Sociedades científicas de Atención Primaria piden vacunar a toda la población a partir de los 65 años contra la neumonía

Representantes de las Sociedades cientficas en la mesa informativa
EUROPA PRESS
Publicado 12/11/2018 13:15:15CET

PAMPLONA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Navarra de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Sociedad Navarra de Médicos de Atención Primaria (Semergen) han reclamado este lunes a la Administración que financie la vacunación a todas las personas con 65 años contra la neumonía con la vacuna conjugada, que solo necesita una dosis.

Las sociedades científicas han realizado esta reivindicación con motivo de la celebración este lunes del Día Mundial contra la Neumonía, en el que han instalado una mesa en la plaza del Castillo de Pamplona, junto a la Asociación Navarra de Pediatría (ANPE), para informar a la ciudadanía sobre la enfermedad y su profilaxis.

En representación de las organizaciones, el doctor Manuel Mozota, presidente de SEMG-Navarra, ha llamado la atención sobre "el problema que supone la neumonía para la población", teniendo en cuenta que se registran casi 10.000 hospitalizaciones por esta enfermedad al año en España y que la incidencia en mayores de 65 años es de más de 1.400 casos por 100.000 habitantes.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, desde el año 2014 hasta el 2016, que se hizo la última encuesta, los casos de neumonía han subido un 20% y la mortalidad por enfermedad neumológica es la décima causa de fallecimiento.

Mozota ha remarcado que otras comunidades autónomas, como Madrid, Castilla y León, Asturias, Galicia y La Rioja, "tienen un calendario vacunal adecuado a esta importante enfermedad" y ha reivindicado que Navarra "debería seguir su ejemplo". En este sentido, ha apostado por un calendario vacunal para adultos y ha pedido sustituir la vacuna polisacárida, que no produce memoria inmunológica, por la conjugada, que sí la produce.

"Con la polisacárida habría que vacunar cada cinco años, mientras que con la conjugada con una vez que se vacune es suficiente", ha detallado el doctor, quien ha explicado que se trata de la misma vacuna que se utiliza para los niños, por lo que es "segura y tenemos experiencia".

Ha reivindicado así que se vacune a los 65 años a todas las personas, un momento en el que "todavía no está la inmunosenescencia, es decir, que el sistema inmunológico se deteriora". Y ha pedido que sea con la vacuna conjugada, que "sólo es una vez en la vida y que no hay vacunar durante cinco años".

En opinión del especialista, el coste económico de esta reivindicación sería "perfectamente asumible" por parte de la Administración y ha remarcado que "no es lo mismo comprar una vacuna que cuesta 75 euros que comprar muchas vacunas con un coste más barato".

"El coste sería totalmente asumible como lo ha asumido La Rioja. Nosotros tenemos más renta per cápita que La Rioja y ellos la han introducido y nosotros no. Hay que saber dónde invertir", ha sostenido.

El presidente de SEMG-Navarra ha explicado que en la actualidad el Servicio Navarro de Salud en pacientes con lupus o que toman tratamiento inmunosupresor sí financia la vacuna conjugada, pero ha afirmado que no entienden que por ejemplo los EPOC o los diabéticos "no entran en este grupo de riesgo".

Por ello, ha señalado que "una medida intermedia" que también se podría pedir a la Administración es que "por lo menos esos grupos de riesgo sean incorporados al grupo que ya vacuna el Servicio Navarro de Salud".

Por su parte, Luis Mendo, secretario de Semergen-Navarra, ha advertido del riesgo de la neumonía, que "no sólo repercute en el enfermo, sino también en la familia", ya que "es una enfermedad importante que necesita apoyo para el cuidado". Ha subrayado, además, "el coste del ingreso por neumonía, que está en unos 2.400 euros" y ha defendido que "la vacunación es mucho más económica que luego lo que puede pasar con un ingreso y todo lo que supone para la pérdida de calidad de vida".

"Los que han padecido una neumonía saben perfectamente lo que supone", ha destacado Mendo, quien ha detallado que en el cuadro de neumonía "aparece tos, expectoración, fiebre alta, algún dolor en el tórax y falta de aire".