El Gobierno de Navarra lanza una campaña para reducir el uso de bolsas de plástico

Participantes en la presentación de la campaña para reducir bolsas de plástico
GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 17/10/2018 14:42:06CET

PAMPLONA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra ha lanzado la campaña de sensibilización ciudadana 'AgurPlásticoAdiós' con la que busca reducir el uso de bolsas de plástico. Además, como una alternativa a su utilización, a partir de este jueves día 18 se entregarán 130.000 bolsas de papel en toda Navarra, coincidiendo con el primer Día Europeo de la bolsa de papel, en colaboración con el Consorcio de Residuos.

En esta campaña institucional intervienen también la Oficina de Prevención e Impulso de la Economía Circular del Gobierno de Navarra, el Consorcio de Residuos y GAN con la colaboración de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, y se enmarca en la puesta en práctica de los principios de la recién aprobada Ley Foral de Residuos.

Esta norma incide especialmente en la prevención y reducción de residuos y prohibirá a partir de 2020 la utilización de las bolsas de plástico, que desde el pasado mes de julio ya se cobran en todos los establecimientos.

La campaña ha sido presentada este miércoles en Sangüesa por la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, acompañada por la presidenta de la Mancomunidad de la Comarca de Sangüesa, Lucía Echegoyen, y de las presidencias y personal técnico de distintas Mancomunidades.

Según ha indicado Elizalde, "la Ley tiene por objeto prevenir la generación de residuos, mejorar su gestión, avanzar en la economía circular y profundizar en la lucha contra el cambio climático para, en el marco de las competencias de la Comunidad Foral, alcanzar las metas establecidas en la normativa europea". El presupuesto de la campaña asciende a 55.800 euros, y se difundirá en prensa, radio, medios digitales y redes sociales.

BOLSAS DE PAPEL

Junto a la campaña 'AgurPlásticoAdiós', y también dentro de la aplicación de la sensibilización que promueve la Ley Foral de Residuos, se ha presentado también la iniciativa de distribución de 130.00 bolsas de papel reutilizables, que darán a partir de este jueves el Gobierno de Navarra y el Consorcio de Residuos.

El lema 'Reutilízame, soy local... Hola bolsa de papel / Bertakoa naiz paperezko poltsa kaixo berrerabili" es el elegido para la iniciativa, que propone el uso de las bolsas de papel reutilizables como alternativa a las de plástico, y que coincide con la celebración del Día Europeo de la bolsa de papel este jueves 18 de octubre.

Las bolsas han sido fabricadas en la empresa Smurfit Kappa en Sangüesa, con materias primas renovables procedentes de áreas forestales locales gestionadas de forma sostenible y certificada. Son muy resistentes, ya que son capaces de cargar una amplia gama de productos de hasta unos 12 kilogramos de peso, y resisten la humedad.

El reparto se llevará a cabo entre los meses de octubre y noviembre en instalaciones como los puntos limpios, oficinas de las mancomunidades y, especialmente, en el comercio local y de cercanía para que se premie por un lado la fidelidad en el consumo local y, por otro, para visibilizar que hay alternativas al uso indiscriminado de bolsas derivadas del petróleo. Para ello, se realizarán reuniones con las diferentes asociaciones de comercio de toda Navarra con la colaboración de la Dirección General de Comercio y Turismo del Gobierno de Navarra.

En el acto de presentación de la campaña se ha realizado también la compra en el comercio local de la propia Calle Mayor, utilizando las bolsas de papel repartidas para ello. La presidenta de la Mancomunidad de Sangüesa, Lucía Echegoyen, ha subrayado especialmente "esta colaboración de los establecimientos y de la ciudadanía de Sangüesa en la campaña de sensibilización".

Las bolsas de papel reutilizables que protagonizan la campaña están elaboradas con fibras de celulosa que se extraen del entresacado de árboles y del procesamiento de desechos de la industria de la madera aserrada, y son biodegradables, descomponiéndose en un periodo que de dos a cinco meses.

Junto con otras posibilidades como los carros de compra, las cestas o las bolsas de tela o compostables, son una medida de prevención de residuos y de responsabilidad con el entorno. El objetivo es que los consumidores reutilicen las bolsas de papel hasta que sean depositadas en el contenedor correspondiente, para poder volver a elaborar otras nuevas, siguiendo los principios de la economía circular, que entiende el residuo como recurso.

EL PROBLEMA DE LAS BOLSAS DE PLÁSTICO

Desde el Ejecutivo foral han remarcado que "los actuales niveles de consumo de bolsas de plástico producen unos altos niveles de residuos dispersos, suponen un uso ineficaz de los recursos y es previsible que aumenten si no se toman las medidas adecuadas".

"Las bolsas de plástico dispersas provocan contaminación en el medio ambiente y agravan el problema generalizado de la presencia de residuos en las masas de agua, lo que supone una amenaza para los ecosistemas acuáticos en el ámbito mundial", han subrayado.

Las bolsas de plástico ligeras son bolsas que se entregan al consumidor en los puntos de venta y tienen un espesor inferior a 50 micras. Representan la inmensa mayoría del número total de bolsas de plástico consumidas en la Unión Europea. Se reutilizan con menor frecuencia que las bolsas más gruesas, se convierten en residuos más rápidamente y tienden a dispersarse como basura con mayor frecuencia debido a su reducido peso.

Contador