El salmón atlántico avanza en el Bidasoa y remonta el río hasta la presa de Txokoto en Elizondo

Publicado 23/11/2019 10:38:31CET

PAMPLONA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

De un total de 19 ejemplares de salmón atlántico radio-marcados, 11 han llegado a puntos del río Bidasoa situados aguas arriba de la presa de San Tiburcio en Santestaban, y tres de ellos han llegado en los últimos días a Elizondo, de los que dos han logrado rebasar la presa de Txokoto en el casco urbano de la localidad.

Este dato ha podido constatarse mediante el programa de radio-seguimiento que desarrolla el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, a través del personal de la empresa pública Gestión Ambiental de Navarra (GAN) y del Guarderío de Medio Ambiente, dentro del proyecto 'LIFE IREKIBAI'. En plena época de remonte y gracias a unas condiciones aptas de caudal, se pudo comprobar su presencia ya detectada el año pasado en la parte alta de la cuenca del río.

Según los técnicos, la estrategia de eliminación de obstáculos en el río ha permitido este avance, que no se constataba en este punto desde hace al menos 30 años, ha destacado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

El aumento de la superficie utilizada por el salmón fue detectado ya en 2018, cuando tres ejemplares (de 28 en total) llegaron aguas arriba de la gran presa de San Tiburcio y uno de ellos hasta la presa de Oharriz, en Irurita, a 5 kilómetros de Elizondo. Este año, la época de remonte ha confirmado los datos, invirtiendo la tendencia de las últimas décadas, en las que "la construcción de numerosos obstáculos en forma de presas y azudes en el tramo medio y bajo del Bidasoa para el aprovechamiento de la fuerza del agua motivó que los salmones no pudieran llegar a la parte alta de la cuenca como lo hacían antaño".

Este año, los caudales adecuados para la migración y la situación actual de la cuenca han permitido que un buen número de ejemplares llegue a la parte alta. "A pesar de este hecho excepcional, la presa de Oharriz sigue siendo un gran obstáculo para dicha migración, y varios ejemplares más están a pie de presa y todavía no han conseguido superarlo", ha apuntado el Ejecutivo foral.

El Gobierno de Navarra, junto con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, comenzó hace más de 15 años a trabajar para revertir la fragmentación del río Bidasoa, eliminando algunas presas en desuso y mejorando la permeabilidad de las que estaban en uso. Actualmente, el Gobierno de Navarra, a través de su empresa pública GAN, junto con la Diputación Foral de Gipuzkoa, participa en el proyecto 'LIFE IREKIBAI' 'Ríos abiertos: Mejorando la conectividad y los hábitats en los ríos compartidos por Navarra y Gipuzkoa', que ha permitido la eliminación en la cuenta del Bidasoa de presas como las de Endarlatsa, Bera o Ituren, a las que hay que sumar las derribadas por otras iniciativas en Arraioz y Elgorriaga.

"Todos estos esfuerzos realizados en la cuenca del Bidasoa han posibilitado una mejora lenta pero mantenida de la población del salmón, ya que en los últimos años 10 años se ha mantenido por encima de los 400 ejemplares", ha destacado el Ejecutivo navarro. A día de hoy son 409 los salmones que han remontado, cifra que podría aumentar, ya que no ha terminado la temporada. Además, los trabajos de permeabilización han permitido que un mayor número de salmones alcance la parte media y alta de la cuenca, con lo que podrán desovar en mejores frezaderos y condiciones más apropiadas para el desarrollo de los alevines.

Hasta hace pocos años, dada la gran cantidad de obstáculos que tenía que superar un ejemplar para llegar hasta la altura de Bertiz, el puente de Reparacea (Bertiz) era el lugar más alejado de la desembocadura donde unos pocos salmones llegaban de forma más o menos regular. Hay que señalar que, además del salmón, todas sus especies acompañantes como la trucha, reo, anguila, sábalo o lampreas, entre otras, se están beneficiando también de los trabajos de permebilización en el río.

EXPOSICIÓN SOBRE LA PROBLEMÁTICA DE LOS RÍOS CANTÁBRICOS

Precisamente sobre este tema, desde la pasada semana puede visitarse en la sede del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente (c/ González Tablas, 7. Pamplona) la exposición 'Oztoporik gabe, hobe! / ¡Que corra el agua!', sobre la problemática de los ríos cantábricos y, especialmente, sobre las consecuencias de su fragmentación para la vida silvestre en el Bidasoa. La muestra está instalada en la planta baja del edificio y se mantendrá hasta el próximo 15 de diciembre.

La muestra forma parte del trabajo divulgativo del proyecto europeo 'LIFE IREKIBAI', en el que participa el Gobierno de Navarra, y ha sido coordinada por la empresa pública Gestión Ambiental de Navarra GAN.

'Oztoporik gabe, hobe! / ¡Que corra el agua!', elaborada por Labrit Multimedia, consta de diez paneles de grandes dimensiones que recrean el fondo y el entorno del río Bidasoa y, con el salmón como protagonista, explica el problema y también las políticas de conservación de la biodiversidad que están adoptando las administraciones para la mejora nuestros ríos. Se detallan asimismo las medidas desarrolladas y los resultados logrados con el citado proyecto europeo 'LIFE IREKIBAI'.

Tras su paso por el Departamento, la exposición se instalará a partir del 16 de diciembre en el Parque Natural del Señorío de Bertiz (Oieregi). Ya el próximo año 2020, llegará en febrero a Geltoki (antigua estación de autobuses de Pamplona), y durante toda la próxima primavera está previsto que recorra distintos lugares y municipios de la zona cantábrica de Navarra. Concretamente, se podrá visitar en Elizondo, Sunbilla, Lesaka, Santestaban, Leitza, Etxalar y Bera.

A través de iniciativas como la producción de esta exposición, el proyecto europeo 'LIFE IREKIBAI' "fomenta la sensibilización y participación pública para mejorar el cuidado de los hábitats, de la flora y la fauna de nuestros ríos, con el esfuerzo conjunto de instituciones, organizaciones, empresas, comunidades y personas".

Contador