Publicado 13/12/2021 13:00CET

Persisten las dificultades derivadas de las inundaciones en Navarra a pesar de descender el caudal y nivel de los ríos

Una persona del vecindario observa una de las calles inundadas, a 12 de diciembre de 2021, en San Adrián.
Una persona del vecindario observa una de las calles inundadas, a 12 de diciembre de 2021, en San Adrián. - Eduardo Sanz - Europa Press

PAMPLONA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Persisten las dificultades derivadas de los desbordamientos e inundaciones en los términos municipales afectados, a pesar del descenso del caudal y del nivel de los ríos. El Gobierno de Navarra y los ayuntamientos insisten en su llamamiento al comportamiento responsable de la población para evitar situaciones de riesgo, incluido el acceso a zonas agrícolas afectadas por las avenidas. Dos centros escolares de Pamplona y San Adrián no han podido abrir este lunes sus puertas.

Hoy han quedado suspendidas las clases en el Centro Integrado San Juan, de Pamplona, por inundación de talleres y aulas con daños en material, equipos y mobiliario, aunque sus responsables esperan poder reabrir el centro mañana con cierta normalidad. El CPEIP Alfonso X El Sabio de San Adrián también está cerrado con casi 2,5 metros de agua en los sótanos e inundación de la biblioteca, sala de ordenadores y armarios eléctricos y de comunicaciones. La Escuela Oficial de Idiomas de Tudela ha recurrido a las clases on line porque la inundación de sus sótanos ha estropeado la calefacción.

Los alumnos que residen en Cabanillas y Fustiñana no han podido desplazarse a sus centros educativos al estar inundadas las carreteras de ambas localidades, y dos profesores no han podido salir de sus domicilios en San Adrián para acudir a sus puestos de trabajo. Asimismo, problemas en las carreteras y el transporte han impedido la asistencia a clase de numerosos alumnos del CIP-ETI de Tudela, que no ha sufrido daños en sus infraestructuras, ha informado el Gobierno foral.

Además, los ordenadores del colegio Patxi Larrainzar, de Pamplona, se han estropeado, al igual que las líneas telefónicas del colegio de Zugarramurdi. La Ikastola Paz de Ziganda, de Villava, que el viernes suspendió las clases de 4º de la ESO y Bachiller al inundarse la planta baja, las ha reanudado aunque ha resultado dañada la instalación y el cableado de internet. El IES Ribera del Arga, de Peralta, tiene dañada la finca de prácticas agraria, y en el centro concertado Amor de Dios, de Burlada, se inundó el comedor y se estropearon el frigorífico y el lavavajillas.

DESCENSO DE LOS RÍOS

Desde primeras horas de esta mañana el Ayuntamiento de Tudela ha reabierto al tráfico tanto el paseo de Pamplona como el puente sobre el río Ebro, que a las 8 horas presentaba un caudal de 2.322 metros cúbicos por segundo (m3/s). Tal y como se vaticinaba, el descenso está siendo lento porque en las primeras 18 horas transcurridas desde que se midió el pico máximo (14.10 horas) la reducción del caudal ha sido de 387 m3/s. La crecida del Ebro en Tudela a consecuencia del temporal asociado a la borrasca Barra es superior a la de los años 2015 (2.582 m3/s y 5,85 metros) y 2018, cuando se midieron valores algo inferiores.

En Mendavia, a esa misma hora, la altura del río Ebro había descendido 2,1 metros desde el máximo y ha pasado de la situación de preaviso a la de normalidad. En cuanto al Ega, en Andosilla se medían esta mañana 2,4 metros de altura, casi la mitad que el sábado (2,2 metros menos) y 109 m3/s, valores correspondientes a la situación de normalidad. Se mantiene en nivel de alerta el río Arakil en las estación de Urdiain, con tendencia descendente; el Larraun en Irurtzun (tendencia estable) y el Ebro tanto en Castejón como en Tudela, en ambos casos con tendencia decreciente.

Continúan las labores de limpieza y desescombro en San Adrián, buena parte de cuyo casco urbano quedó bajo el agua como consecuencia del desbordamiento del río Ega. Tanto el centro de salud como los centros escolares dañados por la inundación permanecen cerrados, al igual que algunas de las dependencias municipales.

ZONAS ANEGADAS DURANTE DÍAS

El descenso de nivel y caudales hace que no llegue más agua a las zonas de llanura inundadas, a pesar de lo cual se mantendrán anegadas durante varios días, sobre todo en los lugares donde las motas de protección se vieron superadas por la avenida y ahora impiden el retorno del agua al cauce de los ríos. En estos puntos es necesario esperar a que la evaporación y la filtración vayan reduciendo poco a poco el embalsamiento, ha añadido el Ejecutivo.

El Gobierno de Navarra y los ayuntamientos llaman a la ciudadanía a comportarse de manera responsable y evitar comportamientos imprudentes que pudieran derivar en situaciones de riesgo, por ejemplo dirigiéndose a zonas agrícolas inundadas, porque esas personas pueden llegar a requerir la intervención de equipos de rescate y salvamento que obligaría a derivar recursos necesarios en actuaciones urgentes derivadas de esta situación excepcional.

Esta circunstancia va a prolongar el corte del tráfico en Castejón de la carretera N-113 (pk. 75), así como de los accesos a Ribaforada, Fustiñana y Cabanillas. Se puede llegar a estas dos últimas localidades a través del camino que las conecta con Tudela a través de Bardenas, peligroso por no estar asfaltado y con tramos embarrados sobre todo de noche o, como ocurría esta mañana, con una densa niebla, por lo que se recomienda precaución a los conductores que lo utilicen.

Tras la reapertura al tráfico esta mañana, en horario diurno y con limitación de velocidad, del túnel Almandoz en la N-121-A (Pamplona-Behovia)La N-113 es la única vía cerrada a causa del temporal en la red principal. En la secundaria son una veintena los tramos cortados o con paso alternativo a causa de las nevadas, desprendimientos e inundaciones, por lo que se aconseja consultar el estado de la red viaria antes de iniciar un desplazamiento en la web www.incidenciascarreteras.navarra.es y en el teléfono de información 848 423 500.

ATENCIÓN A LOS AFECTADOS

El Servicio de Consumo del Gobierno de Navarra ha puesto a disposición de las personas afectadas por las inundaciones un teléfono de asesoramiento sobre cómo proceder en relación con los daños que hayan sufrido en sus bienes. El teléfono es el 848427733 y atiende desde hoy, lunes, entre las 8 y las 14 horas.

Por otra parte, el Servicio Navarro de Salud ha reorganizado la atención sanitaria de San Adrián tras resultar afectado el centro de salud por las inundaciones. Desde hoy, lunes día 13 de diciembre, el personal sanitario adscrito al centro inundado está redistribuido en los cercanos consultorios de Azagra, Andosilla y Cárcar para poder prestar desde allí la asistencia indemorable -tanto en consultorio como a domicilio- a todos los ciudadanos y ciudadanos adscritas al Centro de Salud de San Adrián.

En concreto, un médico con su enfermera y el equipo de pediatría permanecerán en Azagra, uno más en Andosilla y otro más en Cárcar. Los médicos y enfermeras serán los habituales del centro de San Adrián. Las administrativas estarán ubicadas en los puntos de vacunación y con teletrabajo para facilitar la asistencia. La atención continuada desde las 15 horas hasta las 8 se realizarán en el PAC de Andosilla reforzada con médico y enfermera del PAC de San Adrián

Asimismo las analíticas citadas para este lunes, se reprogramarán para los siguientes días de la semana comprendida entre el 13 y el 17. En principio la reorganización no afecta al plan de vacunación ya que la Casa de la Juventud, lugar utilizado para la inoculación de dosis, permanece operativo.

Para información adicional se puede llamar a los teléfonos del consultorio de Andosilla 948674853 y consultorio de Azagra 948692489 ya que la centralita de San Adrián ha resultado dañada.

Para leer más