Premiado en Europa un proyecto de la empresa Josenea y la UPNA para reaprovechar los residuos orgánicos en Lumbier

Julio Muro e Inazio Irigoien, investigadores de la UPNA
UPNA
Publicado 26/11/2018 17:19:36CET

PAMPLONA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Red Europea de Desarrollo Rural ha elegido como ejemplo de buenas prácticas un proyecto innovador en Lumbier para la gestión y el reaprovechamiento de residuos orgánicos, desde su recogida y tratamiento de compostaje hasta la aplicación posterior del abono obtenido, que desarrolla la empresa de inserción laboral Josenea Bio, en colaboración con la Universidad Pública de Navarra (UPNA).

Este reconocimiento obedece no sólo a la reutilización circular de los residuos, que reduce los costes y minimiza la emisión de gases de efecto invernadero, sino también a la integración de políticas sociales, que contribuirán al desarrollo económico de la comarca de Sangüesa. El proyecto cuenta con una subvención europea de 197.962 euros y, en una primera fase piloto, se prevé que genere tres empleos, ha destacado la UPNA en un comunicado.

El proyecto, en el que también colaboran las consultoras Maestro Compostador y LUAR Ingurumena, contempla la creación de un sistema de recolección y transporte de residuos biológicos en Lumbier, la puesta en marcha de una miniinstalación de tratamiento biológico para dichos residuos en esa misma localidad navarra y una investigación sobre métodos para optimizar el proceso de captación de los residuos orgánicos y su tratamiento y asegurar después el uso del compost obtenido.

A su vez, se están impartiendo cursos de formación para capacitar a personas en el desarrollo de este modelo de gestión a nivel local, lo que implica crear una nueva categoría profesional: la de maestro compostador y la de gestor de residuos.

Esta iniciativa está pensada para la comarca de Sangüesa, donde Josenea Bio tiene su finca Bordablanca y cultiva, de forma ecológica, plantas aromáticas y medicinales para su uso posterior en infusiones, cosmética y fitoterapia, para lo que emplea a personas en riesgo de exclusión social y las prepara para su reinserción en el mercado laboral.

Para la puesta en marcha de este proyecto, Josenea cuenta como socio con la Universidad Pública de Navarra, que ya ha comenzado con la fase de investigación del proceso de compostaje y usos del compost. Las conclusiones que se obtengan de esta prueba piloto servirán después para exportar el modelo a otros ayuntamientos y comarcas de Navarra y a otras regiones de España, han informado desde la UPNA.

Por parte de la universidad, trabajan en este proyecto Inazio Irigoien y Julio Muro, profesores e investigadores del Departamento Agronomía, Biotecnología y Alimentación.

Irigoien ha remarcado que "en mayo de 2018, se aprobó el paquete legislativo de economía circular que obliga a la recogida o gestión 'in situ' de los restos orgánicos o biorresiduos que se generan en todos los domicilios de la Unión Europea". Por ello, con este proyecto piloto, "estamos desarrollando y optimizando un modelo de gestión, en el propio lugar, de restos orgánicos para conseguir que los beneficios derivados de la correcta gestión de los biorresiduos repercutan directamente y de una manera transparente en la misma población que los ha generado", ha resaltado.

"Esta es una herramienta muy potente para conseguir que las personas participen en la recogida separada de residuos y den el paso de no mezclar en sus casas los residuos orgánicos con los otros como el plásticos, el vidrio o el papel. También estamos aprovechando Lumbier como un escaparate para divulgar y enseñar este modelo descentralizado a personas de diferentes comunidades autónomas", ha añadido el investigador.

AHORRO ECONÓMICO Y PUESTOS DE TRABAJO

En este sentido, el director de la asociación laboral Josenea, Jesús Cía Asensio, ha resaltado que "nuestra inmensa experiencia en el cultivo ecológico de plantas medicinales y aromáticas nos permite afrontar este proyecto no sólo con garantías, sino también con ilusión".

Según ha expuesto, "el resultado no sólo va a ser un ahorro económico por la obtención de un compost clase A, el de máxima calidad, sin químicos ni metales pesados", sino que "lo más importante es que nos va a permitir impulsar un nuevo desarrollo económico en la comarca de Sangüesa y crear nuevos puestos de trabajo para las personas en riesgo de exclusión social que trabajan en Josenea".

La entidad que ha reconocido este proyecto, la Red Europea de Desarrollo Rural (REDR), funciona a modo de plataforma para intercambiar información sobre cómo la política, los programas, los proyectos y otras iniciativas de desarrollo rural trabajan en la práctica, y cómo se pueden estos mejorar para obtener más resultados. Fue creada en 2008 por la Comisión Europea.

Josenea es una asociación sociolaboral sin ánimo de lucro con sede en Lumbier. Su principal objetivo es fomentar la inserción en el mercado laboral de personas en riesgo de exclusión social. Para realizar esta labor, dispone de la empresa de inserción Josenea Bio y de la finca Bordablanca, donde cultiva, de forma orgánica y en un entorno autoabastecido energéticamente, ochenta variedades de plantas medicinales y donde se encuentra el Centro Armonizador Irati.

Bordablanca está abierto al público para visitas guiadas. Josenea está homologada por el CPAEN (Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de Navarra) desde 2003 y, desde su fundación hace dieciséis años, ha dado formación y trabajo a 135 personas, de las que el 73% han reconducido su vida laboral de forma estable y duradera (algunas de ellas, en la propia Josenea).