Sánchez llama a "no confiarse" en las elecciones generales porque "la derecha juega a la abstención"

429487.1.644.368.20190315204252
Vídeo de la noticia
Actualizado 15/03/2019 22:50:37 CET

Afirma que "vamos a gobernar hasta el último minuto" y critica los "obstáculos de la derecha" en la Mesa de Congreso

PAMPLONA, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha llamado a que "no nos confiemos" por las encuestas de cara a las próximas elecciones generales del 28 de abril y ha advertido que "la derecha juega a la abstención porque saben que si hay movilización el PSOE va a conseguir una gran representación parlamentaria".

Sánchez ha participado este viernes en un acto del partido que se ha celebrado en el pabellón Navarra Arena de Pamplona. Un acto en el que también han intervenido la candidata socialista al Gobierno de Navarra, María Chivite; los cabezas de lista por la Comunidad foral al Congreso y el Senado, Santos Cerdán y Toni Magdaleno; y la candidata al Ayuntamiento de Pamplona, Maite Esporrín.

Sánchez ha afirmado que en los comicios de abril "no son unas elecciones más" sino que "nos estamos jugando qué tipo de país queremos: una España en la que quepamos todos o solo los que se sacaron la foto en la plaza de Colón". Por este motivo, ha apelado a la "España de izquierdas" pero también "a la que no está afincada en la izquierda" porque "si quieren que España avance tienen que dar un paso adelante y confiar en el PSOE el 28 de abril".

En este sentido, ha destacado que el 28 de abril "tenemos que reivindicar el poder transformador de la política y dar la espalada a los que han reducido la política a la crispación y el insulto".

Pedro Sánchez ha afirmado que no entiende "por qué me han pedido elecciones después de la moción de censura" porque la propuesta de PP y Cs es "frenar el proyecto del PSOE". Al respecto, ha señalado que el 28 de abril "tenemos que movilizarnos para que España no frene, continúe avanzando y nadie quede atrás".

Pedro Sánchez ha advertido que "hay una pulsión reaccionaria muy fuerte para excluir" haciendo referencia al "cordón sanitario" que ha establecido Ciudadanos con el PSOE. "Está diciendo que tiene una forma de entender la democracia que es excluyente, solo me entiendo con quien piensa como yo cuando en realidad la democracia es acuerdo, entenderse con el diferente", ha remarcado.

"Ha sido un honor ser presidente del Gobierno, trabajo por serlo de nuevo después del 28 de abril", ha subrayado Pedro Sánchez que ha abogado por una España "unida" y ha recalcado que "ante aquellos que quieren negar la diversidad, el único partido que reconoce esa diversidad y que Navarra es foralista, es el PSOE".

Sánchez ha afirmado que "es un orgullo ser el secretario general del PSOE que cumple 140 años de historia al servicio de España". Así, ha remarcado que frente a quienes "dan lecciones de patriotismo, habrá que recordar que ser patriota no es gritar todo el día 'Viva España' sino trabajar por mejorar la vida de la gente" y ha recordado las diferentes medidas que ha impulsado su partido con 84 diputados a lo largo de los meses en los que ha sido presidente del Ejecutivo central.

"Imaginaos los avances sociales que podemos impulsar en este país si tenemos más escaños o una mayoría parlamentaria el próximo mes de abril para cambiar España", ha subrayado. "Podemos hacerlo pero hay que ganarlo bien, porque la derecha juega a la abstención y nosotros tenemos que ir a la movilización", ha insistido.

En cuanto a las medidas para crear empleo, ha afirmado que "la derecha quiere el progreso de unos pocos a costa de la mayoría y nosotros decimos que o progresamos todos o no progresa nadie". "Por eso andan enfadados porque llamamos al Consejo de Ministros los viernes sociales", ha asegurado.

"VAMOS A GOBERNAR HASTA EL ÚLTIMO MINUTO"

Pedro Sánchez ha destacado que "vamos a gobernar hasta el último minuto" y ha criticado los "obstáculos de la derecha" en la Mesa del Congreso, donde PP y Ciudadanos tienen mayoría. "Han usado el truco de la prórroga de enmiendas para paralizar la tramitación de 50 iniciativas hasta en 60 ocasiones" porque sabían, ha dicho, que estas iniciativas "iban a contar con la mayoría del Congreso".

Ante esta situación, ha resaltado que tenía dos alternativas: "no hacer nada o mediante real decreto ley aprobar las medidas que creo que son necesarias para el conjunto de este país". Por ello, ha recalcado que "vamos a gobernar hasta el último minuto de la legislatura".

Pedro Sánchez ha afirmado que las críticas de Cs y PP a los reales decretos de su gobierno "son debates instrumentales". Y ha asegurado que "el debate es si están o no de acuerdo en aumentar el permiso de paternidad y maternidad, en recuperar el subsidio al desempleo a os mayores de 52 años, en recuperar la cotización de los cuidadores no profesionales, en las medias que hemos impulsados para que los jóvenes se emancipen no con 30 años si no con 20 años, con elevar la prestación por hijo a cargo para luchar contra la pobreza infantil".

Por ello, ha pedido a estas formaciones que "piensen en los españoles beneficiarios de estas medidas sociales y dejen a un lado el sectarismo perpetuo".

Sánchez ha reprochado "los obstáculos de la derecha" debido a los cuales, ha lamentado, "no hemos podido derogar la reforma laboral, acabar con el copago farmacéutico, reconocer la eutanasia como una nuevo derecho del sistema de salud, poner en pie un plan de vivienda que pudiera reducir la edad de los jóvenes en la emancipación".

Sin embargo, ha incidido en que "en política ser testarudo tiene su virtud" y ha avanzado que, si vuelve a ser presidente tras las elecciones generales, "la primera medida que pondré en marcha serán unos presupuestos sociales después de siete años de injusticia del PP".

Frente a quienes le acusan de "utilizar las instituciones en beneficio propio", Sánchez se ha preguntado si "uno utiliza las instituciones cuando aprueba medidas sociales o cuando las utiliza para obstruir las investigaciones judiciales en casos de corrupción". Al respecto, ha remarcado que "la corrupción sigue: ahí está Zaplana y la operación Kitchen".

"Lo que le molesta a la derecha es que estamos demostrando con hechos que otra España es posible", ha aseverado el secretario general del PSOE que ha llamado a "reafirmar con votos esa convicción" en las elecciones del 28 de abril.

ESCUCHAR EL "CLAMOR DE LA CALLE" EL 8M Y EL 15M

Asimismo, Sánchez ha afirmado que el PSOE es "un partido que escucha el clamor de la calle" haciendo alusión a las movilizaciones feministas del pasado 8 de marzo así como a las manifestaciones de este viernes, 15 de marzo, para reclamar la lucha contra el cambio climático.

Sobre esta última movilización, Sánchez ha destacado que "este gobierno se va a hacer cargo de su legítima demanda de tener un planeta sostenible". "Queremos una España ecologista" y "comprometida con el medio ambiente", ha remarcado Sánchez que ha asegurado que "en nueve meses hemos hecho algo que en siete años no ha hecho el PP, que es crear una Ley integral de Cambio Climático"

Por otro lado, ha destacado que "el feminismo no es patrimonio de ningunas siglas" pero ha asegurado que, tras el 8M, "el antifeminismo sí tiene siglas en este sistema política". Por ello, ha indicado que las mujeres feministas "solo tienen un partido político en el que confiar que es el PSOE".

Sánchez se ha referido a "la derecha con tres siglas" cuyo "único proyecto es la involución" y ha criticado que estas formaciones hayan pasado "a hablar de violencia intrafamiliar y no violencia de género". Ha recordado que en 2004 el PSOE impulsó la Ley integral de violencia de género porque "el dolor de una mujer es el dolor de la sociedad" y ha dicho al presidente del PP, Pablo Casado, que "no es violencia intrafamiliar o doméstica, es violencia de género".

Contador