El Gobierno de Navarra convoca las ayudas a primera instalación para jóvenes agricultores

Actualizado 24/11/2017 15:34:13 CET

La convocatoria esta dotada con 3,5 millones de euros y permitirá la incorporación de 94 jóvenes

PAMPLONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra ha publicado este viernes la nueva convocatoria de 2017 de instalación de jóvenes agricultores con el objetivo de "facilitar la incorporación de jóvenes a la actividad agraria". El presupuesto de la convocatoria es de 3,5 millones de euros, lo que permite que accedan a las ayudas 94 jóvenes.

Las ayudas consisten en una prima de 37.276 euros que se abonan en dos plazos en 2018 y 2019. Estas ayudas se complementan con las de inversiones en explotaciones en las que los jóvenes tienen prioridad. Se trata de una medida orientada a facilitar a las personas de entre 18 y 40 años de edad su instalación como profesionales en explotaciones agrarias viables, sostenibles y competitivas, así como el rejuvenecimiento y relevo generacional del sector agroganadero de Navarra.

Esta convocatoria recoge algunas novedades con respecto a la de 2016. Entre las más reseñables, ha indicado el Ejecutivo, establece un sistema de tutoría obligatorio por el que el Departamento designará un tutor que acompañará al joven durante su proceso de instalación. Asimismo, se prioriza a los jóvenes que en el momento de presentar la solicitud cuentan con la capacidad profesional suficiente, y dentro de estos se asignan más puntos a los que cuentan con una formación profesional reglada ajustada a su proyecto empresarial. Además, se incrementa el baremo para las primeras instalaciones en las que la titular sea mujer.

El plazo de presentación de solicitudes será de 60 días y no de 90, como venía siendo habitual. Se recuerda que las solicitudes se deben presentar exclusivamente por internet, a través del catálogo de trámites del portal web del Gobierno de Navarra, www.navarra.es. Los detalles de las bases se pueden consultar en el BON del 24 de noviembre de 2017.

Los agricultoras que las soliciten deberán tener la formación adecuada (o comprometerse a adquirirla antes de finalizar el proceso de instalación) y presentar un "plan empresarial", que recoge el desarrollo de las actividades agrícolas o ganaderas que tiene previsto realizar. Asimismo, el joven agricultor se compromete a ejercer la actividad agraria durante un tiempo determinado y podrá haberla iniciado con 12 meses de antelación a la presentación de la solicitud.

Esta medida se incluye dentro del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020. Mediante acuerdo del Gobierno de Navarra, de 21 de junio de 2017, se autorizó al director general de Desarrollo Rural, Agricultura y Ganadería a comprometer un gasto de 3.503.984 euros para la financiación de la convocatoria del ejercicio 2017 de estas ayudas, con cargo a los ejercicios 2019 y 2020. De este modo el Gobierno de Navarra aumenta la cantidad destinada en las previsiones del PDR. Se trata de la tercera convocatoria anual, 2015, 2016 y 2017 que lanza el Departamento de Desarrollo Rural; cabe recordar que las anteriores convocatorias tuvieron lugar en los años 2011 y 2013.

Así, en 2015 se puso de manifiesto la necesidad de incrementar la partida presupuestaria destinada a estas ayudas, ya que casi el 60% de los proyectos empresariales de instalación de jóvenes presentados en ese año quedaron fuera de las ayudas por insuficiencia presupuestaria. Según el Gobierno, en 2016 el departamento incrementó el presupuesto en un 40% para dar respuesta a la demanda, ese año se presentaron 156 solicitudes de las cuales 88 correspondían a expedientes que quedaron excluidos de las ayudas en 2015 y 68 fueron presentados por nuevos solicitantes. Sobre esta base, y "considerando que es indispensable dar salida a los expedientes pendientes, se ha propuesto mantener el mismo presupuesto en la convocatoria de 2017".

Estas ayudas, junto con las dirigidas a la modernización de explotaciones que se publicarán antes de finalizar el año, se consideran "básicas" para el desarrollo del sector agrario, tanto en lo referente a la adaptación técnico-económica de las explotaciones, como en lo relativo al relevo generacional, así como al mantenimiento del tejido productivo en el medio rural, de fijación de la población y mantenimiento y creación de empleos.