IUN califica de "obscenidad" la reunión del G7 y llama a "rebelarse de manera pacífica" en la 'contracumbre' de Irún

Publicado 20/08/2019 12:13:08CET
Isabel Salud, coordinadora de IU Euskadi; Marisa de Simón, coordinadora de IU Navarra; y Maite Mola, vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea
Isabel Salud, coordinadora de IU Euskadi; Marisa de Simón, coordinadora de IU Navarra; y Maite Mola, vicepresidenta del Partido de la Izquierda EuropeaEUROPA PRESS

PAMPLONA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida de Navarra (IUN), junto con el Partido de la Izquierda Europea e IU Euskadi, ha rechazado la reunión del G-7 que tendrá lugar en Biarritz del 24 al 26 de agosto, y ha llamado a "rebelarse de manera pacífica" en la 'contracumbre' de protesta, organizada en Irún del 21 al 23 de este mes.

La coordinadora de IUN y parlamentaria de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha calificado la cumbre del G-7 como "un auténtica obscenidad", en una rueda de prensa en la que también han participado la vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea, Maite Mola; y la coordinadora general de Ezker Anitza - IU Euskadi, Isabel Salud.

"Mientras continúan produciéndose dramas humanos, dramas medioambientales, de destrucción y de opresión a gran parte de la población mundial, siete países se reúnen para dar el pistoletazo de salida a esas nuevas formas de hacer política para mantener su marco, su modelo capitalista brutal y depredador que generará más pobreza, exclusión y violencia, que afectará a la mayoría de la población mundial", ha criticado.

De Simón ha afirmado que "la realidad es que estos líderes mundiales se reúnen para rubricar lo que ya tienen acordado, esas nuevas formas de desarrollo de sus sistema depredador que se basa en el enriquecimiento de unos pocos a costa de la explotación, empobrecimiento y agresión a la mayoría social".

En este sentido, para la coordinadora de IUN la cumbre es "una escenificación de esos acuerdos sobre estas formas de enriquecimiento propio pero también de esquilmar nuestros recursos naturales, nuestros derechos laborales y nuestras propias rentas del trabajo". "Y esto lo hacen una escenificación disfrazada de buenismo, de paternalismo y de búsqueda de soluciones a los dramas mundiales", ha rechazado.

Así, ha puesto como ejemplo la asistencia a la cumbre del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, "un millonario" que "viene a gestionar nuestra pobreza" y que es "un defensor brutal de este modelo".

Por ello, Marisa de Simón ha recalcado que "esta situación exige una gran movilización social, acuerdos globales y que las clases populares tomemos las riendas de nuestro camino" porque "este tipo de sistema también provoca miedo y parálisis como si no hubiera otras posibilidades". Y ha afirmado que "otro mundo es posible, otro reparto de la riqueza, otro modelo económico, social medioambiental que se tiene que basar solo en la justicia social".

Así, ha llamado a participar en la 'contracumbre' de Irún y a "rebelarse de manera pacífica ante esta injusta situación que nos perjudica aunque nos quieran hacer creer lo contrario".

Por su parte, Maite Mola ha criticado el "despliegue masivo de la policía" en Biarritz con motivo de la cumbre que "lo ha transformado en un búnker".

Asimismo, ha considerado que "ejes como el clima, la crisis social y económica o el riesgo de guerra no van a ser resueltos de ninguna manera en esta reunión". Por ello, ha abogado por que la ONU "fuera un G195, que son todos los países y pueblos que existen ahora" y el marco donde se realizaran este tipo de cumbres.

También ha mostrado su preocupación por la situación del Open Arms y ha criticado "el nefasto papel de la Unión Europea". "Si el G7 quiere resolver algo, lo primero que tendrían que resolver es la cuestión del Open Arms", ha remarcado. Mola se ha preguntado "cómo es posible que un señor como Salvini decida sobre la vida de más de 100 personas" y "cómo es posible que la Unión Europea permita eso". "Si la UE operase como dicen que operan ya se debería haber hecho hace días un reparto de la gente que está ahí", ha aseverado.

La coordinadora general de Ezker Anitza - IU Euskadi, Isabel Salud, ha rechazado la presencia del G7 en Biarritz así como la propia cumbre que "es una reunión para coordinar sus políticas basadas en la desigualdad social, laboral y de género, y en promover guerras" para "hacerse con las riquezas de los pueblos". "Se reúnen para asegurar sus cuentas de resultados", ha afirmado Salud que ha añadido que "sus ganancias son pérdidas para la ciudadanía, el planeta y para la vida".

La coordinadora de IU Euskadi ha criticado, además, el "gran impacto para la ciudadanía" que supone el dispositivo de la cumbre en Biarritz que "además de recortarnos el movimiento nos van a recortar derechos de libertad de expresión y de manifestación". "Lo que ocurre en el fondo es que el G7, las grandes potencias, necesitan estar aislados de la ciudadanía en su atalaya fortificada porque la gente no les queremos", ha concluido.

Contador

Para leer más