6 de junio de 2020
 
Publicado 21/05/2020 9:22:38 +02:00CET

NILSA invertirá 470.000 euros en Arano para construir una depuradora en 2021

Proyecto de construcción de depuradora en Arano.
Proyecto de construcción de depuradora en Arano. - GOBIERNO DE NAVARRA

PAMPLONA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La sociedad pública NILSA, adscrita al Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, ha presentado el proyecto de construcción de una depuradora en Arano, que cuenta con un presupuesto de 470.000 euros financiado mediante el canon de saneamiento y entrará en funcionamiento en 2021.

El equipo del área de Proyectos de la sociedad Navarra de Infraestructuras Locales S.A. ha presentado al Ayuntamiento de Arano el proyecto que, además de la instalación de la depuradora, incluye la ejecución de dos nuevos emisarios y su conexión con otro canal existente. Esta presentación se ha realizado a través de videoconferencia, dadas las limitaciones implementadas para frenar la propagación de la pandemia de COVID-19, ha informado el Gobierno foral.

Arano, que cuenta con 116 habitantes, está compuesto por dos núcleos urbanos separados, Beheko Herri y Goiko Herri, y situados en zona de compleja orografía marcada por laderas de elevadas pendientes, caminos muy estrechos y una reducida presencia de puntos de cruce y zonas de acopio de materiales, "lo que ha condicionado la solución planteada".

La depuración de las aguas de las poblaciones de este tamaño exige un sistema de saneamiento robusto que requiera poco mantenimiento y pueda funcionar sin energía eléctrica. Por ello se ha optado por la construcción de una depuradora con filtros Imhoff y un sistema de lecho bacteriano, que ocuparán un área de 675 metros cuadrados. Asimismo, se construirá un nuevo emisario de 420 metros de longitud entre el casco urbano de Beheko Berri y la instalación y otro conducto de 120 metros entre la depuradora y el camino local, donde se conecta con un emisario ya existente y renovado en una fase anterior.

El proyecto se ejecutará en 2021, con una duración de 5 meses, y permitirá tratar un caudal medio de 0,28 litros por segundo (24 metros cúbicos diarios), con la posibilidad de llegar a un máximo de 1,89 litros por segundo (168 metros cúbicos al día). No se prevén posibles problemas de colmatación ya que el caudal punta que se produce en episodios de tormentas o fuertes lluvias está previsto en 0,67 litros por segundo.

Este proyecto se enmarca en el plan de NILSA de dotar de estaciones depuradoras a todas las localidades de menos de 200 habitantes, aunque ya dispongan de fosas sépticas. En la actualidad, únicamente el 1,81% de la población navarra no cuenta con un sistema de saneamiento completo. Se trata de poblaciones muy dispersas y su impacto sobre el medioambiente es muy leve, ya que se trata vertido doméstico, en el que no existe carga industrial nociva, sino únicamente orgánica, ha indicado el Ejecutivo.

Contador