmo pretender mantener un diálogo con quienes casi a diario recurren a las bombas y los cócteles molotov", añade.

El Gobierno de Navarra se solidariza con las representantes populares y las empresas atacadas, y les anima a "seguir trabajando sin ceder ante el temor que los nacionalistas radicales intentan infundirles".