El Gobierno de Navarra presenta en Bruselas su propuesta de lucha contra el cambio climático

Isabel Elizalde firma la suscripción al Pacto Europeo de los Alcaldes
GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 10/10/2018 18:53:56CET

PAMPLONA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde, ha presentado este miércoles en Bruselas la política navarra de lucha contra el cambio climático y ha defendido "el compromiso con la sostenibilidad" de la comunidad en un acto en el que ha sido nombrada embajadora del Pacto europeo de alcaldes.

En el Pacto Europeo de los Alcaldes para el Clima y la Energía se agrupan ahora más de 7.000 autoridades locales y regionales de 57 países que de forma voluntaria se comprometen a implantar los objetivos en materia de clima y energía de la UE.

En su discurso, Elizalde ha defendido que "Navarra ha puesto las bases para la transición a un nuevo modelo socioeconómico y energético con una economía baja en carbono y adaptada a los efectos climáticos, para ser un referente del desarrollo sostenible, con un territorio responsable ambientalmente y eficiente en el uso de recursos".

El Gobierno de Navarra aprobó en 2017 la Hoja de Ruta de lucha frente al cambio climático, una estrategia ambiental "integral y transversal para alcanzar los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero, en línea con los compromisos internacionales adquiridos por el Ejecutivo".

Para el desarrollo de este proceso, Navarra participa en varios proyectos europeos, como son el 'Life-Nadapta', que cuenta con un presupuesto de 15,6 millones de euros, de los que la Unión Europea aporta 9,3 millones. Su objetivo es adaptar Navarra a los efectos del cambio climático, y se concreta en 53 medidas para desarrollar en seis áreas estratégicas diferentes: agua, bosques, agricultura y ganadería, salud, infraestructuras, y ordenación del territorio y monitorización, ha explicado en un comunicado el Ejecutivo foral.

Otro de los proyectos destacados es 'Navarra Social Housing', que cuenta con un presupuesto total de 80 millones a cargo del Gobierno foral y fondos propios de la sociedad Nasuvinsa, y que en un 50% está financiado por los 40 millones aportados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Este proyecto apuesta por el alquiler de vivienda y por la construcción en edificios de consumo casi nulo de alta eficiencia energética, dos objetivos alineados con las políticas prioritarias que promueve la Unión Europea.